Valentino Rossi: ¿llega su retirada inminente o seguirá la prolongación de su agonía?
  1. Deportes
  2. Motociclismo
Posible adiós del campeón italiano

Valentino Rossi: ¿llega su retirada inminente o seguirá la prolongación de su agonía?

Se disparan los rumores acerca de un inminente retiro de Valentino Rossi, tanto como para que sea efectivo desde este mismo próximo Gran Premio de Alemania,

placeholder Foto: Valentino Rossi afronta el ocaso de su carrera, y parece que esta podría ser su última temporada
Valentino Rossi afronta el ocaso de su carrera, y parece que esta podría ser su última temporada

Nueve veces campeón mundial, hace más de una década que no gana un título. Pero como a tantos otros deportistas veteranos, verse competitivo y reconocer lo feliz que se sentía pilotando ha hecho que estirara el chicle de su carrera deportiva mucho más allá de lo que hubiera sido recomendable. El problema fundamental de Valentino es, de talento tan inmeso como tenía, incluso una versión decadente mejoraba a media parrilla de MotoGP.

En esa prolongación quizá innecesaria de su estelar carrera deportiva quizá también pesó la búsqueda de la venganza de ese mundial perdido en 2015, que siempre consideró suyo. También, sentirse competitivo en su mismo equipo respecto a Maverick Viñales, considerado uno de los principales talentos de la categoría. Por desgracia, si cualquier en la vida peca de no aceptar la realidad, qué decir de animales competitivos como Valentino, cuya vida gira absolutamente alrededor de dos ruedas y un mango del gas.

placeholder Valentino Rossi hace oídos sordos a todos aquellos que le sugieren que debería retirarse.
Valentino Rossi hace oídos sordos a todos aquellos que le sugieren que debería retirarse.

La perspectiva de la edad

Recientemente, Marc Márquez declaraba, que “no sería como Valentino, que el se retiraría cuando ya no se viera competitivo”. Habría que verlo. También un Fernando Alonso veinteañero decía que no se veía compitiendo más allá de los 30 años, y con casi 40 años mantiene la ilusión de un adolescente. Por las mismas razones de obsesión por su trabajo que el español Valentino es alguien tan especial. Mas allá de esa imagen transgresora y alocada que se ha sabido construir, habita un profesional que a pesar de sus 42 años sigue bebiendo, respirando y soñando con motos y nada más que con motos.

Por ponerlo en perspectiva, otros grandes del Motociclismo como Ángel Nieto o Giacomo Agostini colgaron el casco poco tiempo después de cumplir los 35 años, cuando comprendieron que las lesiones y los años ya no les permitían aguantar el empuje de un Jorge Martínez Aspar o Fausto Gresini en el caso del ‘12+1’, o del pilotaje rodilla a tierra de Barry Sheene y Kenny Roberts en el caso del italiano. Precisamente, en una entrevista reciente, 'Ago' se expresaba así sobre la situación de Rossi: “Es triste ver a Valentino tan lejos de la cabeza, incluso para sus propios fans que siempre esperan que pueda llegar ese buen resultado. No creo que puedas ser feliz así, respeto sus ideas, pero creo que también es apropiado entender cuando llega el momento de parar” concluyó el catorce veces campeón mundial. Sin embargo, aquel legendario rey de la guerra psicológica que con sus ‘juegos’ destruía mentalmente a sus rivales nunca preparó su cerebro frente a sus mismas armas, como fue el caso de Marc Márquez, ni para asumir la llegada del día de decir basta.

Imperio empresarial a su sombra

A diferencia de otros pilotos, Valentino no tendrá problemas con qué llenar su tiempo una vez que decida bajarse de la moto, pues tiene múltiples intereses empresariales que atender. Su imperio abarca no sólo su estructura ‘VR46 Racing’ con equipos en Moto3, Moto2 y desde el próximo año en MotoGP. Su empresa de merchandising es una máquina de hacer dinero, no sólo vendiendo artículos y licencias con la imagen de Valentino, sino también de muchos otros pilotos. El transalpino tiene también un impresionante ‘rancho-academia’ en Italia, restaurantes, etc. En definitiva, una buena serie de intereses como para no tener que estar aburrido en casa.

Sin embargo todos sus negocios van como un tiro fundamentalmente porque se ha sabido rodear de gente muy profesional y superior a la media que se estila en el paddock de MotoGP, donde abunda el management del tipo ‘padre, hermano o amigo de la infancia’. Valentino también tiene en su entorno personajes de ese estilo, como su famoso colega Uccio, pero otra prueba de su gran inteligencia es que Rossi delega en profesionales de gran peso específico como son Alberto Tebaldi o Gianluca Falcioni, al cargo respectivamente de la organización y el marketing de un emporio que emplea mas de ochenta personas y factura mas de 20 millones de euros anuales.

‘Vale’ no es el tipo de jefe que debe estar encima de todos los detalles. Hablamos de un líder en el sentido amplio de la palabra, que se preocupa fundamentalmente de que toda la gente que trabaja para él se divierta, entendiendo que, si se divierten, también serán capaces de dar lo mejor de sí mismo en sus puestos. Exactamente como ha sido hasta esta misma temporada su filosofía encima de la moto.

Horizonte final cercano

Muchos dudaban que a su 42 años el genio italiano siguiera compitiendo hasta los 44, tal y como vislumbraba su actual contrato. Pero pocos aventuraban que la caída de rendimiento de Rossi sería tan rápida y evidente. A fin de cuentas, en los entrenamientos de pretemporada en Qatar se había mostrado muy competitivo, pero con un Yamaha como la suya liderando con Fabio Quartararo es cada vez es más habitual verle a la cola del pelotón, además claramente superado siempre por su pupilo Franco Morbidelli, que cuenta con una moto de una especificación inferior.

placeholder Desde el año pasado Rossi tenía dificultades para aguantar el ritmo de su pupilo Morbidelli
Desde el año pasado Rossi tenía dificultades para aguantar el ritmo de su pupilo Morbidelli

Probablemente, de retirarse antes de terminar la temporada, lo que parece la opción más probable, a Valentino le gustaría despedirse a la vuelta del verano en el circuito de Misano, su patria chica y la sede de su club de fans. Sin embargo todavía faltan cinco carreras, una agonía excesiva y se antoja a tenor de su situación deportiva actual, incluso para alguien capaz de todo como es él.

Valentino Rossi no sólo no desaparecerá del paddock, sino que será una de sus figuras mas influyentes como líder de sus equipos y mentor de la buena pléyade de talentos italianos surgidos a su estela. Sin embargo, nadie quiere verle arrastrándose por las pistas cuando ya no es no es ni la sombra de lo que fue. Por eso, por triste que resulte, cuanto antes tome la decisión, mejor para todos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mundial de Motociclismo Valentino Rossi
El redactor recomienda