'EL CONFIDENCIAL' ENTREVISTA AL CAMPEÓN DE MOTO2

Rabat: "Correr en MotoGP sin sus mismas armas es como ir a que te den una paliza"

El Confidencial tuvo la oportunidad de charlar con Tito Rabat, actual campeón del mundo de Moto2. El piloto de VDS lucirá el número 1 y sólo se vería en MotoGP con las mismas armas de los mejores

Madrid fue la ciudad elegida por Estrella Galicia para presentar un proyecto único en el motociclismo. La unión con Monlau Repsol Technical School y Marc VDS ha dado forma a una competitiva estructura que contará con pilotos que empiezan a dar sus primeros pasos junto a nombres consagrados en el Mundial. Una vez desveladas sus armas para 2015, El Confidencial tuvo la oportunidad de charlar con Tito Rabat (25), actual campeón del mundo de Moto2. El catalán luce el número 1 con orgullo, algo que no se veía desde hace tiempo. Junto a él, en el mismo box, su amigo Álex Márquez. Y en el ambiente, una pregunta: ¿cuándo dará el salto a MotoGP? Lejos de abrazar el espíritu de Nostradamus, Rabat dará ese paso cuando tenga un equipo competitivo: “Llegar nuevo sin tener sus mismas armas es como ir a que te den una paliza”.

Con Malasia, la carrera en la que se coronó campeón de Moto2, en el recuerdo, hablar de Tito es hacerlo de un diamante pulido en el desierto de Almería. Talento y trabajo es una combinación que se da la mano en el caso de un piloto que no se lo ha pensado dos veces a la hora de lucir el número 1 en el carenado de su Kalex: “Cuando vas encima de la moto el número no lo ves, da igual que lleves el uno, el dos o el tres. Si lo llevo es porque me ha gustado, he visto la oportunidad de llevar el 1 y si lo puedes llevar… el que ha ganado siempre lo ha llevado. De pequeño me gustaba ser el número uno y ahora que puedo, sería una tontería no llevarlo”.

 

 

Ilusionado con la marca que le distingue del resto señalándole como el campeón de la categoría, también se muestra motivado por “seguir todavía con este equipo, en Moto2… Ahora tengo un nuevo reto: si es difícil llegar, más aún mantenerse. Hay que seguir evolucionando como me tocará hacer este año y tenemos un gran reto por delante”. De cara a la temporada que arrancará el último fin de semana de marzo, Tito ha cambiado de compañero. Se ha despedido de Mika Kallio para dar la bienvenida a Álex Márquez; eso sí, la amistad que les une se queda fuera de la pista: “Dentro del box siempre he ido por mi lado. Cuando estoy en las carreras me gusta hablar con la gente que toca mi moto, con los que saben qué pasa de verdad ahí dentro. Está claro que Álex siempre ha sido un amigo fuera de la pista porque dentro sólo hay espacio para uno, para ganar”.

Tito Rabat es claro y directo. Con las cartas sobre la mesa, no oculta que uno de sus objetivos pasa por revalidar el título que defenderá cuando el semáforo cambie de color en Qatar: “Mi objetivo es ir a cada carrera para luchar e intentar ganarla. Si se consigue o no, estaré satisfecho en función de las circunstancias. Si no se logra por circunstancias que no puedes controlar, es inútil que estés frustrado. Ahora, si no se consigue porque no das la talla, sí que será un fracaso. Lo que hay que hacer es prepararme como me estoy preparando, seguir mi ritmo, saber lo que hay que hacer, estar tranquilo, trabajando y apretando cada día un poco, espabilando y seguro que mejoraré como piloto”.

 

 

Esta será su quinta temporada en Moto2, las mismas que pasó en la menor de las categorías. ¿Es tiempo de saltar a MotoGP? Tito nos cuenta que llegado el momento, quiere hacerlo con un equipo que le garantice estar al mismo nivel que los mejores pilotos que ya forman parte de esa parrilla: “Si subes a MotoGP es para luchar por intentar ganar. No puedes pretender llegar con los más buenos del mundo que tienen experiencia con los neumáticos, los motores, las motos, la categoría… y llegar nuevo sin tener sus mismas armas; es como ir a que te den una paliza. Estoy feliz y contento con lo que hago, hay que esforzarse mucho y va a ser muy difícil quedarse, pero al menos tendré opciones de volver a ganar”.

Por el momento, no oculta lo cómodo que se encuentra en las filas del Marc VDS Racing Team: “Estoy en un buen equipo y encontrar esto es muy difícil. El equipo no sólo es bueno, tiene recursos, me entiendo bien con ellos, te comprenden… Es una pasada y sólo da cosas buenas. Cada vez que vas a las carreras, te lo crees más y eres más campeón. Y si pasa al contrario, un campeón puede dudar de sí mismo. Este equipo sólo me ha traído cosas buenas”. A lo que se resiste es a revelar las claves del método que le ha llevado a ser campeón: “Es un poco como es cada uno. Si yo hiciera lo que hacen otros pilotos seguro que iría lento y si ellos probaran lo mío no les iría bien. Cada uno tiene su método, su cabeza, su forma de pensar y su forma de motivarse. Es mi clave y estoy muy tranquilo porque las cosas no se pueden copiar”.

Con la temporada en el horizonte, Tito Rabat repasó lo que supuso para él conquistar Moto2 al mismo tiempo que sus amigos, Álex y Marc, hacían lo propio en Moto3 y MotoGP. En palabras de Tito, el éxito del ‘Rufea Team’ “fue una pasada y ahora tenemos ganas de que lleguen más cosas bonitas. El final de temporada fue muy intenso, muy emotivo… un caos. Cuando lo viví de verdad fue a mitad de temporada; estábamos todos que queríamos ganar y era una pasada. Nos daba energía y a final de temporada… Álex lo pasó mal y yo también, pero ya estaba más centrado en lo mío. Realmente, no tuve tiempo para disfrutarlo al cien por cien hasta que llegó el parón de invierno”. No volveremos a ver un triplete del ‘Rufea Team’, pero prepárense para celebrar los éxitos de un número uno como es Tito Rabat.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios