Pescanova se pasa a la alta cocina japonesa para salir de la crisis
  1. Empresas
DEL RODABALLO AL SUSHI

Pescanova se pasa a la alta cocina japonesa para salir de la crisis

Pescanova continúa con su actividad, ajena a su situación concursal y judicial, y ha ampliado su negocio con la introducción en la cocina japonesa

Foto: Factoría de pescanova en la ría de Vigo
Factoría de pescanova en la ría de Vigo

Pescanova continúa con su actividad, ajena a su situación concursal y judicial, y ha ampliado su negocio con la introducción en la alta cocina japonesa de la mano de la cadena de restaurantes Kabuki, según ha informado este martes en fuentes de la firma pesquera.

El lanzamiento de estos nuevos productos junto al grupo Kabuki, que posee tres estrellas Michelín en sus establecimientos de Madrid y Tenerife, responde al nuevo impulso comercial con que la compañía encara su nueva etapa, pendiente de conocer el plan de viabilidad que elabora la consultora PwC y de llegar a un acuerdo con la banca para reestructurar su deuda.

En concreto, como resultado de la colaboración entre Pescanova y la división de refrigerados para 'catering' del grupo Kabuki, próximamente aparecerá en el mercado español la nueva gama de productos de comida preparada japonesa que la multinacional pesquera gallega presentó recientemente en Conxemar, la Feria Internacional de Productos Congelados del Mar de Vigo.

Se trata de un abanico de diversas propuestas de comida tipo 'sushi' que se comercializarán bajo la enseña 'Pescanova by Kabuki'. De los tres productos presentados, el 'Kurumi Sushi' va dirigido al consumo individual y los otros dos, denominados 'Suisen Sushi' y 'Yanagi Sushi', corresponden a surtidos de diferentes piezas de Maki y Nigiri."Con su nueva gama la marca gallega se sitúa en vanguardia de la comida preparada oriental y responde a la creciente demanda de productos alimentarios de este lejano país que se viene constatando en los modernos hábitos de consumo, principalmente en las grandes ciudades", ha destacado la firma.

Facturas infladas

Pescanovainfló hasta en un 1.264 % los precios de los productos del mar que vendía a las 14 empresas instrumentales con las que operaba a través de facturas falsas, operaciones todas ellas que llevaban el código "RCM" (Red 060 Comercial Mayor) y que no suponía una transacción real de mercancía, según lodesvelauninformede KPMG. Los precios a los que se consignan estas ventas ficticias, puesto que no se produce ningún movimiento de mercancía, son sensiblemente superiores a los que se realizan a los clientes reales que llevan asignados otros códigos.

Las operaciones analizadas por la auditora KPMG se refieren a las transacciones de 2012 en las que se aprecia cómoPescanovavende a estas sociedades productos como "filetes de merluza 4/6 bombon 5k" a un precio medio unitario de 42,34 euros, mientras que a los clientes reales lo hace a 3,10 euros, lo que arroja una diferencia del 1.264,68%.

La lista es larga: ocurre lo mismo con el "calamar patagónico número 3", que lo vende a las sociedades instrumentales a 28,45 euros, mientras que a las reales los hace a 4,27 euros (una diferencia del 565,57%); o los casos de gambón argenova número 2 (vendido a las instrumentales a un 438,67% más caro); colas de langostino banana (+384,05%); o chorizo merluza (+406%).

La auditora refleja el caso de dos sociedades -Buena Pesca 97 y Pescatrade- que hacen las dos operaciones; las reales, a precios idénticos a los de los clientes reales; y las ficticias, a precios sensiblemente más elevados.KPMG refleja en su informe cómo Buena Pesca 97 compra aPescanova"filete de merluza sin piel F-3 Afri.CO" a 3,84 euros la unidad y, en otra factura bajo el código RCM (Central Mayor), adquiere a 70 euros el mismo producto.

Según KPMG, los precios medios unitarios de estos productos vendidos a las 14 sociedades instrumentales con las que operabaPescanovason "ostensiblemente superiores a los precios a los que son vendidos al resto de clientes".El motivo de esta operativa radica en quePescanovaha utilizado facturas falsas como fórmula para financiarse, por lo que cuanto más altas fueran éstas, más dinero obtenía, explica a Efeagro una fuente jurídica.

Según el informe forense de KPMG, entre el 77 y el 80% de la facturación de la sociedadPescanovade los años 2011 y 2012, respectivamente, era ficticia.Las sociedades instrumentales con las que operabaPescanovaen éstas y otras operaciones de facturas falsas son Efialtes, El Gran Sol de Altura, Pescados Jorfras, Templeton Fish, Ventres Fish, Sieg Vigo, Pescaeje Sur, Pescagalicia Noroeste, Pontepesca, Mar de Arenco, Caladeros del Norte, Intermega Pesca, World Frost y Seafrizen, según el informe de KPMG.

Deuda Pescanova