Es noticia
Menú
Los salarios sufren en 2012 el mayor recorte de la democracia
  1. Economía
LOS NUEVOS CONVENIOS SUBEN UN 0,9%, UN TERCIO QUE EL IPC

Los salarios sufren en 2012 el mayor recorte de la democracia

Los datos están aquí y revelan un proceso histórico: la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en 2012 será la más alta de la democracia.

Foto: Los salarios sufren en 2012 el mayor recorte de la democracia
Los salarios sufren en 2012 el mayor recorte de la democracia

Los datos están aquí y revelan un proceso histórico: la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en 2012 será la más alta de la democracia. Incluso superior a la de 2009, el año de la Gran Recesión, cuando el PIB cayó un 3,7% y se destruyeron 1,2 millones de empleos.

Ese año, los salarios pactados en los nuevos convenios (sin contar los de vigencia plurianual) crecieron un 1,7% (con un IPC que cayó un 0,3% en media anual), pero este año, con datos hasta el pasado 31 de agosto, las nóminas están subiendo únicamente un 0,9%. Es decir, casi la mitad.  Desde luego muy lejos de lo que está creciendo el Índice de Precios de Consumo (IPC): un 2,7% en tasa anual.

Las cifras reflejan la intensidad de la moderación salarial en unos momentos especialmente críticos para la economía. Es la primera vez que ocurre con esta fuerza desde que comenzó la crisis económica, lo que refleja un cambio de actitud en las empresas de indudable importancia. Los salarios apenas contribuyen ya al crecimiento de los precios. Y su impacto sobre los costes laborales son cada vez más reducidos.

El INE acaba de publicar que en el segundo trimestre de este año el índice de coste laboral armonizado con la UE cayó un 0,3% respecto del trimestre anterior. Es la primera vez que ocurre esto desde que estalló la crisis.

Aún así, los salarios pactados en los nuevos convenios son ligeramente superiores a lo negociado por sindicatos y empresarios a principios de 2012, cuando suscribieron un acuerdo que recomendaba a las partes que el incremento no excediera el 0,5%. Ahora bien, con una salvedad.

Las dos partes se comprometían a incluir en la negociación colectiva cláusulas de revisión salarial que garantizaran el poder adquisitivo. Lo cierto, sin embargo, es que tan sólo el 30% de los nuevos convenios (doce puntos menos que en 2009) incluyen esa garantía salarial que protege de la inflación, lo que significa que más de las dos terceras partes de los trabajadores con convenio perderán este año poder adquisitivo. Y lo que es también relevante. Nada indica un cambio de tendencia.

El servicio de estudios de Funcas estima que este año acabará -diciembre sobre diciembre- con un incremento del IPC del 3,3%, si bien en media anual esta tasa baja al 2,5%. En todo caso, eso significa que los salarios pactados este año en las empresas españolas  apenas crecerán una tercera parte de lo que aumente la inflación.

Márgenes y precios

Según Ramón Górriz, número dos de CCOO, esto pone de manifiesto que “hay sectores empresariales que no están realizando ningún esfuerzo en la contención de márgenes y precios”. Y, en concreto, apunta hacia el sector energético.

El acuerdo firmado entre patronal y sindicatos dice, textualmente, que “tanto los salarios como los beneficios distribuidos deben evolucionar de forma moderada, de modo que permitan dirigir una mayor parte del excedente empresarial a inversiones de reposición y ampliación”.

Los datos del Ministerio de Trabajo ponen igualmente de manifiesto que la crisis, la estrategia empresarial de retrasar la negociacíón y, también, las altísimas tasas de paro están provocando un auténtico colapso en la negociación colectiva. Hasta el extremo de que hasta el 31 de agosto se han firmado únicamente 1.302 convenios colectivos, de los que apenas la tercera parte son nuevos, el resto son meras revisiones de años anteriores. Sólo 3,6 millones de trabajadores han cerrado hasta el momento sus relaciones laborales para este año, la tercera parte que el año pasado.

CCOO lo achaca al “obstruccionismo” de la patronal, que junto a la reforma laboral habrían convertido el Acuerdo sobre negociación colectiva en papel mojado.

A destacar, igualmente, que la crisis y la moderación salarial han provocado que, por primera vez, los convenios de empresa (1,7% de incremento) suban más que los de sector a nivel nacional (1%). En este caso, incorporando los convenios colectivos de vigencia plurianual, que arrastran condiciones macroeconómicas de ejercicios anteriores, y que no reflejan la coyuntura más reciente. Incluso en este caso, los salarios crecen (un 1,5%) la mitad que el IPC.

Los datos están aquí y revelan un proceso histórico: la pérdida de poder adquisitivo de los salarios en 2012 será la más alta de la democracia. Incluso superior a la de 2009, el año de la Gran Recesión, cuando el PIB cayó un 3,7% y se destruyeron 1,2 millones de empleos.