Carlos Alcaraz, el fenómeno murciano que sólo necesita que dejen de compararle con Rafa Nadal
  1. Deportes
  2. Tenis
Debut en Roland Garros

Carlos Alcaraz, el fenómeno murciano que sólo necesita que dejen de compararle con Rafa Nadal

La gran promesa del tenis español está situada desde el pasado domingo entre los 100 mejores jugadores del mundo. Este lunes debuta con 18 años en Roland Garros mientras trata de aislarse de la comparación con la leyenda

placeholder Foto: Carlos Alcaraz, en el Mutua Madrid Open. (Reuters)
Carlos Alcaraz, en el Mutua Madrid Open. (Reuters)

“Rafa no tuvo que afrontar esa presión tan temprana”, dice una persona cercana a Carlos Alcaraz, la futura estrella que el tenis español cuida con esmero desde hace años. “Es como si cuando empezaba a despuntar, de chaval, le hubiesen puesto de repente los objetivos de Pete Sampras… ¿Te imaginas qué carga?”

No se trata solamente de la prensa española: Carlos Alcaraz encarna el “futuro” del tenis español para publicaciones tan poco ibéricas como 'TennisWorldUSA', que esta semana le dedicaba un artículo elogioso. En un momento de cierto declive de la generación que ha condecorado durante estos lustros la explosión de Nadal, el prodigio de El Palmar sigue batiendo récords y reclamando titulares: el pasado domingo entró en el ‘top 100’ mundial tras ganar en Portugal el torneo de Oeiras (el quinto jugador más joven en lograrlo en el siglo XXI). El debutante en Roland Garros juega el cartel de Joven Revelación del Año 2020 en la ATP (votado por sus propios compañeros). “Pero ahora mismo los objetivos deben ser a corto y medio plazo”, recalca su entrenador, el exnúmero uno del mundo Juan Carlos Ferrero, en conversación telefónica con este periódico.

placeholder Alcaraz, el pasado mes de septiembre, entrena ante la mirada de su técnico. (EFE)
Alcaraz, el pasado mes de septiembre, entrena ante la mirada de su técnico. (EFE)

El extenista valenciano, ganador de Roland Garros en 2003, admite que están “un pelín cansados de que se compare con Nadal a un chico de 18 años. Es una mochila demasiado pesada”. Entiende que la gente tenga “prisa” (Alcaraz ha ganado prácticamente todo en las divisiones inferiores nacionales e internacionales), pero pide prudencia y espacio. “Carlos es un chico con mucho potencial, que se adapta a todo tipo de superficies. Está en un año de crecimiento personal, tenístico y de madurez como, está aprendiendo mucho de jugar partidos contra gente que llevaba años viendo por televisión, y conociéndolos. Con casi todos los jóvenes ha podido entrenar, ya sabe quién está ahí arriba, qué potencial tienen, y al verlo uno se da cuenta del nivel que tiene uno mismo. Lo que hay que hacer es seguir creciendo”.

El progreso se expresa en victorias: acumula ya cuatro títulos Challenger como tenista profesional. “Obviamente, está empezando a tener coletazos importantes”, admite Ferrero: “Jugar Masters 1000, jugar en un torneo como Madrid contra Rafa, jugar contra Cilic [que comparó su juego con otro de sus mentores, Pablo Carreño], contra jugadores muy buenos… Eso es una gran suerte. La posición en la que estamos es de crecimiento, y hay que tener las ideas claras de ir poco a poco. La gente, obviamente, tiene mucha prisa, se ha escuchado mucho la comparación con Rafa, pero a Carlos yo creo que el hecho de que le comparen o le pidan eso no le viene bien, por bonito que sea escucharlo, por indicativo de que la gente quizá ve en él algo especial, diferente a los demás. Te mete un poco más de presión si cabe”.

Imparable

El jugador, que el pasado día 5 alcanzó la mayoría de edad, afirmó el mes pasado en Madrid que su sueño es ser el número uno del mundo. La ambición su sustenta en una progresión fuera de lo ordinario. En febrero de 2018 consiguió su primer punto en la con 14 años, y con 16 ganó (en Río de Janeiro) su primer torneo profesional. El año pasado, en Trieste (Italia), conquistó a los 17 su primer torneo Challenger: todas ellas marcas que le colocan a la altura de los tres tenistas que han dominado el tenis en lo que va de siglo XXI. (Y con el obstáculo de medio año perdido por la pandemia). Es el cuarto tenista español que gana un campeonato con menos de 18 años y el mejor sub-19 del mundo.

