por la pandemia del coronavirus

Bruselas urge a España a invertir en Sanidad y a mejorar la coordinación con las CCAA

La CE pide a España invertir más en Sanidad y abordar las diferencias sanitarias entre comunidades autónomas. También pide que la crisis no disminuya los recursos sanitarios

Foto: Paolo Gentiloni. (EFE)
Paolo Gentiloni. (EFE)

La Comisión Europea ha publicado este miércoles unas recomendaciones por país distintas a las que normalmente lanza Bruselas. Paolo Gentiloni, comisario de Economía, lo ha admitido: “Son distintas”. Y lo son por el coronavirus, que hace que el Ejecutivo comunitario centre sus mensajes en asuntos relacionados con la pandemia del coronavirus y problemas estructurales que la enfermedad ha dejado al aire.

Bruselas urge a España a invertir más en Sanidad para “fortalecer las capacidades en términos de trabajadores, productos médicos críticos e infraestructuras para salvar vidas”. “La pandemia ha revelado problemas estructurales existentes, algunos de los cuales se derivan de ciertas deficiencias en la inversión en infraestructuras físicas y deficiencias en la contratación y las condiciones de trabajo de los trabajadores de la salud”, señala el documento publicado por Bruselas, que pide concentrarse en mejorar “la resistencia del sistema de salud”.

El sistema sanitario “ha ofrecido buenos resultados”, pero lo ha hecho “a pesar del nivel relativamente bajo de inversiones”, que ha acabado siendo obvio ante la crisis del coronavirus. Pero no es el único problema que afronta, porque Bruselas advierte de “disparidades regionales en términos de gasto, recursos físicos y personal”. Y pide una mayor coordinación “entre los diferentes niveles de Gobierno”, porque “no siempre es efectiva”.

Las recomendaciones de la Comisión Europea señalan que “las personas con discapacidad y ancianos en atención residencial han estado particularmente expuestos durante la crisis” y pide “garantizarse su acceso continuo a la atención médica y social”. Y Bruselas advierte: en el medio plazo la disminución de recursos debido a la crisis económica no debería traducirse en una caída de la inversión en sanidad.

Prioridades económicas

Las recomendaciones son distintas porque la brújula que guiaba a los técnicos europeos está rota, y la hoja de ruta también: el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) está ahora mismo suspendido, y la Comisión Europea llama a toma “todas las medidas necesarias” para afrontar la crisis, sin mirar de reojo a los procedimientos de déficit excesivo.

No hay fecha para la vuelta del PEC, y con él los objetivos que tantos dolores han dado a España, como mantener el déficit por debajo del 3%, pero Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea a cargo de economía, ha señalado que la cláusula de escape general del PEC, que permite su suspensión, está pensada para shocks severos, y que se reactivará cuando ya no se den esas condiciones.

“Ese es el criterio sobre el que lo desactivaremos, no podemos poner una fecha específica, porque ahora tenemos un alto nivel de incertidumbre económica”, ha señalado. Eso sí, explica el vicepresidente, “se tendrá en cuenta y se verá como un punto de inicio de los Estados miembros” su situación en el momento en el que se reactive el PEC, dando a entender que se será flexible con los objetivos.

Bruselas estimó que la economía española sufrirá un hundimiento del 9,4% en 2020, con un fuerte rebote del 7% en 2021, así como un aumento del déficit hasta el 10,1% en 2020 y una reducción hasta el 6,4% en 2021. También prevé que la deuda pública se dispare hasta el 115,6% en 2020, y que se reduzca levemente hasta 113,7% el próximo curso.

Pero la Comisión Europea, en un contexto de crisis sin precedentes, solo tiene tres recomendaciones urgentes para España en 2020 y 2021: gastar lo que sea necesario para frenar el hundimiento económico y la crisis sanitaria, “apoyar el empleo con incentivos efectivos de contratación”, y “garantizar la publicación de medidas para proporcionar liquidez a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos”. También da mucho importancia a la transformación verde y digital, en las que pide “centrar la inversión”.

La Comisión Europea recomienda a España “adelantar proyectos de inversión pública” que estén ya maduros, así como promover la inversión privada incluso si eso requiere “reformas relevantes”. “Las perspectivas de recuperación de España dependerán de su capacidad para aumentar la productividad y fomentar la innovación”, para lo que apuntan que es positiva una estrategia de transformación ecológica.

Pero esas inversiones, las del sector privado, no son sencillas. “La fragmentación regulatoria y las barreras en España impiden que las empresas se beneficien de economías de escala y afectan negativamente la productividad”, explica el documento.

El informe del Ejecutivo comunitario señala que la crisis “aumentará los altos niveles de pobreza o exclusión social en España, especialmente entre las familias con niños”, y recuerda que, ya antes de esta crisis, era el Estado miembro “con el promedio más bajo de prestaciones familiares por hijos”. Y el documento también hace referencia a la educación y los cambios que ha tenido que afrontar en poco tiempo, por lo que pide “garantizar que todos los estudiantes se beneficien del acceso al aprendizaje digital, incluidos los de las zonas rurales y de los hogares vulnerables”.

Bruselas también señala que el gasto público está demasiado centrado en los jubilados. “El gasto en protección social sigue estando altamente orientado hacia las personas mayores, y el nivel de gasto en pensiones aumentará significativamente a mediano y largo plazo, en caso de que las desviaciones anunciadas de la reforma de pensiones de 2013 se hagan permanentes y no se tomen medidas compensatorias adecuadas”, explica el texto, que pide “un cambio” para que haya “una solidaridad intergeneracional a favor de las generaciones más jóvenes”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios