Es noticia
Menú
La FIFA planea un 'golpe' de 10.000 millones al que se opone la industria del deporte
  1. Economía
EL MUNDIAL SERÍA CADA DOS AÑOS

La FIFA planea un 'golpe' de 10.000 millones al que se opone la industria del deporte

El máximo organismo del fútbol quiere un mundial de selecciones bienal y que el Mundial de Clubes se amplíe, ideas a las que se oponen ligas, clubes, futbolistas e, incluso, el COI

Foto: Foto: LaLiga.
Foto: LaLiga.

La industria del deporte está experimentando cambios importantes en los últimos tiempos y los diferentes actores buscan mantener su relevancia e, incluso, ganar influencia. En el caso de la FIFA, la propuesta pasa por ampliar el Mundial de Clubes a 24 equipos —jugándose en enero y con más frecuencia— e incrementar el número de ediciones del Campeonato del Mundo de selecciones, que pasaría a celebrarse cada dos años. Una idea que trastoca por completo la estructura del fútbol, en términos de calendario, ediciones de torneos y política de liberación de jugadores, y que tendría un fuerte coste para la industria del fútbol: más de 10.000 millones de euros por temporada, según un estudio de KPMG y Delta Partners para World Leagues Forum, agrupación que representa casi a 1.100 clubes de 42 ligas.

Por otra parte, el proyecto del actual presidente de la organización, Gianni Infantino, no cuenta con el apoyo de los aficionados. Según una encuesta encargada por la propia FIFA a las entidades independientes IRIS y YouGov, la opción preferida por los fans en cualquier franja de edad es la del Campeonato del Mundo cada cuatro años, con una aceptación de entre el 37% de los más jóvenes y el 58% de los mayores de 55 años. La posición a favor de mantener la actual periodicidad es aún mayor en Europa, donde el 54% de los aficionados prefieren el torneo de selecciones cada cuatro años, por solo el 26% que lo prefiere bienal.

"Los aficionados no desean un mundial cada dos años porque destruiría el valor del fútbol en todos los niveles"

“Los aficionados no lo desean y destruiría el valor del fútbol en todos los niveles. Además, no se puede tomar ninguna decisión sobre el calendario de partidos sin el acuerdo de las ligas, sus clubes miembros y los jugadores que sientan las bases del fútbol”, aseveró hace unos días Enrique Bonilla, presidente de World League Forums, ente que agrupa a 42 ligas nacionales de todo el mundo, incluidas LaLiga, la Premier League o la Bundesliga.

El estudio de KPMG y Delta Partners revela que el golpe económico se extendería a las 40 principales ligas domésticas del planeta y también afectaría a los torneos continentales de clubes de la UEFA, como la Champions League, la Europa League o la Europa Conference League. De ahí la oposición de los grandes organismos de la principal región en generación de negocio para el fútbol global, un rechazo que no ha impedido a Infantino seguir trabajando en su plan con el apoyo de Arabia Saudí. La federación asiática fue quien, el pasado mayo, levantó la liebre sobre los planes del regulador, proponiendo ante el congreso de la FIFA que esta explore la posibilidad de organizar mundiales bienales.

placeholder Foto: Unplash.
Foto: Unplash.

El sindicato internacional de futbolistas, en contra

Pese a haberse rodeado de jugadores históricos para buscar respaldos mediáticos, lo cierto es que los futbolistas del momento tampoco parecen estar a favor de este cambio, según FIFPro, Federación Internacional de Futbolistas Profesionales. El problema para los futbolistas es doble: mientras que a un 5% se le cargarían aún más las piernas de partidos oficiales y amistosos, al 95% que no compite con su selección se le obligará a parar en seco durante más de un mes con las competiciones oficiales ya iniciadas, con el impacto que eso tiene en cuanto a rendimiento, concentración y prevención de lesiones. Un daño mucho mayor al ya de por sí grave de cortar en seco la temporada deportiva a una competición y sus socios audiovisuales.