placeholder Alcaraz se despide del público tras perder contra Nadal en el Mutua Madrid Open. (EFE)
Alcaraz se despide del público tras perder contra Nadal en el Mutua Madrid Open. (EFE)

Un argumento que aparece habitualmente en las conversaciones sobre Alcaraz es la estabilidad de su equipo y de su ecosistema. Su padre, Carlos Alcaraz González (que también probó el tenis profesional), decidió desde la infancia del chico que no sería su entrenador y se preocupó por dotar al prodigio de una estructura de apoyo. Con sólo 10 años, el niño de El Palmar obtuvo ya su primer patrocinio: Postres Reina, una empresa murciana de postres lácteos, le ayudó a viajar a un torneo mundial en Croacia y se convirtió en el primer padrino de la promesa. A los 15, el adolescente ingresó en la academia Equelite de Juan Carlos Ferrero, ubicada en Villena (Alicante). Representado por la multinacional IMG, el tenista murciano cuenta ya entre sus patrocinadores actuales con marcas del tamaño de Nike o Babolat.

El genio murciano jugó su primer Grand Slam con 17 años esta temporada en Australia. En Melbourne derrotó a David Goffin, número 14 del mundo. (“Pega muy fuerte, ataca todo el rato y lo hace fácil. No te deja jugar”, dijo después el belga). En marzo, tras ganar a Alcaraz en dos ‘sets’ con facilidad, Alexander Zverev (número 6 mundial) manifestó que el español estaría a los 20 años entre los diez mejores del planeta: “Está jugando un tenis increíble [...] Sus golpes son extremadamente pesados, particularmente su derecha. Me recuerda a Nadal, obviamente un pegador de derecha, pero el peso del golpe es similar. He jugado contra muchos jugadores más jóvenes que yo. La potencia de su bola es muy diferente a la de otros jóvenes contra los que he jugado”.

"La potencia de su bola es muy diferente a la de otros jóvenes" (Zverev)

Ahora se bautiza en Roland Garros, donde será una de las sensaciones de la jornada inicial. Tras su victoria en Portugal, acumula unas ganancias de 18.290 euros (y un balance de 18 victorias-10 derrotas esta temporada, 12 de ellas en tierra batida). Roberto Bautista, número 11 del mundo, afirma a EL CONFIDENCIAL que “Carlos es muy buen chico, que es lo primero. Me alegra que se haya metido en el ‘top 100’. Está trabajando muy duro, está muy bien rodeado, tiene un equipo muy bueno que lo va a llevar muy bien. Creo que eso es lo más importante. Tiene muchísima calidad, mucha pegada, buena derecha, muy buenos golpes, es muy rápido, físicamente es muy poderoso… Y creo que no va a dejar de mejorar. Lo más importante es que con 18 ya está entre los 100 mejores, seguro que lo vamos a ver muy cerca de los puestos de arriba. Muy arriba”.

Juan Carlos Ferrero asegura que “Alcaraz tiene muy claro, como lo tenemos el equipo a su alrededor, que tiene que hacer su propio camino. Y empezar a pensar a estas alturas en alguien que tiene 36 Masters 1000 y 21 Grand Slam, poder pensar en igualarlo en algún momento, es casi ridículo... Hay que ir poco a poco, siguiendo el camino de cada uno. Hoy la realidad es que acaba de jugar un Challenger en Portugal, peleando por estar dentro del ‘top 100’ por primera vez en su carrera. Ahora mismo los objetivos deben ser a corto y medio plazo. El largo plazo es algo que no podemos controlar. Ahora mismo lo que podemos controlar es que trabaje muy duro todos los días”.

Alcaraz, dejando aparte el tenis, comparte con la leyenda balear una afición principal: el golf. Nadal no hace nada por alentar esta incómoda comparación: “Es muy joven y muy bueno”, dijo en Australia este año, “y tiene un futuro brillante. Tiene una gran base para ser uno de los mejores… Ya está donde está y es buen chico, humilde y trabajador. Tiene todos los ingredientes para ser un gran campeón y puede mejorar mucho en los próximos años; en función de cuánto lo haga, eso marcará la diferencia: será muy bueno o un campeón increíble”.

Los aficionados al tenis tienen una excusa fantástica para seguir Roland Garros desde el primer día este año. (El primer rival de Alcaraz será el valenciano Bernabé Zapata, de 24 años y 128 del mundo, que se estrena en un Grand Slam). Tras sus tres aplastantes victorias en la previa, Alcaraz exhibe la confianza de una estrella: “Personalmente, pienso que estoy capacitado para ganar a cualquiera”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Carlos Alcaraz Rafa Nadal Tenis - Roland Garros Tenis
El redactor recomienda