PERMISO PARA EL ACUIFERO DE CAMPORROBLES

Leche Pascual vale más por su agua gracias a la Generalitat de Valencia

La Generalitat Valenciana, a través de la Consejería de Industria, ha dictado una resolución por la cual modifica el permiso de  aprovechamiento del manantial de agua

Foto: Leche Pascual vale más por su agua gracias a la Generalitat de Valencia
Leche Pascual vale más por su agua gracias a la Generalitat de Valencia

La Generalitat Valenciana, a través de la Consejería de Industria, ha dictado una resolución por la cual modifica el permiso de aprovechamiento del manantial de agua mineral que el Grupo Pascual tiene en la localidad de Camporrobles. El Gobierno de Francisco Camps ha elevado la autorización para extraer agua del acuífero hasta la cantidad de 479.100 metros cúbicos por año (479 millones de litros), lo que supone multiplicar por cinco la autorización de los últimos cinco años, que era de 98.000 metros cúbicos, equivalente a 98 millones de litros de agua para embotellar.

El nuevo volumen de captación de agua concedido al Grupo Pascual equivale a todo lo envasado por éste en 2009, alrededor de 400 millones de litros. En España, el conjunto de la industria del agua embotellada, agrupado en la asociación ANEABE, produjo el pasado año 5.400 millones de litros, con un consumo per cápita de 116 litros. De estas cifras se deduce que el holding alimentario de Aranda de Duero contará con un manantial que representa casi el 10% de la producción nacional.

La concesión, que comenzó en el año 2005, es por 30 años y cada decenio la empresa concesionaria debe entregar una memoria de actividades a la autoridad competente. En términos económicos, el beneficio que consigue Pascual con la autorización administrativa valenciana es muy relevante, teniendo en cuenta que los precios del agua mineral embotellada oscilan desde los 13 a los 81 céntimos, según fuentes del sector. Obteniendo un margen de 5 céntimos por litro extraído, la ganancia sería de 19 millones de euros anuales.

Esta concesión del Gobierno valenciano se produce en un momento difícil para el Grupo Leche Pascual, que el año pasado facturó 763 millones, un 17% menos, con un beneficio consolidado de 3,6 millones, casi un 80% inferior al de 2008. El negocio de la leches perdió 5 millones, siendo apenas compensado por el de zumos. La filial Aguas Minerales Pascual cosechó una ganancia de 700.000 euros, algo baja teniendo en cuenta que su valor en libros es de 29 millones. El año pasado dejó de extraer agua en el manantial de Graus (Ribagorza), en el Pirineo aragonés, aunque todavía es propietaria de la planta.

Este verano, el Grupo Pascual, conocedor ya del sentido positivo a su petición de ampliar el cupo de agua en Camporrobles, reestructuró su negocio, escindiendo totalmente la filial Aguas Minerales Pascual, traspasando sus activos a la matriz, Grupo Leche Pascual, y a Siete Valles, que explota los manantiales de Camporrobles y Los Barrancos (León), y lo hacía con el de Ribagorza.

Aunque las razones de esta reestructuración no se han hecho públicas, desde Pascual reconocen que apuestan por “el desarrollo de una marca líder y consolidada en el mercado nacional como Bezoya”. Esto significa que el resto del negocio de aguas tiene la puerta abierta para ser vendido. El espaldarazo conseguido en el manantial de Camporrobles aumenta considerablemente el valor de aquél, más teniendo en cuenta que la zona de Levante es la que cosecha el mayor consumo de aguas minerales, con una concentración de ventas del 23%.

Salto en el ranking de Bezoya

En la actualidad, Bezoya es líder en Levante (48% del volumen del Grupo) y crece en el resto de las zonas, siendo junto a Aquarel, de Nestlé, y las marcas blancas de los grandes de distribución, la única que mejoró sus resultados el año pasado. De acuerdo con fuentes de Pascual, su marca de agua ha pasado en tres años de ocupar la cuarta posición en ventas a ser segunda, según datos de la propia empresa.

El negocio del agua mineral se ha complicado con la crisis y las presiones ecologistas,y se mantiene estancado en torno a los 900 millones de facturación desde hace tres años. Los primeros puestos del sector los ocupan multinacionales como Nestlé, Danone y San Benedetto, a las que siguen Pascual, Vichy, Damm y Solán de Cabras.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios