El amor de una pareja de judokas españoles para resarcirse de los JJOO
  1. Deportes
  2. Otros deportes
LAURA GÓMEZ Y SUGOI URIARTE COMPITEN EN RÍO

El amor de una pareja de judokas españoles para resarcirse de los JJOO

El Mundial de Judo se disputa del 24 al 31 de agosto en Río de Janeiro. Entre los representantes españoles están Sugoi Uriarte y Laura Gómez

placeholder Foto:

El Mundial de Judo se disputa del 24 al 31 de agosto en Río de Janeiro. Entre los representantes españoles están Sugoi Uriarte y Laura Gómez, una pareja que lleva doce años juntos y que comparten su pasión por este deporte. Ambos compiten en este Mundial el próximo día 27 para resarcirse de los Juegos Olímpicos de Londres. En el caso de Sugoi, porque se quedó fuera de las medallas por una polémica decisión arbitral. En el de Laura, porque la Federación se decantó por Ana Carrascosa al estar empatadas a puntos. Estos dos judokas realizan todo juntos, entrenar, vivir… pero Sugoi reconoce a El Confidencial que si no le gustaría estar con Laura “no estaríamos juntos”. Se reparten elogios el uno al otro y afrontan con ilusión la próxima cita mundialista.

El momento clave de la temporada para Sugoi Uriarte y Laura Gómez pasa por Río de Janeiro. Ambos judokas afrontan con la máxima emoción esta cita: “Llego con muchas ganas y, sobre todo, con la ilusión de ir con Sugoi y todo el equipo que llevo detrás. A ver si conseguimos un buen resultado”, reconoce Laura a este periódico. Por su parte, Sugoi tiene en mente hacer historia en Brasil: “Me veo como siempre. En los grandes campeonatos mi objetivo es la medalla y este torneo no va a ser menos, ojalá caiga el oro. Sería la leche ser campeón del mundo, pero la cosa es hacer un buen campeonato. Una medalla sería un grandísimo resultado, lo firmaría. Hasta ahora, ningún judoka masculino ha conseguido dos melladas en el campeonato del mundo pero una vez que está ahí cuanto mejor sea la medalla, mejor sabrá”.

El peor momento para Laura fue quedarse fuera de los Juegos Olímpicos. La decisión de la Federación dejó a la judoka española muy dolida, pero ahora habla sobre lo ocurrido con naturalidad: “Era algo que podía pasar, Ana y yo estábamos muy igualadas. Estuvimos los cuatro años peleando, siempre ajustadas, estuve delante, luego en los últimos meses me empató ella y al final la decisión la tomó la federación. Hay que aceptarlo y ya está. Estoy orgullosa de lo conseguí, luchando con las mejores del mundo”. Sugoi recuerda cómo fueron aquellos días para su pareja: “Llegaban a casa periodistas y, claro, Laura no quería saber nada de los Juegos Olímpicos. Yo los tenía en un mes y ella cada vez que veía unos aros olímpicos casi se ponía a llorar. Son cosas que te da la vida que tienes que superarlas y ahora volverá aún más fuerte si se cabe”.

A Laura le emociona especialmente este Mundial, es un paso más para intentar estar en los Juegos Olímpicos de Río de 2016: “Creo que lo de Londres está ya más que superado, no relaciono este Mundial con ese momento. Es otra cosa, otro ciclo olímpico y la oportunidad de conseguir un buen resultado y una medalla. Estoy con ganas y con entusiasmo que es lo que hace falta. Si económicamente puedo, quiero estar en Río 2016”. La concentración de Laura es una pieza básica para Sugoi de cara esta cita mundialista: “Ella tiene unas condiciones increíbles, puede conseguir en la vida y en el deporte lo que ella quiera. Lo único que necesita es centrarse con un buen resultado y cuando consiga ese gran resultado conseguirá todo. Puede ser lo que ella quiera ser”.

Mientras Laura ya piensa en el futuro, Sugoi tampoco pierde la perspectiva pero todavía le duele un poco el pasado. Aquella decisión arbitral todavía sigue en su cabeza: “El recuerdo de Londres todavía es malo. Aquello fue increíble pero cada día al dormir me acuerdo de ese momento y de la mala suerte que tuve al perder esa medalla. Espero, en los Juegos Olímpicos que vienen quitarme esa espinita y poder conseguir una medalla. Quiero seguir mínimo hasta Río, siempre voy con objetivo de medalla el día que no esté capacitado para ello dejaré el Judo”, asegura.

En este Mundial, Sugoi tiene muy claro la meta a conseguir: “Mi objetivo en los torneos es poder luchar por todo, luego puede salir o no, pero estar ahí”. Laura explica cómo ve a su compañero de viaje: “Lo veo demasiado motivado la verdad. Lo ves tan seguro de sí mismo que a veces te hace dudar de ti. Tiene tan claro que él quiere medalla que a veces asusta, le ves tan centrado y se lo cree tanto que crea inseguridad, pero está muy bien, muy bien”, reconoce.

Tanto para Sugoi como para Laura, el Judo es su pasión en la vida, pero además, ambos han estudiado y se han preparado para cuando tengan que dejar el tatami. “He terminado una ingeniería técnica, una superior, y un máster de ingeniería avanzada. La tesina del máster la entregué hace un año y ahora haré el doctorado. Compaginar el judo con el trabajo es imposible. Creo que cuanto más estudies y tengas otra cosa además del deporte mejor”, cuenta Sugoi. “En otro momento sí trabajaba pero ahora es imposible compaginar las dos cosas. Las empresas ya no pueden contratar a nadie que tenga que entrenar 5 horas al día. Ahora vivo de las ayudas que consigo y busco sponsors, mientras sale otra cosa”, afirma Laura.

Sugoi y Laura conviven 24 horas juntos, pese a ello no se cansan y sólo se regalan elogios el uno al otro: “Entrenamos unas dos horas y media de físico por la mañana y otras dos horas y media de judo por la tarde y lo hacemos todo juntos. Siempre lo hemos hecho así, pasar mucho tiempo los dos, y si no me gustara estar con ella, no estaríamos tanto juntos”. Por su parte, Laura se deshace en elogios hacia su pareja: “Lo bueno de lo personal es que somos amigos, nos llevamos genial y buscamos el mismo objetivo. Nos llenan las mismas cosas, deportes, amigos y cosas sencillas del día a día. A nivel profesional es muy calculador y muy frío. Lo tiene todo muy estudiado yo le llamo la wikipedia, porque es una Sugopedia, lo tiene todo súper controlado y medido”.

Este Mundial es una de las piezas clave para afrontar este nuevo ciclo olímpico de la mejor forma posible. Tanto Laura como Sugoi son conscientes de ello, por eso tratarán de apoyarse en lo profesional y en lo personal. En los dos aspectos se conocen a la perfección, ahora toca esperar a que nada falle. Ilusión no les falta.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Juegos Olímpicos Londres Laura Gómez Sugoi Uriarte