son datos del i estudio internacional de turismo rural en españa

El turismo de sol y playa eclipsa a las casas rurales: solo captan a 2,7 'guiris' de cada 10

El 15% de los viajeros que no practican turismo rural desconoce la oferta existente o prefiere la costa o las ciudades (13%). España tiene todas las cualidades pero no se sabe vender en este sector

Foto: Imagen cedida por Home Away
Imagen cedida por Home Away

Las casas rurales no se saben vender. Casi la mitad (48,4%) de los viajeros que practican este tipo de turismo echan de menos más información sobre la oferta existente. Así concluyen los autores del I Estudio Internacional de Turismo Rural en España, elaborado por el buscador de alojamientos Top Rural (propiedad de Home Away) en colaboración con la Universidad Europea de Canarias y la Universidad Europea de Lisboa. Los extranjeros que no se decantan por el campo a la hora de planificar sus vacaciones en España no lo hacen porque desconocen la oferta (15,6%), nunca se lo han planteado (19,3%) o les resulta más atractiva la costa o las ciudades (12%).

"Lo que se promociona a nivel internacional es lo de siempre: turismo de sol y playa", apunta el director de Home Away para el sur de Europa en una entrevista con este periódico. Y no será porque las casas rurales no tengan potencial de sobra para atraer a los clientes foráneos. "Existe una buena oferta, pero tenemos que saber llegar al cliente" a través de los distintos canales de distribución, señala Juan Carlos Fernández. Es el gran punto débil de un sector que recibió tres millones de viajeros en 2015 y cada vez está más consolidado a tenor de los datos.

El turismo rural podría duplicar su cuota de mercado si se promocionase mejor fuera de España. (EFE)
El turismo rural podría duplicar su cuota de mercado si se promocionase mejor fuera de España. (EFE)

Un 58% de los encuestados han practicado al menos una vez este tipo de viajes y, lo que es más importante, la mayoría se queda con ganas de repetir. Los franceses son los que dan una nota más alta en sus valoraciones, un 7,74 de 10, casi tanto como los nacionales (7,94). Pero España está por debajo de su potencial en este ámbito, pues solo capta a 2,7 'guiris' de cada 10. Si el sector promocionase sus ofertas de manera más eficiente, podría alcanzar una cuota de mercado del 58% frente a la actual (27%). "Falta capacidad para adecuar la estrategia, dirigirnos a ese público que ya conoce nuestro país y resaltar nuestros atributos" en el entorno rural, explica Cristiana Oliveira, rectora de la Universidad Europea de Canarias.

"Lo que se promociona entre los turistas extranjeros es lo de siempre: turismo de sol y playa"La mayoría de los viajeros tanto nacionales como foráneos se decanta por el turismo de ocio (47,2%) frente al rural (27%). Los destinos más solicitados para este último tipo son Andalucía (13,9%), Cataluña (10,2%), Canarias (9,9%), Baleares (9,1%), Madrid (9%) y Comunidad Valenciana (5,9%), regiones que concentraron el 58% de la demanda turística.

Los principales mercados internacionales emisores fueron Alemania, Reino Unido y Francia. Los franceses y españoles se encuentran en un rango de edad inferior (35-45 años) a los alemanes, perfiles 'senior' con un alto poder adquisitivo. En general, no solo buscan información extra sobre las ofertas. Más actividades complementarias (21,9%), comentarios positivos de amigos (20,3%) y un mayor número de servicios (9,4%) son los deseos del viajero rural.

Los británicos gastan un 52% más

Los viajeros que más dinero gastan en turismo rural son los británicos con 82,98 euros al día, un 52% más que los españoles (54,56 euros), por delante de los alemanes (81,18 euros) y los franceses (69,30). Las estancias de los foráneos además son más largas, entre siete y nueve días frente a las 4,38 pernoctaciones de los nacionales. "Valoran la relación calidad-precio pero sobre todo un ambiente familiar, experiencias distintas, destinos auténticos, excelencia del servicio o huir de entornos masificados", indica Oliveira. El coste de la escapada no suele ser el criterio más importante, si bien un 10% de los nacionales no va a casas rurales porque considera que es caro.

¿Cómo planifican los viajes? Se basan en fotos (7%), opiniones de otros usuarios en la red (6%), recomendaciones de amigos o familiares (6%), páginas web del alojamiento (5%) o vídeos (2%). Eso sí, casi todos recurren internet para reservar. "El turismo rural no es una alternativa al de sol y playa, son dos opciones complementarias que se pueden combinar", insiste Oliveira. ¿El reto? Que España sea conocida a nivel mundial por algo más que sus terrazas, sus costas y su clima.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios