¿Hacia el fin de la seguridad en el empleo?
  1. Economía
EL MERCADO SE RECUPERA, PERO CAMBIA EL MODELO

¿Hacia el fin de la seguridad en el empleo?

La mejoría del mercado laboral va acompañada de un cambio estructural por la crisis: la seguridad del empleo para toda la vida no es una certeza

placeholder Foto: La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (2-d). (Efe)
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez (2-d). (Efe)

Los datos del paro publicados esta semana ponen de manifiesto una mejoría del mercado laboral. Pero esta mejoría viene acompañada de un cambio estructural como consecuencia de la crisis y de la reforma laboral: la seguridad del empleo para toda la vida ya no es una certeza. En este nuevo contexto, los trabajadores deberán ser más dinámicos, se buscará mayor conciliación familiar y los ingresos cobran más importancia que la seguridad. Los economistas coinciden: estamos en pleno cambio y no se va a volver a la situación anterior a la crisis.

Los expertos creen que las contrataciones fijas se recuperarán cuando la economía repunte, sin embargo, la fuerza cobrada por otras modalidades menos estables o seguras no va a desaparecer. “La crisis ha impulsado a encontrar nuevos caminos”, subraya el economista y profesor del IESE, Sandalio Gómez, que añade: “La falta de empleo ha llevado a la gente a adoptar un papel más protagonista”. Este experto señala que la crisis ha provocado un cambio sociológico importante en el terreno laboral.

Así, por un lado, el fuerte crecimiento de los autónomos va a perdurar. En marzo empezaron a trabajar 16.725 autónomos nuevos y ya son 53.568 más que hace un año, según los datos registrados por los Servicios Públicos de Empleo. Es el mejor marzo desde 2007. La variación intermensual de autónomos y afiliados al régimen general es muy similar, pero la variación interanual refleja el mayor crecimiento relativo de los primeros (un 1,78%) respecto a los segundos (un 0,46%).

Arquitecto trabajando en su estudio.

Es verdad que en cifras absolutas el número de trabajadores por cuenta ajena supera al de autónomos, perocomo señalan en ATA, la federación que representa a estos últimos,la tendencia es quecrezca más el número de personas que se establece por su cuenta. “Son seis meses consecutivos creciendo el número de autónomos en tasas anuales, lo que nos lleva a poder afirmar que, tal y como hemos dicho en numerosas ocasiones, se ha convertido en el colectivo que está capitaneando la salida de la crisis y de la recuperación de la economía española”, asegura Lorenzo Amor, presidente de la federación.

Como explica Celia Ferrero, vicepresidenta ejecutiva de ATA, “el crecimiento de los autónomos -aunque se recupere el número de trabajadores por cuenta ajena- responde a algo estructural. Con la crisis ha habido un cambio en el mercado laboral y en la cultura de trabajo. La gente es consciente de que la seguridad del trabajo para toda la vida no va a perdurar y ahora se esfuerzan más por buscarse la vida. También hay profesionales que, dada la bajada de los salarios, optan por establecerse por su cuenta para poder facturar más y elevar sus ingresos. Esto cada vez se ve más”.

Un mercado más dinámico

En esta idea coincide Miguel Ángel Bernal, economista y profesor del IEB, que señala que el número de autónomos -y falsos autónomos- “va a ser algo creciente y convertirse en tendencia en el caso de las profesiones liberales. Y no solo, el modelo puede que se extrapole a otras ocupaciones”. En su opinión, efectivamente está cambiando el modelo laboral, “todavía estamos colocando las piezas y no vemos el puzzle completo, pero el mercado de trabajo está evolucionando y no será como antes de la crisis”.

Oficina de Empleo. (Efe)Bernal añade que, a partir de ahora, “se caracterizará por un mayor dinamismo, los trabajadores se moverán más en cuanto la situación se recupere, dado que han bajado -como consecuencia de la reforma laboral- los salarios y la protección”. El contrato de toda la vida e ir ascendiendo en la empresa por tiempo de permanencia y méritos se ha terminado. Ahora el trabajador deberá tener una mayor iniciativa.

La búsqueda de mejores salarios y una mayor conciliación laboral y personal es una realidad creciente entre los trabajadores, que priman estos dos aspectos frente a una seguridad que han asumido que no va a volver, tal y como han percibido en el servicio de estudios de Randstad. Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de esta empresa de trabajo temporal destaca el crecimiento de los contratos a tiempo parcial, que todavía es bajo en España respecto a otros países, como uno de los factores reveladores de esta nueva realidad.

“Este tipo de empleo surge de las necesidades tanto de empleados como de empresas”, afirma. De acuerdo con los datos del estudio que han presentado esta semana, los contratos de hombres a tiempo parcial han aumentado un 46% desde 2007, un hecho que ha compensado en estos años la destrucción de puestos de trabajo a tiempo completo. Y ha venido impulsado, en parte, por alguna de las medidas introducidas por la reforma, para dar mayor flexibilidad al mercado.En opinión del profesor Gómez, “la contratación a tiempo parcial debe crecer más y equipararse con Europa”.

Mercado laboral Reforma laboral Crisis Empleo Salarios de los españoles Paro
El redactor recomienda