La razón no es otra que la introducción de un mundial cada dos años y ampliar el torneo de clubes, además de la reorganización por completo de los periodos de liberación de los jugadores con sus selecciones. Con estas medidas, la FIFA trastocaría por completo el calendario competitivo de toda la industria. Su plan supone que todos los veranos queden bloqueados para torneos de selecciones, mundiales o continentales, con competición en el mes de junio y descanso obligatorio para los jugadores en julio. Además, con las ligas nacionales ya iniciadas, se impondría un parón de 28 días en octubre o, como alternativa, un bloque de cuatro partidos de selecciones en octubre y otro en marzo, o seis partidos en octubre, dos más en marzo y otros dos en junio.

placeholder Foto: LaLiga.
Foto: LaLiga.

“Los nuevos formatos están amenazando el tejido de nuestra industria nacional y abruman un calendario que ya está abarrotado y requiere salvaguardas de la carga de trabajo. La pregunta aquí no es si necesitamos innovación o no, por supuesto que la necesitamos, sino por qué todos estos planes surgieron sin la necesaria evaluación y participación de jugadores y ligas en primer lugar”, ha defendido David Aganzo, presidente de FIFPro.

El informe encargado a KPMG y Delta Partners sostiene que esa pérdida anual de 10.000 millones de euros para toda la industria podría ser mayor si se tienen en cuenta otros factores indirectos, como la saturación del fan por el alto número de partidos, el mayor riesgo de lesiones de los grandes jugadores o la pérdida de interés de estos en las competiciones nacionales, así como la revolución del calendario, trasladando partidos del fin de semana a entre semana, con el consecuente menor valor que tiene esa franja para las televisiones.

"Uno de los grandes ‘drivers’ del negocio deportivo audiovisual es la duración de los campeonatos a lo largo de 10 meses"

Los planes de la FIFA exigen que, para cuadrar todas las fechas, las ligas nacionales vean reducido su tamaño de 20 a 18 equipos para que los calendarios domésticos concluyan en mayo, algo difícil cuando se trata de 38 jornadas. Eso tiene, según indica el informe, un impacto directo en las economías locales, porque reducir el número de jornadas y partidos reduce automáticamente el valor de los derechos de televisión y frena las economías de los clubes, con la consecuente caída de la recaudación fiscal de la Administración y el menor negocio para sectores tractores del fútbol, como son el turismo, la restauración, el ‘retail’ o los medios de comunicación.

En España, un estudio de PwC indica que cada euro de facturación de LaLiga genera otros 4,2 euros en la economía. De hecho, desde el punto de vista de Javier Morente, director de Relaciones con asociaciones internacionales de LaLiga, "uno de los grandes ‘drivers’ del negocio audiovisual en la industria del deporte es la duración de los campeonatos a lo largo de 10 meses, con breves pausas para las selecciones; el cambio que se propone, con grandes interrupciones, rompe la regularidad de las ligas y la opción de crear un ‘storytelling’ continuado y, en consecuencia, devalúa enormemente el producto", ha subrayado.

Todos estos cambios no solo son supervisados por el fútbol masculino, sino que el propio femenino y muchos otros deportes monitorizan la situación con atención. Monopolizar los fines de semana o la existencia de más fechas con fútbol de élite tan solo puede provocar una reducción de la exposición de disciplinas menos mediáticas. En opinión del Comité Olímpico Internacional (COI), los nuevos formatos de la FIFA “minarían la diversidad y el desarrollo de cualquier deporte que no sea el fútbol”, todo ello sin olvidar que “tener más eventos solo de hombres hace más difícil la promoción del deporte femenino”. Precisamente, donde más esfuerzos debería hacer el organismo.

La industria del deporte está experimentando cambios importantes en los últimos tiempos y los diferentes actores buscan mantener su relevancia e, incluso, ganar influencia. En el caso de la FIFA, la propuesta pasa por ampliar el Mundial de Clubes a 24 equipos —jugándose en enero y con más frecuencia— e incrementar el número de ediciones del Campeonato del Mundo de selecciones, que pasaría a celebrarse cada dos años. Una idea que trastoca por completo la estructura del fútbol, en términos de calendario, ediciones de torneos y política de liberación de jugadores, y que tendría un fuerte coste para la industria del fútbol: más de 10.000 millones de euros por temporada, según un estudio de KPMG y Delta Partners para World Leagues Forum, agrupación que representa casi a 1.100 clubes de 42 ligas.

Cotizalia Sports ECBrands