pp (25,7%); PU (24,6%); psoe (24,5%) y Cs (21,3%)

Mijas, el gran municipio del empate total "a cuatro"... y los pactos imposibles

El 96% de la población del pueblo malagueño, de 84.000 habitantes, y con más extranjeros de la Costa del Sol, opta por las opciones políticas de referencia

Foto: Unos turistas pasean en un burro-taxi en Mijas. (EFE)
Unos turistas pasean en un burro-taxi en Mijas. (EFE)

Mijas es el municipio de España donde los grandes partidos triunfan. Y, además, con el resultado más igualado. En las pasadas elecciones generales del 20-D, el PP cosechó 6.931 votos (25,77%); Podemos más Izquierda Unida, 6.632 votos (5.326+1.306 votos = 24,66%); PSOE, 6.597 votos (24,53%), y Ciudadanos, 5.725 votos (21,29%). En total, más del 96% se han decantado por las opciones políticas de referencia.

Con 85.000 habitantes (hace 30 años apenas tenían 55.000), es el tercero con más población de la provincia de Málaga y el que cuenta con más extranjeros en la Costa del Sol: hay empadronados de 125 nacionalidades. Cuenta con tres áreas bien diferenciadas, la zona de Las Lagunas, de aluvión, con 50.000 habitantes, de clase media-media baja; la zona de Mijas Pueblo, conocido por sus burros-taxi, ahora tristes, y pintorescas casas blancas que tanto enamoran a turistas japoneses e incluso a Robert Redford que durante su primera juventud fue un pintor bohemio en sus calles, y La Cala de Mijas, una zona residencial, junto a la playa, el refugio de descanso de José Luis Sampedro, un lugar de hermosos atardeceres junto al Faro de Calaburras.

¿Quiénes han aportado un factor diferencial al ‘modus vivendi’ de Mijas? Sin duda la población extranjera. En la década de los noventa hubo un candidato a la Alcaldía por el PP. Nunca volvió a repetir otro aspirante a alcalde. Sólo en Mijas hay 10.000 británicos, muy preocupados ahora por el resultado del Brexit. Algunos incluso están pidiendo información para nacionalizarse españoles en el caso de que Reino Unido abandone la Unión Europea.

Foto: Agustín Rivera.
Foto: Agustín Rivera.

Viven en urbanizaciones, en chalés o en apartamentos, sobre todo en Riviera del Sol y en Calahonda, ya limítrofe con Marbella. Los ajustes de cuentas entre bandas, con el beneficio del anonimato, han proliferado en los últimos años. “Hay un tipo de población no sólo la extranjera, muy desarraigada, que no se sienten de Mijas y participan en las nacionales y no en las locales”, señala Ángel Nozal, del PP, alcalde entre 2011 y 2015.

En el sector 31, en la zona de Las Lagunas, vive ahora población que procede de Fuengirola (uno de los términos municipales más pequeños de España) o de Coín o Alhaurín El Grande, en la comarca del Valle del Guadalhorce. En esta zona, de tradicional votante socialista, ha subido mucho el voto de izquierdas. Todas las encuestas dan un aumento de los apoyos para Podemos. Las Lagunas, por su población, es la zona mimada por los partidos.

La “deslealtad” del pacto PP-C’s

Nozal ha elaborado un tipo de campaña muy local, como si fueran municipales. “Yo quiero que me voten a mí por lo que lo representa el PP y no tanto Rajoy. El partido debe estar por encima de la personalidades. No se ha sabido ‘vender’ lo que se ha hecho hasta ultimísima hora. Rajoy ha aparecido como un ser humano y no como un tecnócrata escondido detrás de su barba”, apunta el exprimer edil, que dio su apoyo de Gobierno a Ciudadanos. Desavenencias personales entre Nozal y el alcalde Juan Carlos Maldonado precipitaron la salida del equipo de Gobierno del equipo del PP. “Hubo deslealtad y no pudimos mantener el pacto como estaba”, subraya Maldonado.

Foto: A.R.
Foto: A.R.

Mijas fue una de las ‘niñas mimadas’ del PSOE en la provincia. Su primer alcalde tras la llegada de la Democracia (Antonio Maldonado) llegó a ser presidente de la Diputación y del influyente Patronato de Turismo de la Costa del Sol. También impulsó el Hipódromo de la Costa del Sol. Su sucesor, Agustín Moreno, dimitió en 2007 tras conocerse que era el alcalde mejor pagado de España: ganaba 126.000 euros anuales. En 2004, el entonces alcalde mijeño diseñó ‘ad hoc’ unas oposiciones para que cuando dejara la Alcaldía tuviera su plaza de médico funcionario. Moreno encajaba a la perfección en el perfil que él mismo había diseñado. El presidente del Tribunal fue su propio concejal de personal. Antonio Sánchez Pacheco, del PSOE, asumió el poder hasta la llegada de Nozal en 2011.

“En el ámbito local influyen mucho las personas y los equipos que se presentan. Ahora no tenemos mayoría absoluta en el Ayuntamiento y estamos dándole espacio a todos los partidos en los concejos de administración”, remarca Maldonado, ex militante socialista, que valora la actitud de Costa del Sol Sí se puede, la franquicia de Podemos en la Costa del Sol Occidental, que ha arrebatado a Alternativa Mijeña, el partido local, los apoyos con los que contaba antes esta opción política que defiende valores autóctonos del municipio.

“El PP quiere convertir estas elecciones en un plebiscito, como si fuera un referéndum. Y eso es un error. Los mijeños son muy conscientes que no se trata de unas elecciones locales”. ¿Se votará en clave local? Todo indica a que en parte sí. El Ayuntamiento cuenta con un presupuesto de 97 millones de euros, tiene 850 funcionarios y la deuda, según el alcalde, será “cero”. “Nos hemos encontrado con una deuda de 30 millones de euros”. Nozal, que vaticina que el PSOE entrará en el Gobierno de Ciudadanos tras las generales, desmiente que exista esa deuda: “Yo me encontré con 80 millones de déficit y pagué todas las trampas”.

Una situación política convulsa

Vicente Sánchez, de 43 años y residente en Mijas desde hace 15 años, es asesor fiscal especializado en residentes extranjeros. “La situación política aquí es convulsa. El Gobierno se ha roto y no sé cómo lo van a gestionar”, subraya. “Aquí tienes zonas muy distintas. Los extranjeros aportan mucha riqueza al municipio”, relata.

Foto: A. Rivera.
Foto: A. Rivera.

Juan tiene 68 años y es un funcionario jubilado. Ha bajado a la playa porque ha venido su nieto a pasar la tarde. Lleva en la mano varias sillas y cubos infantiles para hacer juegos de arena. Lleva cuatro años viviendo en La Cala de Mijas. “Aquí hay más calidad de vida que en la capital”. “Políticamente lo veo todo muy parecido a España: un lío. No se sabe quién gobierna”, argumenta. “Es verdad que los extranjeros influyen, como en muchas zonas turísticas. Veremos a ver qué ocurre con el Brexit: los españoles no nos estamos implicando mucho”. Su voto será “a la izquierda, pero no tan a la izquierda…”.

Foto: A. Rivera.
Foto: A. Rivera.

El chiringuito Trópico está repleto de turistas a las 20 horas. Aún queda más de hora y media de sol y nadie se quiere perder el atardecer de La Calas de Mijas.

- ¡La cuenta de la uno!-, grita el camarero.

Pedro nació en 1964 y desde 1995 regenta Trópico. “Al turista no le interesa nada la política. Esta es una zona residencial y aquí tenemos todos los años gente nueva, muchas familias. Hay mucha multipropiedad por semanas y abundan los británicos y holandeses”. Él está contento con la senda litoral, utilizada para andar, correr y montar en bicicleta en los 7,8 kilómetros de costa del municipio. “El PSOE estaba más preocupado del pueblo que de la Costa”, señala Pedro. Alguien pide un Tequila sunrise. La tarde languidece esperando el domingo y si se repetirá el triunfo de los grandes partidos.

Elecciones Generales

El redactor recomienda