Aena denuncia una maniobra de Aldeasa para eliminar rivales en la subasta de las duty free
  1. Economía
LA CNC SE CUESTIONA EL ACUERDO MARCO DE LOS OPERADORES DE RETAIL AEROPORTUARIO

Aena denuncia una maniobra de Aldeasa para eliminar rivales en la subasta de las duty free

Aena ha presentado una denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) contra el I Acuerdo Marco suscrito por la Asociación Nacional de Operadores de

placeholder Foto: Aena denuncia una maniobra de Aldeasa para eliminar rivales en la subasta de las duty free
Aena denuncia una maniobra de Aldeasa para eliminar rivales en la subasta de las duty free

Aena ha presentado una denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) contra el I Acuerdo Marco suscrito por la Asociación Nacional de Operadores de Comercio en Aeropuertos (ANCOIN) con CCOO, UGT y USO en virtud del cual cualquier futuro contratista de los establecimientos libres de impuestos tiene que subrogarse en las obligaciones contraídas por Aldeasa como actual concesionaria de las populares duty free. Dicho pacto fue cerrado a finales del pasado mes de julio, una vez que la empresa estatal dependiente del Ministerio de Fomento había puesto en marcha la subasta que ha de resolver la adjudicación de las tiendas de los aeropuertos hasta 2020.

La constitución de ANCOIN ha sido promovida a instancias de World Duty Free Group, actual denominación de Aldeasa, lo que ha provocado las suspicacias de otros operadores de retail aeroportuario, algunos de los cuales han presentado también sus ofertas a Aena con el fin de obtener la explotación de las tiendas libres de impuestos. Las duty free mueven al año alrededor de 700 millones de euros, por lo que el contrato que ahora está en juego puede cifrarse en torno a los 5.000 millones de euros, sin duda una operación de gran envergadura que ha despertado el interés de las principales empresas españolas y multinacionales del sector.

La maniobra de Aldeasa a través de la citada organización empresarial ha sido interpretada como un desafío en medios oficiales del Gobierno, toda vez que la compañía no fue capaz de formalizar ante Aena una propuesta adecuada que permitiera prorrogar el actual contrato vigente hasta finales de 2012. Dichas fuentes entienden que la empresa ha formalizado de manera indirecta un pacto con los sindicatos para restringir la competencia con el argumento de preservar los puestos de trabajo en las tiendas libres de impuestos. Las duty free dan empleo actualmente a 2.000 personas y aunque la aparición de una nueva empresa gestora no debe suponer de antemano una reducción de la plantilla es lógico pensar que los diversos ofertantes tratarán de ajustar la estrategia laboral dentro de sus respectivos planes de negocio.

El nuevo presidente de Aldeasa, Rafael Arias Salgado, ha intentado en los últimos días limar asperezas con la plana mayor del Ministerio de Fomento, que precisamente él mismo dirigió durante el primer gobierno de José María Aznar. Fuentes de Aena rechazan que exista un conflicto con su concesionario y tampoco han querido confirmar oficialmente la denuncia que, por otra parte, fue registrada por el organismo regulador de la competencia hace ya varias semanas, según han reconocido medios cercanos a la propia CNC. 

El objetivo de José Manuel Vargas, en su calidad de presidente de Aena, no es otro que asegurar el mejor postor en una adjudicación que puede batir registros en este segmento de distribución comercial. Aldeasa ha venido pagando a Aena un canon del 27% y ahora las bases de la subasta exigen un mínimo del 32%. Este salto es definitivo para maximizar los ingresos de la compañía estatal antes de acometer un programa de privatización en toda regla a partir de mediados de 2013. No conviene olvidar que Aena registra una deuda de 15.000 millones de euros, un lastre muy pesado y que exige un cambio radical en los procedimientos habituales de gestión.

La ministra Ana Pastor no está dispuesta a que los múltiples contratistas con los que trabaja su departamento aseguren el negocio con las muletas de Fomento. Dicho de otro modo, los beneficios del sector privado no pueden nutrirse a costa de las pérdidas del Estado y de ahí la importancia de poner en valor el servicio público rentabilizando las inversiones que genera. Con esta finalidad Aena ha emprendido la nueva subasta de las populares tiendas libres de impuestos. La operación se efectuará en tres lotes correspondientes a otros tantos grupos de aeropuertos. El primero de los paquetes subastados estará encabezado por el Aeropuerto de Madrid-Barajas, en tanto que el segundo lo será por el Aeropuerto de Barcelona y el de Palma de Mallorca, y el tercer lote agrupará a los de Canarias.

Subasta de las duty free

El proceso de adjudicación se efectuará también en tres rondas eliminatorias durante los meses de octubre, noviembre y diciembre con la finalidad de dejar zanjado el nuevo contrato dentro de este año. Aena ha conseguido interesar en el proceso a la mayor parte de los operadores internacionales, entre los que destacan la multinacional suiza Nuance, en consorcio con la española Áreas; además de la francesa Aelia, perteneciente al grupo Lagardère; el fondo de inversión Advent a través de la empresa especializada Dufry o también la compañía alemana Heinemann. Todos ellos primeras marcas que están dispuestas a vender muy cara la derrota ante Aldeasa o, casi mejor, acabar con el reinado de la familia Benetton como aliado estratégico de Aena.

El convenio laboral supone dentro de este marco de rivalidad un importante hándicap para los ofertantes y por eso el interés del Ministerio de Fomento en conseguir que los acuerdos alcanzados in extremis con los trabajadores no sean vinculantes si el contrato cambia de manos a partir de 2013. En juego está el éxito de una subasta con la que Aena pretende mejorar sus ingresos comerciales en un mínimo de 150 millones a lo largo del próximo año. Un pellizco enorme si se tiene en cuenta que la empresa cerrará 2012 con un ebitda de 800 millones de euros.

Noticias de AENA Aldeasa