DAN MÁS RENTABILIDAD QUE LA DEUDA BASURA

¡Vuelve la 'subprime'! Goldman y Pimco se lanzan a comprar bonos hipotecarios

Los grandes bancos americanos vuelven a comprar bonos vinculados a las hipotecas de alto riesgo, los valores que provocaron la quiebra masiva de bancos y la crisis financiera de 2007

Foto: Fotograma de la película 'The Big Short' sobre la crisis 'subprime'.
Fotograma de la película 'The Big Short' sobre la crisis 'subprime'.

El inversor es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, aunque esta sea la más grande de la historia. Una década después del estallido de la crisis 'subprime', que provocó la quiebra y el rescate masivo de la banca mundial, y la mayor crisis financiera jamás vista, algunos grandes bancos vuelven a comprar bonos de hipotecas de alto riesgo en busca de elevadas rentabilidades. Eso sí, estos títulos ya no tienen calificación triple A como hace una década; ahora sí son conscientes de lo que se juegan.

Goldman Sachs, Pimco y otros grandes inversores están comprando bonos vinculados a las hipotecas 'subprime' a la vez que reducen su exposición de los bonos basura ('high yield') de empresas. ¿El motivo de este viraje? Las entidades afirman que la rentabilidad de los bonos de alta rentabilidad es demasiado baja en comparación con el riesgo que tienen que asumir los inversores. Por ello, apuestan por los productos respaldados por estas hipotecas, que ofrecen una mayor recompensa por el peligro de pérdidas. La consecuencia es que ya acumulan una ganancia del 7% este año, según los datos de Bank of America.

Una década después de la crisis financiera provocada por el colapso de las hipotecas 'subprime', la recuperación del mercado hipotecario en Estados Unidos está mostrando signos de solidez, por lo que las entidades creen que reforzar la inversión en este tipo de activos "podría tener sentido". El problema es que los argumentos que usan estas entidades se parecen mucho a los utilizados entonces y que acabaron en el desastre.

Alta convicción

"La vivienda está en alza", ha afirmado el director de inversión de Pimco, Mark Kiesel, quien espera que el precio de la vivienda siga subiendo y respalde a los distintos valores hipotecarios. Los valores respaldados por hipotecas que no estaban garantizadas por organismos semipúblicos (Fannie Mae y Freddie Mac) se han reducido desde la crisis financiera: en 2007 había 2,8 billones de dólares, frente a los actuales 800.000 millones. Bank of America afirma que alrededor del 37% de estos valores tiene detrás préstamos 'subprime'.

Recorrido de los bonos hipotecarios.
Recorrido de los bonos hipotecarios.

"Hay mucha demanda y una oferta cada vez menor", según Mike Swell, co-responsable de la gestión de cartera de renta fija global de Goldman Sachs Asset Management. Esta firma también ha aumentado su exposición a los valores hipotecarios. "Hay cierta preocupación de que no se haya aprendido del pasado", afirma Eric Johnson, director de inversiones de CNO Financial Group. Aun así, ha afirmado que ha elevado su inversión en bonos hipotecarios y otros productos estructurados, mientras que ha reducido su exposición a la deuda de alto rendimiento.

Mayores ganancias

Los bonos hipotecarios Alt-A (con más riesgo que las hipotecas solventes o 'prime' pero menos que las 'subprime') han subido alrededor del 6,3% este año, y los respaldados por préstamos hipotecarios 'subprime', en torno al 6,9​%, según Bank of America. De esta manera, han superado el 5,5% que acumulan los bonos basura y el 4,8% de la deuda de empresas con grado de inversión. Incluso los bonos respaldados por grandes préstamos 'jumbo' relativamente seguros han ganado solo un 5,5%.

Gene Tannuzzo, de Columbia Threadneedle, también apuesta por las hipotecas de alto riesgo. De hecho, ha invertido en este tipo de productos con un 'rating' BBB, que puede lograr una rentabilidad de entre un 4% y un 4,5%.

Ahora, los inversores prefieren apostar por el mercado inmobiliario después de años en los que el crédito hipotecario ha sido escaso. El nivel absoluto de hipotecas vivas ha decrecido desde la crisis de 9,3 billones de dólares a 8,7 billones, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Y los precios de la vivienda en Estados Unidos han subido un promedio del 45% desde su suelo, porque la garantía de los préstamos es más valiosa. La tasa de morosidad ha caído desde el máximo de un 5,7% en 2009, según datos de S&P Global Ratings y Experian. Llegó a un mínimo poscrisis del 0,6% a principios de este año.

Bonos hipotecarios poscrisis.
Bonos hipotecarios poscrisis.

Desde el lado de los bonos de empresas, estas modificaciones en las carteras pueden indicar una tendencia bajista en el crédito corporativo. En los bonos basura, las garantías para los inversores se han erosionado porque estas empresas tienen menos deuda subordinada, lo que significa que hay menos activos para absorber pérdidas si una empresa quiebra y los tenedores de bonos normales tendrán que asumirlas también (en el caso del Popular, la deuda subordinada ha perdido todo su dinero, mientras que los bonos 'senior' (normales) no han sufrido ningún quebranto).

Además, como la Reserva Federal ha dejado de comprar activos en el mercado y empieza a venderlos, habrá menos demanda de bonos basura, según Morgan Stanley.

Estas modificaciones en las carteras pueden ser una señal de una tendencia bajista en el crédito corporativo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios