PUESTA EN PRÁCTICA CON Duckworth EN AUSTRALIA

La nueva arma de Nadal para dominar los partidos (y aliviar el dolor de sus rodillas)

El tenista balear ha decidido cambiar algunas rutinas de su juego, y la principal ha sido el saque: con él, busca ser más agresivo en pista y mejorar la carga en sus articulaciones

Foto: Rafa Nadal, sacando en su partido ante Duckworth. (Reuters)
Rafa Nadal, sacando en su partido ante Duckworth. (Reuters)

Rafa Nadal ha vuelto a la senda del triunfo cuatro meses después de su último partido oficial (6-4, 6-3 y 7-5 ante James Duckworth). Aquel 7 de septiembre, el español tuvo que retirarse de las semifinales del US Open por culpa de un nuevo problema en la rodilla, que le tuvo alejado de las pistas el tramo final de la pasada campaña y los primeros torneos de esta. Ahora, el balear ha regresado a la competición y lo hace con nueva arma para mejorar sus maltrechas articulaciones: un novedoso saque.

Las rodillas son el punto débil de Nadal, un verdadero quebradero de cabeza a lo largo de los años. El tenista español ha sufrido en numerosas ocasiones problemas en su articulaciones, haciéndole jugar con dolor en muchas ocasiones e incluso parar durante largos periodos de tiempo. Poco a poco, ha ido modificando rutinas para tratar de mimarlas lo máximo posible y, así, el último cambio ha tenido que ver con la manera en la que ejecuta el servicio.

Este lunes, en su debut en la presente edición del Open de Australia ante el local Duckworth, Nadal probó su nuevo saque dejando buenas sensaciones. El balear confirmó en la rueda de prensa posterior al encuentro que estaba feliz, pero cauteloso hasta poder probarlo en un partido de más enjundia: "Estoy contento con mi nuevo gesto, pero tenemos que ver si funciona bajo presión, durante los partidos, que es realmente donde se comprueba el resultado".

Pero, ¿cómo es su nuevo saque? Básicamente, ha cambiado tres rutinas en su saque: la flexión de las rodillas, la palanca de su cuerpo y el golpeo de la pelota. La pierna se mantiene más rígida, lo que provoca que salte menos en la ejecución del golpeo, lo que ayuda al mantenimiento de sus rodillas. Al perder potencia con ambos cambios, la equilibra tirando el cuepro hacia adelante y evitando los efectos con su muñeca, ofreciendo un golpeo más directo.

"Se basa todo en tres pilares. El primero, cuando comienza a ejecutar el swing, lleva la mano más rato por abajo en lugar de levantarla de forma lateral. El segundo, al tirar la pelota al aire, que ya no hace tanta flexión y aguanta más tiempo con el cuerpo erguido, ya que antes perdía dinamismo. Y por último, el tercero, que entra con la pierna derecha dentro de pista al aterrizar al hacer el saque", analiza Francis Roig, uno de sus técnicos, para la ATP.

Con estos retoques, lo que consigue es que el saque gane más velocidad y que, al mismo tiempo, Nadal entre más rápido en pista tras el golpeo. Y si, además, con esta nueva técnica alivia el sufrimiento de sus rodillas, la mejora es evidente. "La idea de cambiar el gesto en el saque surgió como consecuencia de marcar una línea de mejora con el objetivo de sacar un poco mejor". Especialmente, meter más saques directos que le alivien 'rallys' en pista para descargar sus piernas.

"Lo que buscamos es que haga más daño y que la bola le vaya un poco más rápida. Teníamos la sensación de que la bola iba rápida al servicio pero que al botar, se frenaba un poco. Ahora, con este movimiento más fluido queremos que la bola bote y no pierda toda esa velocidad", explica su técnico, Carlos Moya. Y sí, además, evita que se carguen sus maltrechas rodillas, mejor que mejor. Federer y Djokovic han crecido en el saque en los últimos años: ahora es la nueva arma Nadal.

Tenis
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios