reunión entre el csd y la generalitat

Barcelona 2030, la candidatura a los Juegos Olímpicos que debe sortear al 'procés'

El año 2030 puede parecer aún muy lejano, pero en el olimpismo se trabaja con mucha antelación, aunque eso no asegure que entren las prisas a

Foto: Mariano Soriano (i), director general de Deportes; María José Rienda (d), presidenta del CSD; y Gerard Figueras, secretario general de Deportes de la Generalitat. (CSD)
Mariano Soriano (i), director general de Deportes; María José Rienda (d), presidenta del CSD; y Gerard Figueras, secretario general de Deportes de la Generalitat. (CSD)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El año 2030 puede parecer aún muy lejano, pero en el olimpismo se trabaja con mucha antelación, aunque eso no asegure que entren las prisas a última hora. Barcelona, la primera ciudad española en acoger unos Juegos Olímpicos de verano, quiere ser la también pionera en celebrar unos de invierno. El plan no es nuevo, pues hasta hace un año el objetivo eran los de 2026, como antes lo fueron los de 2010 o 2022. Todos esos proyectos ni siquiera fructificaron en candidaturas.

La ausencia de Gobierno tras las elecciones de 2016 evitó que la Generalitat diera el paso, pero aunque lo hubiera hecho, sus opciones eran escasas. El clima político hacía inviable apostar por unos Juegos. Pero tan pronto como naufragó la opción de 2026, la pasada primavera echó a andar la precandidatura a los JJOO de 2030. Este viernes, Gerard Figueras, secretario general de Deportes de la Generalitat, se reunió en Madrid con la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, paara hablar de la candidatura, entre otras cosas.

"Es un proyecto positivo"

"Es un proyecto positivo, además de una gran oportunidad para el país de crear empleo e infraestructuras", dijo Rienda tras la reunión, según las declaraciones distribuidas por el Consejo Superior de Deportes (CSD). "En definitiva, los eventos deportivos ayudan a mejorar las posibilidades del deporte español".

La presencia de la exesquiadora al frente del CSD puede servir de impulso a la candidatura. "Todo lo que sea organizar unos Juegos es algo muy importante y algo grande para el deporte en general y este caso para el español. Pero tiene que haber consenso nacional, tienen que estar todas las partes de acuerdo", dijo la secretaria de Estado en una entrevista concedida a El Confidencial el pasado mes de septiembre. "Al final el deporte nos une. Tenemos muchos puntos en común, une a la gente aunque tengamos diferentes ideologías. Y a los que nos gusta y amamos el deporte, siempre buscaremos soluciones para seguir mejorando el sistema".

Buena relación con el COE

La precandidatura, que oficialmente se llama Pirineos-Barcelona 2030, aún está muy verde, pero de momento no está encontrando obstáculos. Parece haber consenso en Cataluña, salvadas las reticencias del Ayuntamiento de Barcelona, que retiró su apoyo al proyecto para 2026. Tiene el visto bueno del COI, que en un informe elaborado tras una visita en septiembre aseguró que reúne las condiciones para acoger unos Juegos. Y también el del Comité Olímpico Español (COE), cuyo presidente, Alejandro Blanco, tiene buena sintonía con Figueras, según indican fuentes conocedoras de su relación. En las conversaciones que han tenido sobre la posible candidatura, el 'procés' ha quedado al margen, aunque está claro que en esta candidatura, más que en ninguna otra, la política tiene mucho que decir.

"Es imposible hablar de una candidatura si no hay entendimiento entre el Gobierno catalán y el Gobierno de España y si no hay apoyo social", dijo Blanco en noviembre. "Pero si eso se cumple, los Pirineos reúnen todas las condiciones para organizar unos grandes Juegos. Pero tenemos que estar todos de acuerdo, todos en la misma dirección".

Gerard Figueras, la cara más visible del proyecto, apuesta por la concordia y se aleja del discurso que predomina en la Generalitat. "El olimpismo acercó en los últimos Juegos a las dos Coreas; ahora puede conseguir que nosotros volvamos a trabajar juntos. No veo ningún otro proyecto capaz de hacerlo en los próximos 10 años", declaró en marzo a 'El Mundo'. Entonces se trabajaba aún en una candidatura para los Juegos Olímpicos de 2026 y Gobernaba el Partido Popular.

Unos Juegos Olímpicos en Barcelona (y en cualquier otra parte de España) son imposibles si el Gobierno no los apoya. De ahí la importancia de la reunión de este viernes y de que exista diálogo, palabra a la que aludió la Secretaría General de Deportes de la Generalitat en su comunicado. "Los representantes de los dos Gobiernos han convenido que el proyecto es una oportunidad para el diálogo y el trabajo conjunto en el ámbito del deporte", dice la nota.

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios