Apax pide precio para vender Panrico en pleno proceso de refinanciación
  1. Economía
TIENE UNA DEUDA DE 550 MILLONES

Apax pide precio para vender Panrico en pleno proceso de refinanciación

El primer fabricante de panadería y bollería industrial del mercado español está en venta. Hoy viernes es el último día para presentar ofertas no vinculantes por

Foto: Apax pide precio para vender Panrico en pleno proceso de refinanciación
Apax pide precio para vender Panrico en pleno proceso de refinanciación

El primer fabricante de panadería y bollería industrial del mercado español está en venta. Hoy viernes es el último día para presentar ofertas no vinculantes por Panrico. El banco de negocios Credit Suisse ha coordinado el marketing process encargado por el consejo de administración, que ha decidido sondear en el mercado, entre compradores industriales y financieros, para conocer que precio potencial podría conseguir, según han confirmado fuentes involucradas en la operación.

 

En caso de recibir una oferta satisfactoria, Apax no dudaría en vender Panrico. De lo contrario, los precios recabados serán empleados como un elemento informativo más para ser empleados en el proceso de refinanciación, para el que solicitó una prórroga a comienzos de 2010 ante la imposibilidad de asumir las condiciones de la deuda. El fabricante del popular Donut debe más de 550 millones de euros a un complejo pool de entidades e inversores especializados que supera el centenar.

Desde 2009, los bancos acreedores, con ING y Caja Madrid a la cabeza, pusieron en luz roja su riesgo en Panrico. En diciembre, Apax comenzó a negociar una prórroga, con vigencia hasta el verano, que probablemente será ampliada al segundo semestre. Con motivo de esta situación, se creó sounding group (grupo de referencia), asesorado por la firma Houlihan Hockey, para coordinar el proceso. Pero cinco meses después, todavía no se ha llegado a un punto de entendimiento entre las partes.

Los acreedores de Panrico, entre los que también se encuentran fondos de deuda como Harbourmaster, Babson y ECM, tratan de arrancar un compromiso de Apax, vía ampliación de capital, para reducir el tramo de deuda que tiene menos garantías, conocido como pik loan, del acrónimo payment in kind. El fabricante de Donuts recurrió a esta modalidad a finales de 2006 para subastar un tramo de deuda por importe de 225 millones con el que se abonó un dividendo con el que recuperó su inversión.

Bajo este contexto, Apax asumió el compromiso de presentar un nuevo plan de negocio para los próximos tres años que satisficiera a los acreedores, aunque algunos cambios relevantes ya se han ido tomando a lo largo de los últimos meses, como ocurrió con la llegada a finales de 2009 de Cesar Bardají como nuevo consejero delegado, el posterior refuerzo del equipo directivo y el lanzamiento de nuevos productos, como el envase individualizado de sus populares rosquillas.

La crisis económica, que ha tenido especial repercusión en el sector consumo, ha dado al traste con el proyecto de salida a bolsa de Panrico. Durante estos cuatro años y medio, Apax ha incorporado al fabricante catalán la marca de galletas Artiach y la de bollería La Bella Easo, además de haber pujado sin éxito por la compra de Cuétara. En todos los casos, las adquisiciones se financiaron desde los fondos asesorados por la firma, dada la imposibilidad de cargar con más deuda a Panrico.

Apax adquirió Panrico hace cuatro años y medio. A finales de 2005, época dorada del capital riesgo, la firma de inversión pagó 900 millones de euros a la familia Costafreda, La Caixa y Sabadell para quedarse con una marca con más de 40 años de antigüedad. La transacción formó parte de la media docena que alcanzó esas magnitudes, como también ocurrió con las de Amadeus, Telepizza, Cortefiel, Parques Reunidos o Applus, que colocaron a España en el mapa europeo del capital riesgo.

Panrico