El negocio de la sal para las carreteras no se resiente: factura una media de 200 millones
  1. Economía
DA TRABAJO A 2.000 PERSONAS

El negocio de la sal para las carreteras no se resiente: factura una media de 200 millones

La industria produce 5,44 millones de toneladas de media al año. Un 7% se vende al Estado, Comunidades y Ayuntamientos para las carreteras

placeholder Foto: Unos operarios esparcen sal en la C-25. (Efe)
Unos operarios esparcen sal en la C-25. (Efe)

La nieve y el frío no entienden de crisis y, por ende, tampoco el sector de la sal. Las productoras de este condimento culinario que también suministran a las Administraciones para el deshielo de sus carreteras tienen unas expectativas económicas muy alejadas de los tiempos convulsos.

De los 5,44 millones de toneladas que producen las empresas en España, un 7%se destina alas carreteras, es decir, unas 400.000 toneladas se venden al Estado, las Comunidades Autónomas y las Corporaciones locales, y otra parte se exporta fuera de nuestro país. Actualmente, hay 21 grandes empresa que facturan anualmente de promedio unos 200 millones de euros. En 2014, las perspectivas del sector en producción y facturación serán similares a este año.

Dan trabajo a 2.000 personas de forma directa y a 6.000 de manera directa. Desde el Instituto de la Sal -organismo que representa al sector- y la Asociación Ibérica de Fabricantes de Sal afirman que no existe ningún ERE actualmente en marcha y que el mercado español para la sal está en “unas condiciones de equilibrio entre la oferta y la demanda”. Un privilegio en los tiempos que corren.

A 60 euros la tonelada

Las campañas de invierno puestas en marcha por las Administraciones abarcan, normalmente, desde noviembre a abril. Fomento se encarga de las carreteras estatales y cada región de las suyas, al igual que los Ayuntamientos. En el caso de las regiones, la compra de salsuele ser competencia de las empresas que se encargan de la conservación de las carreteras. En el caso de los Consistorios, de las concesionarias de la limpieza viaria.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Castilla y León cifran en 60 euros la tonelada de sal que compran sus empresas concesionarias; una media que se puede aplicar, con ligeras variaciones,al resto de las adquisiciones realizadas por los distintos gobiernos. El “consumo” medio anual de la región castellano y leonesa está entre las 25.000 y las 30.000 toneladas, lo que supone entre un millón y medio y dos millones de euros de presupuesto sólo en este “condimento”.

Por su parte, el Ministerio de Fomento tiene para la Campaña de Vialidad Invernal de este año 231.000 toneladas de fundentes, principalmente sal, que ya van englobadasen el presupuesto total de 65 millones de euros. Tomando como referencia los 60 euros por tonelada, el Estado destina a los elementos que disuelven el hielo unos 13.800.000 euros, aproximadamente.

Otra de las comunidades que sufrelos derrotesdel tiempo es el Principado de Asturias, que en el plan del año pasado (2012-2013) se gastó 106.000 euros en 1.700 toneladas. Fuentes de la comunidad estiman que este año se partirá de esa cifra, como mínimo, para su aprovisionamiento.

Compra con previsión

Desde la Diputación de Álava, encargada junto a las de Guipúzcoa y Vizcaya del buen mantenimiento de las carreteras del País Vasco, son más previsores. Su presupuesto de 382.529 euros destinado sólo a sal abarca la campaña invernal de este año (2013-2014) y la del año que viene (2014-2015). Este inverno, los alaveses tienen 3.000 toneladas a su disposición para evitar el hielo en sus carreteras. Guipúzcoa cuenta con 10.450 toneladas y Vizcaya, 9.290.

En total, el País Vasco tiene un aprovisionamiento de 22.740 toneladas de sal, lo que significa un coste aproximado de 1.364.4000 euros.

Son sólo estimaciones, ya que el tiempo es imprevisible. Navarra tuvo que verter un 23% más de este tipo de fundente en sus carreteras el año pasado respecto a 2011-2012, pese a que hubo 21 días menos de nieve; pero las precipitaciones fueron más fuertes.

Y cerrando este cálculo, la capital madrileña, con 5.000 toneladas destinadas el año pasado, estima que su plan invernal de este ejercicio se parezca al anterior ( unos 300.000 euros).

Las empresas más potentes

Los productores más importantes de la Penínula son Ibérica de Sales, Unión Salinera de España, Salinera Española y Vatel, ésta última en Portugal. Desde las asociaciones de fabricantes como ISAL y AFASAL recuerdan que las buenas cifras de producción y ausencia de Expedientes de Regulación de Empleo no son para echar cohetes. Aunque están capacitados para producir lo necesario, exportar y mantener los empleos, "no significa que la crisis no haya afectado al sector", apuntan fuentes de ISAL que habla en representación de todo el sector.

"Esta y otras crisis repercuten en los resultados de cada empresa, y cada una se prepara con los medios y la experiencia de muchos años con situaciones muy diversas y tomando las medidas adecuadas en cada momento. Tratar de mantener los puestos de trabajo no es tarea fácil".

Comunidades Autónomas Facturación
El redactor recomienda