Ni Puigdemont ni Junqueras ni Rajoy atienden la petición

El Círculo de Economía se queda solo pidiendo diálogo en la crisis de Cataluña

El primer objetivo del Círculo como lobby en este momento es que la denominada "tercera vía" se abra paso. "Es necesario hablar, hablar y hablar", exigió Juan José Brugera a Oriol Junqueras

Foto: El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera. (EFE)
El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera. (EFE)

Hay una voz que clama en el desierto, y no, no es Isaías. Es la del nuevo presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, quien se ha hartado de hacer llamamientos a tirios y troyanos para que se sienten a dialogar y desactiven así la bomba de tiempo de la crisis en Cataluña. Y todos sus llamamientos se han estrellado contra las rocas. El primer objetivo del Círculo como lobby en este momento es que la denominada “tercera vía” se abra paso. Pero eso está más lejos que nunca. Y se veía en la desazón de algunos asistentes, que admitían por los pasillos su total ignorancia sobre lo que podría pasar en septiembre. Sitges fue el desierto particular de Brugera para el pacto.

Brugera calificó el pasado jueves el conflicto catalán de “político” ante el presidente catalán Carles Puigdemont, que fue quien inauguró las jornadas de Sitges. Apuntó a que la solución “solo puede ser negociada” e incluso pidió al 'president' que acudiese al Congreso, tal y como le pedía Mariano Rajoy, algo que sentó muy mal a los socios del Círculo con más sensibilidad independentista, los cuales no son mayoría, pero los hay.

El presidente catalán culpó a Rajoy de la falta de contactos y lamentó que se estuviese insinuando la suspensión de la autonomía en los últimos meses

Puigdemont fue a la suya. El presidente catalán culpó a Rajoy de la falta de contactos. Puigdemont lamentó que se estuviese insinuando la suspensión de la autonomía en estos meses y que en cambio “tristemente” no se hubiese puesto ninguna propuesta sobre la mesa escudándose en la Constitución.

El público reaccionó con una frialdad inusitada en un foro que pretende influir en el poder. Solo hubo una pregunta para Puigdemont, y versó sobre la manipulación que la Generalitat aplica a los medios de comunicación públicos. En comparación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, que habló justo después, recibió 35 cuestiones de los asistentes. A su manera, los miembros del Círculo estaban ejerciendo su particular derecho a decidir.

"Somos europeístas y no hay una sola palabra en los tratados que hable de expulsión de la UE", tranquilizó Oriol Junqueras a los empresarios

A pesar del primer jarro de agua fría, Juan José Brugera, no cejó en su empeño. Al día siguiente, el viernes, acudió a Sitges el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras. “Es necesario hablar, hablar y hablar”, insistió Brugera ante el hombre fuerte de ERC. Pero Junqueras se mantuvo firme y estuvo mucho más cómodo que Puigdemont, incluso arrancó aplausos al final. ”La responsabilidad no nos da miedo. Nos gusta tanto que la queremos asumir todo”, señaló el vicepresidente. Pero Junqueras se mostró comprensivo ante los miedos que expresaron los socios del Círculo. Incluso cambió al castellano con toda naturalidad y explicó que, a su juicio, la futura Cataluña independiente seguiría en Europa: “somos europeístas y no hay una sola palabra en los tratados que hable de expulsión de la UE”. Remachó su discurso con un autoconvencido “lo haremos bien”.

Rajoy, igual

Brugera debió de pensar que a la tercera iba la vencida. Pero al tercer día el diálogo no resucitó. Rajoy clausuraba las jornadas este sábado y de nuevo Brugera volvió a la carga: “hay vías alternativas a la dualidad de blanco o negro. Resulta indiscutible que el llamado conflicto catalán es de raíz política y que solo se resolverá a través de la política”. Y animó, también, al presidente español a encontrar una solución desde esa vía política.

Rajoy no se amilanó en la respuesta. Y como sus dos predecesores no se movió un ápice de su posición, replicando que “se me dice desde aquí que negocie un referéndum y no me dan más margen. Y quieren que solo negocie si el referéndum es tal día o tal otro. O que negocie el porcentaje de votos con el que surtiría efecto. Pero no puedo negociarlo. Además, se me dice que si no lo acepto me presentarán una Ley de Transitoriedad Jurídica. Y esa ley se pretende aprobar en un solo día, porque se ha reformado el reglamento del Parlamento para que se haga en un solo día. O sea, que alguien pretende liquidar en un día la Constitución española, liquidar el Estatuto, liquidar la unidad nacional, liquidar la soberanía nacional y sacar a Cataluña de Europa. Y todo eso en un día”.

Los tiempos están cambiando

El problema no radica en Brugera, al contrario. La cuestión es que mientras la élite política se ha ido renovando, tanto en España como en Cataluña, no ha pasado lo mismo en el Círculo de Economía, donde están los de siempre. Al contrario del poema de Neruda, ellos sí siguen siendo los mismos. Junqueras y Puigdemont no solo son independentistas. Son personas que, como quien dice, llegaron anteayer a las esferas del poder. Incluso Rajoy es un recién llegado comparado con el propio Brugera, quien hace 25 años ya era el hombre de los Fierro en Cataluña, cuando ocupaba la dirección general del hoy Sindibank. En la actualidad, desempeña con éxito la presidencia de Inmobiliaria Colonial.

En la junta hay jóvenes, sí. Pero la mayor parte son hijos de… Como Marc Puig (Puig), Francesc Rubiralta (Celsa), Jordi Mercader Barata (Miquel y Costas) o Joan Roca (Roca y Junyent Abogados). De los ricos de la lista Forbes en Cataluña, solo estuvo presente, Artur Carulla (Agrolimen), ex vicepresidente del Círculo y el ya mencionado Marc Puig, actual vicepresidente. Isak Andic (Mango) nunca ha asistido. Víctor Grifols (Grifols) no es solo que no acuda, es que acostumbra a contraprogramar las jornadas de Sitges con la celebración de la junta de accionistas de su compañía. Tampoco participan ni los Lara, ni Sol Daurella, ni otros miembros de familias ilustres.

Brugera es consciente de que tiene que rejuvenecer el Círculo. Pero a lo mejor el fondo de la cuestión es si, en la era actual, el papel de los lobbies puede seguir siendo el mismo que hace una década. Y si los instrumentos para influir en política en los tiempos de Facebook son los laboratorios de idea y las notas de opinión.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios