Applus sigue siendo 'catalana': el fondo Carlyle compra la compañía por 1.500 millones de euros
  1. Economía

Applus sigue siendo 'catalana': el fondo Carlyle compra la compañía por 1.500 millones de euros

Confirmado. Compró el menos guiri de los private equity en liza. Carlyle, el fondo estadounidense de capital riesgo, ha puesto sobre la mesa nada menos que

placeholder Foto: Applus sigue siendo 'catalana': el fondo Carlyle compra la compañía por 1.500 millones de euros
Applus sigue siendo 'catalana': el fondo Carlyle compra la compañía por 1.500 millones de euros

Confirmado. Compró el menos guiri de los private equity en liza. Carlyle, el fondo estadounidense de capital riesgo, ha puesto sobre la mesa nada menos que 1.500 millones de euros (valor empresa, deuda incluida) para hacerse con la empresa de certificación Applus. Al otro lado está Eurazeo, la firma de inversión francesa, que salvo sorpresa mayúscula o "calentón" de última hora no habrá llegado a los dígitos presentados por su competidor.

Todo ha quedado resuelto. Esta tarde los accionistas de Applus, es decir Agbar (53,1%), Unión Fenosa (25%) y Caja Madrid (21,9%), anunciarán oficialmente la compra de Carlyle. Sin embargo, independientemente del ganador, La Caixa, que ha tutelado el proceso de venta, no tendrá que afrontar ninguna crítica posible por la venta de la séptima compañía catalana por facturación a manos de capital no catalán.

A pesar de que Citigroup, el banco que dirige esta operación, distribuyó unos 40 libros de venta por medio mundo, sólo cinco grupos llegaron a la fase final del proceso. Y de estos, los dos finalistas, tras descolgarse BC Partners, Cinven y el escandinavo EQT, alguno por no revelar su pool de socios inversores, han incluido en su candidatura a un importante grupo de vips locales.

Era uno de los requisitos planteados por la Generalitat, que considera estratégicos algunos negocios de Applus, como el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (IDIADA), donde participa con un 20%, o el Laboratorio General de Ensayos e Investigaciones (LGAI), donde controla un 5%. O tal vez por el hecho de que caso el 25% del ebitda de la compañía tiene su origen en el negocio de inspección técnica de vehículos en Cataluña. Es decir, dependiente de concesiones administrativas.

El fondo estadounidense Carlyle, que opera en España desde la oficina abierta en Barcelona en 2001, parte con la ventaja de haberse adelantado en la consecución de una alianza con socios locales, entre ellos Caixa Catalunya (Narcis Serra), el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y otras cuatro cajas de ahorros catalanas (Tarragona, Sabadell, Terrassa y Manresa), que han tomado entre el 10 y el 25% del consorcio que puja por Applus.

El flanco francés

Esta alianza de marcado carácter institucional contrasta con la apuesta del grupo inversor francés Eurazeo, que se ha juntado con cinco de las grandes fortunas catalanas, como la familia Miarnau, propietaria de la constructora Comsa, y Albert Costafreda, que vendió en 2005 el grupo de bollería industrial Panrico a Apax por 900 millones.

Junto a ellos también están Sol Daurella, de la embotelladora de Coca-Cola Cobega; Antoni Vila Casas, ex accionista de referencia de la farmacéutica Almirall Prodesfarma; y el presidente de la cadena hotelera Hesperia, José Antonio Castro, dando empaque a la candidatura de la francesa Eurazeo, que cuenta con el handicap de su escaso recorrido en el mundo del capital riesgo. En todo caso, Applus seguirá hablando catalá.

Agbar Caja Madrid Caso de las ITV