De financiar puentes a pagar respiradores: así reinventan las CCAA el uso de fondos UE
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LA PANDEMIA DISTORSIONA SU OBJETIVO OFICIAL

De financiar puentes a pagar respiradores: así reinventan las CCAA el uso de fondos UE

Las autonomías tiran de 3.200M de Feder pendientes de ejecutar para realizar compras sanitarias. La pandemia pervierte su uso como vehículos de cohesión pero puede abrir otras oportunidades

placeholder Foto: Un Tupolev con material sanitario, a su llegada al aeropuerto de Manises (Valencia). (EFE)
Un Tupolev con material sanitario, a su llegada al aeropuerto de Manises (Valencia). (EFE)

Un total de 3.200 millones de euros de fondos Feder han pasado de estar disponibles para financiar proyectos ligados al desarrollo socioeconómico y cultural de regiones españolas a convertirse en recurso de emergencia para afrontar gastos sanitarios contra la pandemia del covid-19. El Europarlamento aprobó el pasado 17 de abril dar luz verde a la propuesta legislativa de la Comisión Europa para modificar los reglamentos comunitarios de los fondos estructurales y de inversión con el fin de dotarlos de una flexibilidad excepcional en su uso en respuesta al brote infeccioso. Partidas pendientes de ejecutar del programa operativo 2014-2020, destinadas a desarrollo regional, promoción de infraestructuras o fomento de la innovación, se han reorientado para atender gastos extraordinarios, en su mayor parte sanitarios.

El pasado 7 de mayo, el Ministerio de Hacienda solicitó a las autonomías propuestas de reprogramación, con la posibilidad de incluir gastos en equipamiento sanitario, material de protección, investigaciones científicas o de seguimiento de datos y partidas de nuevo personal contratado para afrontar la presión asistencial de la enfermedad. Autonomías como Andalucía (con más de 1.000 millones pendientes de ejecutar), Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Asturias, Galicia o Extremadura han tirado de estos fondos para justificar gastos.

Una parte de este gasto sanitario financiado con Feder es innovación en salud. Es una oportunidad para el sector del 'e-health'

La Generalitat valenciana, por ejemplo, está imputando el grueso de los contratos por vía de emergencia de compras de respiradores, mascarillas, batas o trajes de protección para sanitarios (EPI), la mayor parte de procedencia china, a los mecanismos de cofinanciación de los Feder y al Fondo Social Europeo. Tiene habilitados hasta la fecha por acuerdo del pleno del Gobierno regional algo más de 96 millones de euros para hacer acopio de material, pero puede gastar hasta 300 millones. Ya ha adquirido 1.000 toneladas en suministros y se considera preparada para afrontar un posible rebrote en otoño, según explicó en las Cortes Valencianas María José Mira, secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, comisionada de la Administración valenciana para tutelar todas las compras relacionadas con el covid-19.

placeholder Laboratorio de virología del Hospital Universitario Central de Asturias. (EFE)
Laboratorio de virología del Hospital Universitario Central de Asturias. (EFE)

La reorientación de los fondos europeos llega en el último año del periodo presupuestario, pero supone un importante giro en la filosofía de este tipo de partidas, concebidas para fortalecer la cohesión socioeconómica dentro de la Unión Europea corrigiendo los desequilibrios entre sus regiones. Es decir, dinero cuya finalidad era financiar desarrollo territorial para propiciar una mayor convergencia entre regiones del continente ha terminado cubriendo necesidades inmediatas de material sanitario.

Fran Estevan, responsable de la consultora Innsomnia y de Grupo Europeo de Consultoría Local Europe, admite esa anomalía en el uso de los fondos de cohesión, pero prefiere ver el vaso medio lleno. "España tenía un riesgo enorme de 'descertificación' [dinero disponible que no llega a ejecutarse] porque la UE exigía mucha cofinanciación. Ahora se podrán reprogramar acciones presupuestadas porque los gastos del covid se cofinancian al 100%. Así que hasta es posible que se desapalanquen partidas y algunas autonomías ganen liquidez", afirma.

Dinero cuya finalidad era financiar desarrollo territorial ha terminado cubriendo necesidades inmediatas de material sanitario

La clave está en si al menos una parte del dinero europeo, además de financiar compras inmediatas de productos sanitarios 'made in China', acabará por contribuir a generar un tejido productivo propio dentro del ámbito de la salud. Estevan, que ha desarrollado por encargo de Mira el llamado Plan Hope de la Generalitat, una ventanilla única para que pymes, investigadores, autónomos, afectados por ERTE o 'startups' puedan acceder al menú completo de todo tipo de ayudas europeas, del ICO, del CDTI o líneas de crédito del Instituto Valenciano de Finanzas, recuerda que todos los proyectos relacionados con investigación y la innovación sanitaria son susceptibles de ser financiados con dinero de fondos estructurales.

"Parte de la inversión en cohesión se va a gasto sanitario. Pero es verdad que una parte de este gasto sanitario, al menos en la Comunidad Valenciana, Andalucía o Castilla-La Mancha es innovación en salud. Esto es una oportunidad para el sector del 'e-health", dice sobre el sector de las tecnologías, las comunicaciones o la vigilancia de la salud. También sirve para las industrias que han transformado parte de su cadena de producción para fabricar desde mascarillas a respiradores. "Si la Comunidad Valenciana aprovecha bien esto, puede darle la vuelta al sector sanitario", añade.

De hecho, las actuaciones de I+D+i o aplicaciones telemáticas para monitorización, seguimiento y análisis de datos ligados a la lucha contra la pandemia forman parte del catálogo de proyectos que se pueden financiar al 100% con fondos estructurales, según el cambio en los reglamentos aprobado por el Parlamento Europeo a propuesta de la Comisión. Una inversión complementaria a las contrataciones de personal sanitario que, por ejemplo, están realizando a través del Fondo Social Europeo y que ahora comienzan a redirigirse a rastreadores de posibles casos sospechosos con el cambio de fase y el desplazamiento a los servicios de atención primaria de la atención precoz.

Coronavirus Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda