EMPIEZA EL DUELO ANTE LAS GENERALES

Sánchez se presenta como solución para Cataluña y Rajoy le ataca por su equidistancia

El pleno de control al Gobierno ha servido para que Rajoy y Sánchez se enfrentasen de cara a las elecciones generales previstas para finales de año

Foto: Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. (Reuters)

Dos días después de fracasar en las elecciones catalanas, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han empezado en el Congreso su particular duelo para los comicios generales de diciembre. El aspirante del PSOE, con el PSC en mínimos históricos en Cataluña, se ha presentado como la solución para terminar con el desafío independentista. El presidente del Gobierno, con los peores resultados del PP en autonómicas desde 1992, ha recordado los pactos de los socialistas con los independentistas en localidades catalanas y “la equidistancia” de Sánchez.

El pleno de control al Gobierno, último o penúltimo de la legislatura visto el calendario del Congreso, sirvió para que el jefe del Ejecutivo y el jefe del principal partido de la oposición se enzarzaran a cuenta de sus posiciones ante el reto secesionista.

Sánchez trató de “incapaz” e “inmovilista” a Rajoy por no haber encauzado el problema, “por no hacer nada”. En su línea de dar por hecho que será el próximo inquilino de La Moncloa se presentó como solución personal. “Me comprometo a recuperar la unidad de Cataluña”, soltó solemne antes de argumentar que con su idea de la reforma constitucional reconducirá el desafío independentista.

Rajoy replicó al dirigente socialista con la acusación de haber jugado a la equidistancia entre la defensa de la unidad de España y la apuesta por la secesión del bloque nacionalista. Los diputados del Grupo Popular interrumpieron con aplausos la intervención de su jefe. Casi no se le podía escuchar cuando recordó a la Cámara que el PSC ha llegado en sus pactos municipales contra el PP en Cataluña a apoyar incluso a candidatos independentistas de todo signo incluidos los de la CUP (como en Badalona) con tal de que no hubiera alcaldes populares.

Según, el presidente del Gobierno esos pactos con los independentistas en Cataluña van en contra de las convicciones de Sánchez, “si es que las tiene”, y que luego proclama mientras el PSC va por su lado.

Rajoy volvió a retar al secretario general del PSOE Sánchez a que explique en qué consiste su oferta de reforma de la Constitución que presenta como solución para todo pero sigue sin detallar en nada. “Vamos a pensar que no es más que un eslogan hasta que diga qué es lo que quiere reformar”, remachó. Terminado el turno de palabra del jefe del Ejecutivo, los diputados del PP siguieron aplaudiendo durante varios minutos.

Antes, Rajoy había aprovechado una pregunta del diputado de Unió, Josep Sánchez Llibre, sobre las elecciones catalanas para pedir que se forme gobierno cuando antes en la Generalitat y que el nuevo ejecutivo se aplique a recuperar la normalidad, acabar con la división y ocuparse de los problemas reales.
El presidente del PP también recalcó que la mayoría de los catalanes ha rechazado el proyecto independentista que les propuso Artur Mas y Oriol Junqueras y que él nunca negociará sobre la unidad de España y la soberanía de los españoles como pretenden los separatistas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios