carmona habló con ella sin avisar a la gestora

Aguirre quema su última bala antes de pasar a la oposición y ceder Madrid a Cifuentes

La presidenta del PP de Madrid se aferra a su cargo y pide al PSOE y a Ciudadanos un gran pacto que frene la candidatura de Manuela Carmena. La figura de la exdelegada se hace fuerte tras el 24-M

Foto: Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid. (EFE)
Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid. (EFE)

Los malos resultados electorales de este domingo para el PP de Madrid ya están produciendo los primeros efectos internos en la organización. Mientras que Esperanza Aguirre quema su última bala ofreciendo un pacto a PSOE y Ciudadanos para evitar como sea que Manuela Carmena gobierne, Cristina Cifuentes parte como favorita para presidir la Comunidad de Madrid, siempre y cuando llegue a un acuerdo con el partido de Albert Rivera. Los 5.000 votos de diferencia que la exdelegada del Gobierno ha sacado a la presidenta del PP regional en Madrid capital podrían servir de aval para dejar a la actual lideresa sin la presidencia del partido. “Si yo soy el problema, no hay problema”, aseguró ayer Aguirre ante una sala de prensa abarrotada de periodistas que insistían en que si no creía que había llegado el momento de presentar la dimisión. Un punto que, de momento, no se plantea.

Tras la victoria electoral de este domingo, Cifuentes es la favorita para hacerse con el control del partido. Marianista convencida, con la exdelegada del Gobierno en la presidencia, el PP madrileño dejaría de ser uno de los mayores dolores de cabeza del presidente del Gobierno. En el PP regional creen que a Aguirre le ha erosionado su campaña, en la que se empeñó en relacionar con ETA a su rival más fuerte, Carmena, a quien atacó por todos los lados posibles. También tuvo malos gestos con los de su propio partido. A Ana Botella la dejó plantada el día de San Isidro y a la propia Cifuentes, su compañera de cartel, tampoco le hizo ningún guiño. De hecho, la candidata a la Presidencia de la Comunidad no apareció durante gran parte de la campaña electoral en la web del Partido Popular de Madrid, abarrotado de los actos de campaña de Aguirre.

Aguirre sitúa a Carmena "fuera de quienes defienden inequívocamente el orden constitucional"

Vídeo: Aguirre afirma que Carmena no defiende "el orden constitucional"

 

Desde el 24 de mayo, Aguirre y Cifuentes no han cruzado palabra. La presidenta del PP de Madrid gasta todas sus energías en no ceder la Alcaldía a la candidata de Ahora Madrid, y el tiempo corre en su contra. Durante la mañana de este martes se reunió con el líder del PSOE, Antonio Miguel Carmona, que enfadó a los líderes del PSM por no haber anunciado previamente el encuentro con la popular. El presidente de la gestora que dirige el PSM desde que Pedro Sánchez echó a Tomás Gómez es Rafael Simancas, el socialista que no pudo gobernar la Comunidad de Madrid a favor de Esperanza Aguirre porque dos de sus diputados no acudieron a votar en la sesión de investidura.

Las heridas del tamayazo todavía duelen –y mucho– a Simancas, que ve ahora la oportunidad de devolver a Aguirre aquella jugada gracias a la cual consiguió ser presidenta. No obstante, nadie pone la mano en el fuego por que la popular convenza a algún concejal socialista para conseguir su propósito, un escenario que acabaría por hundir aún más al Partido Socialista madrileño.

Irse, a las buenas o a las malas

Mientras PSOE y PP se enzarzan en quién debe apoyar a quién para salvar España de los partidos emergentes, Begoña Villacís todavía no ha entablado conversaciones con ninguna fuerza política con representación en el Ayuntamiento de Madrid. En la mañana de este miércoles está previsto que la número uno del partido de Rivera en la capital se vea con Aguirre, que va a ofrecerle también ser alcaldesa con su apoyo. Para que esta opción prosperara, Ciudadanos necesitaría también el respaldo de un concejal del PSOE o de Ahora Madrid, ya que PP y Ciudadanos no llegan a la ansiada mayoría absoluta.

Carmona insiste en su "no rotundo" a la propuesta de Aguirre para frenar a Carmena

Vídeo: Carmona insiste en su "no rotundo" a la propuesta de Aguirre

 

Hasta el 13 de junio, el día que se constituirá el nuevo Ejecutivo del Ayuntamiento de Madrid, Aguirre tiene tiempo para intentar consumar su plan: todos contra Ahora Madrid para salvar la capital de Podemos. Si finalmente los socialistas ceden ante Carmena, la presidenta del PP regional se ha comprometido a quedarse cuatro años en el sillón de la oposición. Una promesa que no se cree nadie en su partido y que la colocará en una posición de absoluta debilidad interna. La exlideresa recuerda que el único pacto al que se comprometió con Rajoy es a abandonar la cúpula del partido si es alcaldesa. Sin embargo, no contaba con esta debacle en Madrid. Si Cifuentes se corona presidenta y Aguirre se queda como líder de la oposición, el partido la obligará a irse. "Por las buenas o por las malas", advierten.    

Elecciones Municipales y Autonómicas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios