mantiene la facilidad de depósito en negativo

Guiño de Draghi a la banca: estudiará "mitigar los efectos de los tipos negativos"

Durante la rueda de prensa posterior, el presidente de la institución, Mario Draghi, ha asegurado que el precio de las nuevas operaciones de liquidez se fijará en función de la evolución de las perspectivas económicas, y se comunicarán en las próx

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi (Efe)
El presidente del BCE, Mario Draghi (Efe)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,40% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%. Durante la rueda de prensa posterior, el presidente de la institución, Mario Draghi, ha asegurado que el precio de las nuevas operaciones de liquidez se fijará en función de "la evolución de las perspectivas económicas", y se comunicarán en las próximas reuniones.

Se refiere a la nueva ronda de operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO-III) que se anunciaron en la pasada reunión. Además, durante su intervención, el banquero insistió en que van a estudiar si son necesarias medidas para mitigar los efectos colaterales de los tipos de interés negativos al exceso de reservas en la intermediación de los bancos, en caso de que existan estos efectos.

"En nuestro análisis regular, también consideraremos si el mantenimiento de las implicaciones favorables de los tipos de interés negativos para la economía requiere mitigar sus posibles efectos colaterales, si los hubiera, en la intermediación de los bancos", aseguró.

El instituto emisor ha subrayado de nuevo la orientación a futuro que actualizó durante su reunión del mes de marzo. Así, los tipos de interés se mantendrán en su nivel actual "al menos hasta el final de 2019", tras recordar que, "en todo caso", seguirán como están el tiempo que sea "necesario" para que la inflación llegue al objetivo de situarse cerca, pero por debajo del 2% a medio plazo.

"El Consejo de Gobierno tiene intención de seguir reinvirtiendo, al completo, los pagos principales de la deuda que venza bajo el programa de compra de activos por un periodo prolongado después de que empiece a subir los tipos de interés", ha explicado la autoridad.

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró una expansión anual del 1,1% en el cuarto trimestre de 2018, de acuerdo a los últimos datos de Eurostat. Asimismo, el crecimiento en el conjunto del año fue del 1,8%, lo que implica una desaceleración de seis décimas con respecto a la expansión del año anterior.

Por otro lado, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó el pasado mes de marzo en el 1,4%, una décima por debajo del mes anterior, por el menor aumento de los alimentos frescos y los servicios.

La tasa de inflación subyacente de los países que han adoptado el euro como moneda común, que es el resultado de excluir del cálculo la evolución de la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco, se relajó en marzo al 1%, tres décimas inferior a la lectura del mes anterior.

Con respecto al desempleo, la tasa de febrero, la última disponible, se mantuvo en el 7,8%, la misma cifra que el mes anterior y su nivel más bajo desde octubre de 2008. En el conjunto de la UE, el desempleo volvió a situarse por segundo mes consecutivo en el mínimo histórico del 6,5%.

El próximo encuentro del Consejo de Gobierno del organismo responsable de la política monetaria de la zona euro se celebrará el 6 de junio.

Demasiados bancos

El sector bancario europeo está "superpoblado", lo que en parte explica la baja rentabilidad del sector, donde es necesario llevar a cabo un proceso de consolidación que permita reducir coste, consideró Draghi. "El sector bancario en Europa está superpoblado y es necesaria una consolidación", ha declarado el banquero italiano durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que decidió mantener sin cambios su política monetaria, así como sus directrices de futuro.

En este sentido, el presidente del BCE defendió que la sobrecapacidad de la banca europea no se refleja en la producción de crédito, sino en el número de personas y en los costes.

De este modo, Draghi apuntó el problema de las entidades en cuestión de escala y capacidad para acometer las inversiones necesarias para seguir siendo competitivas, señalando el bajo nivel de digitalización.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios