bajA EL precio, caen los robos y cierran empresas

La dura resaca de la fiesta del cobre

Durante los peores años de la crisis se disparó la producción y la exportación de este material, incluidos los robos y la proliferación de mafias. Ahora, la situación ha cambiado

Cuatro recicladores hacen fila en la puerta de una céntrica chatarrería de Madrid. No es la mejor ubicación para este negocio, que recibe las mercancías en carritos de supermercado mientras que la competencia asentada en los polígonos industriales atiende desfiles de camiones. Hosco y desconfiado, este chatarrero de barrio que no quiere dar su nombre admite que "se factura menos" ahora que el precio internacional del cobre se encuentra desde el verano por debajo de los 5.000 dólares por tonelada, según el indicador de London Metal Exchange (LME).

También comenta que "hay más control" por parte de las autoridades, que obligan a los gestores de residuos metálicos y responsables de comercios al por mayor de chatarra a registrar la identidad de cada vendedor de cobre y el origen del material. Las inspecciones son cada vez más frecuentes. De esta manera se busca prevenir que circulen impunemente –incluso fuera de nuestras fronteras- las toneladas de cable robado que han llenado las páginas de sucesos durante los peores años de la crisis. De la competencia desleal y de intrusismo, prefiere no hablar, igual que otros tres trabajadores consultados.

En 2009 el cobre llegó a superar el umbral de los 7.000 dólares por tonelada, lo que disparó los robos –masivos y al menudeo-, ante un negocio fácil que estaba abrigado además por un sector legal "muy profesionalizado", de acuerdo con la directora general de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), Alicia García-Franco. La relación entre la variación del precio mundial del cobre y los picos en la actividad ilegal es íntima, según explica a El Confidencial. "Si uno ve las estadísticas que hace la Guardia Civil y la Policía de la evolución de los robos, los picos van iguales. De hecho, como ahora no está en los picos más altos, del 2014 al 2015 éstos descendieron en un 28%", añade. De acuerdo con el último balance de criminalidad del Ministerio del Interior de 2015, este delito ha caído otro 16%. "Al sector no le interesa que el cobre esté muy alto porque atrae a los ladrones", remata García-Franco.

Montaña de residuos metálicos en una chatarrería. (EFE)
Montaña de residuos metálicos en una chatarrería. (EFE)

"Aquí ahora llega sobre todo papel y chatarra de otros metales, menos cobre", comenta el chamarilero, al llamar la atención sobre la carestía del metal rojizo: "Ahora que no hay tantos cierres se desmontan menos industrias, claro". Pero lo que desechan los consumidores y lo que se recoge en obras e industrias que cierran representan sólo dos patas de este negocio del reciclaje; el resto procede de los desguaces de vehículos. Y el testimonio de este chatarrero es tan sólo una de las caras de un complejo sector que exportó en 2015 más de 150.000 toneladas de chatarra del material rojizo.

Entre 2005 y 2013, según un análisis de la Estadística Minera del Ministerio de Industria, Energía y Turismo elaborado por este diario, la producción de cobre creció alrededor de un 4.000% al pasar de la producción de 2.331 toneladas hace una década a 97.707 toneladas hace dos años, cuando se publicó la última estadística disponible. En este tiempo se reactivó en cierto modo la Faja Pirítica Ibérica con explotaciones como el complejo de Las Cruces, en Sevilla, sin llegar ni mucho menos a los niveles de esplendor de las minas onubenses de Riotinto en el siglo XIX. Pese a ser España el tercer país productor de cobre en Europa, de acuerdo a esa misma fuente, "el 60% del cobre que se exporta es reciclado", explica García-Franco.

Exportaciones de cobre chatarra de España. (NOSIS)
Exportaciones de cobre chatarra de España. (NOSIS)

La directora general del 'sector legal' de recicladores explica el descenso en las exportaciones "en parte en el mercado ilegal y en parte en la crisis que vivimos desde 2007-2008". García-Franco comenta que en este campo tanto la crisis como la recuperación "se vive un poquito más tarde" que en resto de ámbitos económicos, precisamente porque va a rebufo de otros sectores que proveen de materia prima al reciclaje. De hecho, las 5.500 empresas que representa la FER -en su mayoría pymes- han "aguantado" hasta que al final del año pasado se han cristalizado en "reducción de empleos y han comenzado los cierres al haber carestía del material y un sector ilegal creciente que la administración no puede combatir". 

"China es el rey de la importación de cobre"

Captura de las ofertas de máquinas en la web de Hermanos Huang
Captura de las ofertas de máquinas en la web de Hermanos Huang

La caída de las exportaciones es una realidad hasta para empresas que controlaban todo el proceso. Así lo ha confirmado a El Confidencial un directivo de la empresa china Hermanos Huang, que cuenta con una sede en Toledo, otra en Leganés (Madrid) y la tercera en la ciudad china de Qingyuan

En su portafolio se presentan como una empresa que abarca desde la compra y traslado de chatarra hasta la exportación a China y la importación de maquinaria, aunque por lo menos su sede en Leganés no consta en el "Listado de empresas autorizadas para la realización de actividades de gestión de residuos no peligrosos de la Comunidad de Madrid".

"Hace un año que ya no se exporta a China", explica este empresario identificado como "Axel" con prisa para colgar y "volver a trabajar". También explica en un básico español que no hay manera de darle salida a las máquinas que desforran cable y que reciclan el hilo porque "nadie las quiere. Son caras, valen mucho dinero. Más de 100.000 euros". Por último, el empresario cuelga para "ir a trabajar" al preguntar si está debidamente registrado para ejercer esta actividad.

"El rey de la importación es China -que absorbe alrededor del 39% de la demanda-. Aunque es verdad que ahora está produciendo más despacio sigue demandando material, y no sólo en el sector legal. Lo que pasa es que en el ilegal no podemos controlar esas cifras", explica García-Franco. Según el ICEX, en el ránking de los principales sectores exportados de España a China, los productos relacionados con el cobre ocuparon en 2015 el tercer y sexto lugar

¿Cómo trabaja el sector ilegal?

Es casi imposible calcular qué cantidad de cobre conseguido o transformado de manera ilegal se mueve dentro y fuera de nuestras fronteras. La razón es que 'los ilegales' trabajan con procedencias lícitas e ilícitas imposibles de controlar, según la FER, y además muchos de estos grupos trasladan por carretera las mercancías dentro del espacio de libre mercado europeo. La trazabilidad del cobre se consigue gracias al registro de las compras, que deben quedar reflejadas en el formulario que recoge la identidad del vendedor y el origen de la mercancía y que se envía directamente al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), que cumple un papel inspector en la persecución de este delito. 

Según fuentes del Seprona, la falta más habitual de un operador pequeño o mediano es "que descuide la exigencia a los proveedores, que puede ser una persona con una furgoneta llena de chatarra". "Pero también hemos detectado alguna chatarrería ilegal, algún establecimiento que de forma clandestina hace acopio y transformación de material. Se trata de personas de nacionalidades distintas a la nuestra, que aprovechaban el valor de mercado del cobre en países emergentes como China para acopiarlo aquí y mandarlo cruzando Europa y Asia.  

El sector legal tiene muy claro cómo funciona su némesis. La directora de la FER explica que "las propias mafias que dan los grandes golpes crean sus propias empresas con maquinaria. Preparan el material, lo acondicionan o simplemente lo roban –incluso a nuestras empresas y a los puntos limpios- y esa misma noche salen en camiones que salen por la frontera porque tenemos un mercado libre intracomunitario". 

"Entonces, los dos destinos más típicos para mandarlos son vía Países Bajos, concentrado sobre todo en el puerto de Rotterdam, o vía Rumanía. Muchas organizaciones crean una empresa legal en Rumanía, envían la mercancía a esa empresa legal y ya en ese punto es imposible seguirle la pista al material", explica. También José Miguel Ayllón, de la Asociación de Apoyo a Víctimas de Delitos, que desde este grupo da voz a algunos empresarios del reciclaje afectados por los robos va más allá y nombra las nacionalidades de las mafias con toda naturalidad: "son de Rumanía, Bulgaria, otros países de Europa del Este y China

"El dinero negro de verdad está en los metales"

Para Ayllón, la solución pasa por "perseguir a los responsables de estas bandas hasta su casa". "Sólo se les puede coger a través de la exportación y del blanqueo de capitales", porque para este abogado la respuesta de las autoridades es insuficiente. En 2014, la Policía Nacional y la Guardia Civil detuvieron a 2.308 personas, recuperaron 529 toneladas de cobre y cerca de 3.700 kilómetros de hilo de cobre. El problema es que "cincuenta veces pueden cometer el delito y volver a salir", comenta Ayllón. 

A todo el mundo le preocupa que hayan lavado dinero Isabel Pantoja, Jordi Pujol o Francisco Granados y se blanquea mucho más con el cobre

En realidad, el robo de cable en instalaciones eléctricas, de telecomunicaciones y medios de transporte está penado con entre uno y tres años de cárcel según la última modificación del Código Penal, mientras que si afectan directamente a la integridad de las personas (en la medida que pierdan servicios básicos o la posibildad de desplazarse), se aplicarán entre diez y veinte años de prisión. Desde el Seprona se aclara otro matiz relacionado con el tratamiento ilegal del mineral: si en una inspección a una instalación ilegal no se localiza mercancía ilegal hay una infracción administrativa y corresponde a la Comunidad Autónoma la decisión de cierre cautelar de la planta, hasta que se actualicen los documentos. Si por el contrario se encuentran recursos ilegales, habría un delito penal. 

Tanto los portavoces del sector como expertos en blanqueo de dinero no creen necesario reforzar el control de las mercancías durante la exportación, pues consideran que ya hay medidas suficientes. Por el contrario, como señala el socio de la consultora de prevención de blanqueo de capitales Apreblanc, Francisco José López Ruiz. "Lo más importante es cortar la canalización de los fondos, más que seguir el rastro del cobre, que también", agrega. "A todo el mundo le preocupa que hayan lavado dinero la Pantoja, Pujol o Granados y se blanquea mucho más con el cobre. Es mucho más el dinero negro que viene de estos mercados que el que se pueda haber robado. Son bandas criminales de las buenas, mafias que mueven mucho dinero y que son capaces de comprar muchas voluntades en aduanas y bancos", concluye.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios