Katie Ledecky, la nadadora sobrehumana que ya ha cambiado la historia de la natación
  1. Deportes
  2. Otros deportes
NUNCA NADIE HA CONSEGUIDO TALES HAZAÑAS

Katie Ledecky, la nadadora sobrehumana que ya ha cambiado la historia de la natación

Cuando Katie Ledecky enfiló su camino hacia el poyete este sábado, no había dudas, iba a hacer algo grande. La estadounidense logró su quinto oro con récord del mundo incluido en 800 metros

placeholder Foto: Katie Ledecky celebra su récord en 800 metros libres (Efe).
Katie Ledecky celebra su récord en 800 metros libres (Efe).

Cuando Katie Ledecky enfiló su camino hacia el poyete, no había dudas, iba a hacer algo grande. La estadounidense afrontaba su última prueba en el Mundial, los 800 metros libres y en su mente, un objetivo: colgarse su quinto oro en Kazán. Antes, ya había conseguido subir a lo más alto del podio en 200, 400, 1500 y en el relevo de 4x200 libres. De reojo, miraba al récord, el que ella había establecido anteriormente, 8:11.00. Ledecky no sólo lo batió, sino que lo rebajó en más de cuatro segundos parando el crono en 8:07.39. Sobrehumano. “Ni en mis mejores sueños había imaginado este cuádruple histórico. Ha sido un gran Mundial”, reconocía todavía emocionada al terminar su última prueba. Natural de Maryland, ya ha pasado a la historia y eso que sólo tiene 18 años.

Fue en los Juegos Olímpicos de Londres cuando Ledecky empezó a asombrar al mundo. Con sólo 15 años y siendo la participante más joven de los Estados Unidos, se colgó el oro en la prueba de 800 metros. Allí estableció un tiempo de 8:14.63, o lo que es lo mismo, el segundo registro más rápido de todos los tiempos. A partir de ahí, comenzaron sus exhibiciones en el agua. En el Mundial de Barcelona del año siguiente ganó cuatro oros al acabar primera en los 400, 800, 1500 y el relevo de 4x200 metros libres. Además, batió dos récords del mundo, el de 800 y el de 1500. Aunque tenía la mínima para participar en los 200 metros libres, decidió no nadar la prueba.

Pero dos años más tarde, Ledecky se consagró en el Mundial de Kazán. La norteamericana logró cinco oros en cinco pruebas, tres récords mundiales en cuatro días y una sensación total de dominio absoluto prácticamente inédita hasta la fecha. Nadie pudo con ella y, hoy por hoy, es sin duda una de las mejores nadadoras de todos los tiempos. La primera medalla llegó el pasado domingo en los 400 metros libres (3:59.13), el martes se impuso en el 1500 con récord del mundo incluido (15:25.48) , el miércoles ganó el 200 (1:55.16), fue una pieza fundamental en el relevo de 4x200 (7:45.37), tirándose la última a nadar, el jueves y este sábado, cerró un campeonato de ensueño sacando más de diez segundos a la segunda clasificada y firmando su tercer récord del mundo, consiguiendo además, ser la primera nadadora de la historia en bajar de 8:10 (8:07.39). Espectacular.

Con estos resultados, Ledecky se ha convertido en la primera persona de la historia que logra ganar en pruebas de velocidad, de medio fondo y de fondo. Nunca nadie había ganado las pruebas de 200, 400, 800 y 1500, ni chicos ni chicas. Esta norteamericana dejó de nuevo impresionado al mundo con su dominio total del crol, una disciplina donde la competencia es muy amplia, pero en la que, tal y como ha quedado demostrado, demuestra no tener rival. Su técnica de brazos y de movimiento del cuerpo es tan perfecta, que asombra ver como apenas mueve los pies.

Ledecky tienen un don especial, es de esas deportistas que aparecen cada mucho tiempo y que son prácticamente irrepetibles. En Kazán, fue la primera de la historia en muchas cosas y ahora sólo debe preocuparse de una, no cansarse de ganar. Porque de momento, no hay nadie que pueda hacerle sombra y, viendo los tiempos, pasarán años hasta que aparezca alguna nadadora capaz de batirla. Todavía le queda algún récord por batir y siempre puede luchar contra sus propios registros. Lo que está claro es que si hay alguien que ahora mismo domine la natación mundial, esa es Katie Ledecky.

Katie Ledecky Natación Mundial de Natación de Kazán
El redactor recomienda