Es noticia
Menú
Los planes de Extremadura para reactivar la economía en la normalidad poscovid
  1. Economía
creación de un nuevo modelo económico

Los planes de Extremadura para reactivar la economía en la normalidad poscovid

La transición ecológica y la digitalización serán los dos pilares básicos en los que se asentarán los planes de la región, que contarán con financiación europea

Foto:

La pandemia del covid-19 ha provocado un impacto negativo a nivel mundial que ha desembocado en una crisis sin precedentes. Una contracción económica con consecuencias sociales que requiere de medidas urgentes para paliar esos efectos y minimizar sus secuelas. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, presentado por el Gobierno en octubre, servirá para guiar la ejecución de casi 72.000 millones de euros en los próximos tres años procedentes de Next Generation EU, el programa de la Unión Europea que pone el foco en la agenda verde y digital como palancas del cambio. De esos 72.000 millones, unos 10.000 millones irán a parar a las comunidades autónomas en forma de financiación. Y son estas quienes deben tener listos los planes para desarrollar acciones en sus regiones.

Muchas de ellas ya han presentado sus planes para dar un impulso a la economía. Una de ellas es Extremadura, que el pasado julio ya registró su Agenda para la Reactivación Social y Económica de la región, un plan sobre la que el Gobierno regional quiere asentar las bases del crecimiento, el desarrollo y el bienestar social de los próximos años favoreciendo la implementación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Este plan engloba actuaciones hacia la transición ecológica (plasmado en la Estrategia de Economía Verde y Circular Extremadura 2030) que buscan la mejora de la eficiencia energética, la generación de energía sostenible y la protección del ecosistema.

La Estrategia Digital de esta comunidad autónoma pretende convertir la región en inteligente ('smart region') para incrementar la competitividad

Esta agenda presentada hace tres meses también tiene por objetivo la cohesión económica, social y territorial, la igualdad y resiliencia, propósitos que no solo comparten la filosofía del plan europeo y español para mitigar el impacto de la crisis del covid-19, sino que se enmarcan en la estrategia de desarrollo económico y social llevada a cabo en la región en los últimos años.

'Smart region'

Extremadura no deja de lado la digitalización. Su Estrategia Digital pretende convertir la región en inteligente ('smart region') para incrementar la competitividad, favoreciendo la generación de oportunidades, eliminando las barreras aún existentes en el medio rural, con actuaciones enfocadas a la Administración Inteligente, la transformación del tejido productivo y la conectividad en todo el territorio. Este plan se sustenta en cuatro pilares:

- Infraestructuras. Con la mejora de la conectividad y de las comunicaciones digitales a través del despliegue de la fibra óptica y el 5G.

- Ciudadanía. Favoreciendo la adquisición de las competencias necesarias de la era digital.

- Empresas. Promoviendo la implantación y uso de tecnologías innovadoras en sectores productivos estratégicos como el turismo, la agricultura, la alimentación, la ganadería, energético y las administraciones públicas

- Administración. Con el fomento de la colaboración público-privada en la transformación digital de las administraciones públicas.

"El futuro de Extremadura pasa por aprovechar las posibilidades en el contexto de un territorio adaptado al cambio climático y con capacidad para dar respuesta a la creación de un nuevo modelo económico y social sostenible y digital" -apuntan desde la comunidad autónoma-. "La digitalización no es una meta, sino el camino para avanzar hacia el futuro en el que las nuevas generaciones han entrado de manera directa". Para Extremadura, esta digitalización contribuirá a "la mejora de la eficiencia de los procesos de producción y la capacidad para innovar productos y nuevos modelos de negocios".

La pandemia del covid-19 ha provocado un impacto negativo a nivel mundial que ha desembocado en una crisis sin precedentes. Una contracción económica con consecuencias sociales que requiere de medidas urgentes para paliar esos efectos y minimizar sus secuelas. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, presentado por el Gobierno en octubre, servirá para guiar la ejecución de casi 72.000 millones de euros en los próximos tres años procedentes de Next Generation EU, el programa de la Unión Europea que pone el foco en la agenda verde y digital como palancas del cambio. De esos 72.000 millones, unos 10.000 millones irán a parar a las comunidades autónomas en forma de financiación. Y son estas quienes deben tener listos los planes para desarrollar acciones en sus regiones.

ECBrands