Malo de Molina abandona el servicio de estudios del Banco de España
  1. Economía
le sustituye hernández de cos

Malo de Molina abandona el servicio de estudios del Banco de España

Malo de Molina, antiguo dirigente provincial del PCE durante la Transición, pertenece a la escuela de economistas que tuteló el gobernador Rojo en los años 60 y 70 cuando era catedrático de Universidad

Foto: El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, deja su cargo (EFE)
El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, deja su cargo (EFE)

José Luis Malo de Molina (1950) abandona la jefatura del servicio de estudios del Banco de España. Su sustituto será el economista Pablo Hernández de Cos, según ha aprobado este martes la Comisión Ejecutiva del Banco de España.

Malo de Molina, discípulo de el exgobernador Luis Ángel Rojo, llevaba al frente del principal servicio de estudios del país desde 1992, y como director general ha sido suplente del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) desde 1998, y presidente del Comité de Presupuestos desde 2011. Malo de Molina, sin embargo, no deja el sector público. La Comisión Ejecutiva del Banco de España lo ha nombrado asesor para Asuntos Monetarios y Financieros Europeos para incorporarse, de acuerdo con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, a la Representación Permanente de España ante la Unión Europea, con sede en Bruselas.

No ha sido el único nombramiento. La Comisión Ejecutiva ha aprobado los nombramientos de Juan Ayuso Huertas como nuevo jefe del Departamento de Operaciones de la Dirección General de Operaciones, Mercados y Medios de Pago, y de Óscar Arce Hortigüela como nuevo jefe del Departamento de Estudios Monetarios y Financieros de la Dirección General del Servicio de Estudios.

Malo de Molina, antiguo dirigente provincial del PCE durante la Transición, pertenece a la escuela de economistas que tuteló el gobernador Rojo en los años 60 y 70 cuando era catedrático de Universidad. Ese perfil de la escuela keynesiana es la que ha regido el servicio de estudios del banco central prácticamente desde que el propio Rojo fue nombrado director en tiempos del gobernador Mariano Rubio. Muchos de los economistas del Banco de España, de hecho, acabaron ocupando puestos de dirección en los distintos gobiernos de Felipe González, a quien unía una estrecha amistad con Ángel Rubio.

Con Malo de Molina al frente, el servicio de estudios del banco central -el más potente de los que existen en España-, ha alcanzado una gran dosis de influencia respecto de todos los gobiernos. Incluidos los conservadores. Malo de Molina, se mantuvo en el cargo con Jaime Caruana, primer gobernador del Banco de España elegido por el Gobierno del Partido Popular.

Banco de España
El redactor recomienda