Jazztel toca máximos de 2007 ante la expectativa de ser la auténtica candidata a 'teleco' opable
  1. Economía
TRAS EL SUPUESTO INTERÉS DE AT&T EN TELEFÓNICA

Jazztel toca máximos de 2007 ante la expectativa de ser la auténtica candidata a 'teleco' opable

La liebre saltaba a principios de semana cuando se conocía el supuesto interés del operador estadounidense AT&T por hacerse con Telefónica, que habría sido frenado por

placeholder Foto: Jazztel toca máximos de 2007 ante la expectativa de ser la auténtica candidata a 'teleco' opable
Jazztel toca máximos de 2007 ante la expectativa de ser la auténtica candidata a 'teleco' opable

La liebre saltaba a principios de semana cuando se conocía el supuesto interés del operador estadounidense AT&T por hacerse con Telefónica, que habría sido frenado por el Gobierno español. No dejan de ser rumores más o menos consistentes, pero la realidad es que la operadora presidida por César Alierta se ha calentado en el parqué, junto con el resto del sector europeo, experimentando un repunte en la última semana del 9,8%. Pero ¿por qué quedarse mirando a Telefónica cuando el gran tapado objeto de deseo puede ser Jazztel?

El menor tamaño de la operadora presidida por Leopoldo Fernández Pujals y su sólida implantación en el mercado español son los puntos fuertes que convierten a la compañía en el caramelo ideal al que echar el diente al contemplar una posible operación corporativa. Esta es la opinión de la inmensa mayoría de los expertos y estas perspectivas han quedado reflejadas en el mercado, donde el valor ha repuntado este martes un 2,17% hasta alcanzar los 6,07 euros, su nivel más alto desde marzo de 2007.

A pesar de que los tambores de OPA vienen sonando de fondo a lo largo de la semana, no dejan de ser sorprendentes para los expertos ya que, a la postre, se trata de un sector “hipermaduro” y “totalmente estancado”. No en vano, un informe de Fitch publicado en mayo destacó que el sector de las telecomunicaciones figuraría entre los más perjudicados en caso de que se confirmen los temores de una japonización de la economía europea.

Así, los rumores de que AT&T está buscando novias al otro lado del Atlántico no son algo nuevo. Conocida es la ambición de la estadounidense de expandir su mercado en el Viejo Continente y en los últimos meses el baile de nombres ha incluido a grandes firmas como Vodafone.

¿Y por qué no Jazztel? La operadora ha hecho una fuerte apuesta en los últimos tiempos por jugar un papel destacado en el negocio de la fibra óptica. El pasado mes de octubre, la firma rubricó un acuerdo de colaboración con Telefónica por el que ambas compañías podrán hacer un uso recíproco de las infraestructuras de fibra, potenciando las inversiones de esta tecnología. Este negocio, unido a los acuerdos para proporcionar servicios de telefonía móvil firmados con Orange y a un negocio ya asentado, da alas a la compañía para ser una de las mejores puertas de entrada al mercado español.

“A juzgar por los fundamentales, Jazztel no presenta nada que justifique los niveles actuales. Es más, lo consideraba una inversión de alto riesgo cuando estaba en niveles de cinco euros y lo sigo viendo todavía más peligroso ahora que está en seis”, apunta Alberto Roldán, director de inversiones de Lloyds Bank. El plan estratégico por el que la compañía realizará inversiones de entre 500 y 600 millones de euros hasta 2014 para ampliar y mejorar su red es otro de los puntos que generan dudas a los expertos. “Es un gasto que se produce en un mercado con alta competitividad y en medio de una gran crisis de consumo. En este momento impera el ajuste de precios y Jazztel ha quedado en tierra de nadie en este sentido. No es ni el más barato ni el más caro”, añade Roldán.  

En una línea similar se posiciona Daniel Pingarrón, de IG, que considera que la compañía ya ha dado todo lo que tenía que dar para este ejercicio. "Lo vemos más como una opción de sobreponderar porque creemos que lo va a hacer moderadamente mejor que la media del Ibex; pero no extraordinariamente mejor, como ocurrió el año pasado". Distinta opinión tienen los analistas de BPI y Raymond James, que en los últimos días han emitido sendas recomendaciones de compra de las acciones del operador y sitúan su precio objetivo a un año vista en los 8 euros y 7 euros, respectivamente. El valor, que forma parte del Ibex 35 desde el pasado 23 de abril, acumula un repunte del 2,75% desde esta fecha. 

Jazztel