CREADOR DEL IRONMAN DE LANZAROTE

Kenneth, el guardia real danés que se atrevió a unir en 1984 a España con el triatlón

Pronunciar Kenneth Gasque en España es evocar La Santa, Ironman, triatlón, Lanzarote... deporte. Es uno de los pioneros y máximos impulsores de esta disciplina en nuestro país, comenzando en 1984

Foto: Kenneth Gasque participando en un triatlón en el siglo pasado.
Kenneth Gasque participando en un triatlón en el siglo pasado.

“Sonríe y sé feliz. Si sonríes, se hará menos duro”. Esto es uno de los consejos que más repite el danés Kenneth Gasque, uno de los primeros triatletas afincados en España. Organizó su primera prueba en 1984, la Volcano de Lanzarote, la primera en España junto con otra en Guadalajara. Por aquel entonces “la bicicleta era mucho más pesada", cuenta. "Yo usaba una normal, ¿y el neopreno? Usaba unos pantalones de Speedo”. Quien participaba en estos eventos era algo así como un bicho raro. Con 65 años en su mochila y afincado en Canarias desde hace más de tres décadas, continua viviendo por y para el triatlón, una especialidad que ahora vive en pleno apogeo. “Queremos acercar este deporte a todo el mundo. Nuestra filosofía parte de la base que cualquiera podría hacer un triatlón si se lo propone”, empezando por el del próximo 24 de octubre, el Ocean Lava de Lanzarote, al cual se ha apuntado El Confidencial para vivir de primera mano la experiencia de la primera vez y sin un entrenamiento especializado o profesional, es decir, como lo prepararía una persona normal. “¿Nadas?”, pregunta Kenneth. “Pues ponte a nadar”.

Este antiguo miembro de la Guardia Real danesa cayó en Lanzarote cuando el touroperador compatriota Sr Kronager decidió reformar una vieja instalación en la isla y convertirla en un hotel deportivo: el Club La Santa. Necesitaba un director para llevar el proyecto desde el punto de vista del atleta y Kenneth fue el elegido. Se mudó hasta allí en 1983. Dos años después participó en el Ironman de Hawái y se hizo una pregunta: “¿Qué necesidad tenemos de viajar tan lejos si tenemos ese mismo paraíso a pocas horas de vuelo de Europa?”. Así nació el Ironman de Lanzarote en 1992, considerado el más duro del mundo.

"Hacer negocios en España es complicado"

Kenneth no sólo sigue siendo director deportivo de La Santa (al que acuden todo tipo de deportistas de élite), del Ironman y de diferentes triatlones en Lanzarote, también organiza maratones y otras carreras, lo que le llevó el año pasado a ganar el reconocimiento turístico más prestigioso de la isla por su contribución a este sector. Para llegar a tal punto del camino ha debido convencer a mucha gente y abrir las puertas necesarias en un país en el que “hacer negocios es complicado". "Y en estos momentos, encontrar financiación privada es también muy difícil. Sin embargo, todas estas actividades son muy buenas para Lanzarote y Canarias”.

Aunque el primer paso que tuvo que dar fue anterior, cuando le comentó a sus padres a principios de los 80 que se iba a hacer un triatlón y les explicó en qué consistía. “Ya corría, hacía bici y nadaba. Era una cuestión de que Kenneth fuera feliz”, recuerda, y la familia aceptó. La respuesta que recibió -“sé feliz y disfruta”- es algo que él mismo propaga a quienes participan en sus pruebas.

Desde que dio sus primeros pasos hasta la tecnificación de nuestros días, todo ha evolucionado salvo el 'motor', el que tiene el individuo en el interior del cuerpo. “Todo es diferente hoy, con más facilidades, mejores instalaciones, material deportivo, comidas y suplementos específicos... Antes no había dietas tan estudiadas; había plátanos y manzanas”.

Kenneth con su mujer Anna Lis y el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.
Kenneth con su mujer Anna Lis y el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.

"Uno debe ser honesto y realista con sí mismo"

Con miles de kilómetros acumulados en sus piernas, le parece más complejo “organizar un evento deportivo” que disputar un triatlón. “Dependes de muchas cosas para que todo salga bien y, sobre todo, evitar accidentes. Debe organizarse siempre desde el punto de vista de la seguridad y que nadie tenga ningún tipo de miedo a que le pase algo”. Esto en cuanto a factores externos, porque luego es el atleta quien debe velar también por su propia seguridad: “Uno debe ser honesto y realista con sí mismo. No puede ir más allá de su límite”.

Este consejo lo propaga sobre todo para alguien que comienza a interesarse por esta disciplina y, de manera racional, indica: “Si no eres bueno nadando, nada; si no eres bueno corriendo, corre; si no montas bien en bici, haz bici. Entrena el deporte en el que peor vayas”. ¿Algo más para un principiante? “Sí: no vayas deprisa, sé positivo y disfruta. Nos vemos el fin de semana del 24 de octubre por Lanzarote”.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios