Ryom Tae-Ok y Kim Ju-Sik

Dos patinadores, la única esperanza de Corea del Norte en los JJOO de Invierno

Kim Jong-Un enviará una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en Corea del Sur. Solo dos deportistas podrían competir en una cita donde nunca triunfan

Foto: Los patinadores de Corea del Norte Ryom Tae-Ok y Kim Ju-Sik. (Reuters)
Los patinadores de Corea del Norte Ryom Tae-Ok y Kim Ju-Sik. (Reuters)

Corea del Norte y Corea del Sur han reabierto una de sus líneas de comunicación en una reunión de alto nivel celebrada por ambos países. Fruto de ella se ha llegado a un acuerdo por el que Kim Jong-Un enviará una delegación oficial a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en Corea del Sur. Estará formado por animadoras, periodistas y deportistas, entre los que habrá un equipo de teakondo que viajará solo para hacer exhibiciones. La gran esperanza norcoreana está depositada en los dos únicos deportistas clasificados para los Juegos de Pyeongchang, Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik, sin embargo, Corea del Norte no les inscribió en el plazo establecido para inscribirles, ya que expiró en octubre. Aun así, el Comité Olímpico Internacional podría otorgarles una invitación para hacerlo.

Ryom y Kim son considerados casi héroes por el régimen norcoreano. De hecho, ellos podrían formar para de la estrategia de Kim Jong-Un de reforzar la reputación de su país después de varios meses de tensiones con Estados Unidos. Entrenados por un canadiense, su dinámica se dirige a ser campeones del mundo, algo muy complicado ya que sus últimos resultados les alejan de los podios mundiales aunque sí tienen buenos resultados en los concursos que se celebran en el continente asiático.

Dos pistas de esquí... y ni un esquiador

Sin embargo, el éxito de Corea del Norte en los JJOO será casi nulo. Y es que en sus ocho participaciones en los Juegos de Invierno -la primera fue en 1964-, el país ha conseguido dos medallas: una de plata y otra de bronce; ambas en patinaje de velocidad y en pista corta. Por eso, todas las esperanzas están en los patinadores Ryom Tae-ok y Kim Ju-ik.

De los más de una docena de deportes y disciplinas que se practicarán en los Juegos Olímpicos de Invierno, solo en una tendrá presencia Corea del Norte. Y es que en las tres modalidades de esquí -acrobático, alpino y de fondo- no hay ningún esquiador norcoreano a pesar de que el país tiene dos estaciones, consideradas como símbolo del régimen comunista y en las que se ha invertido una elevada cantidad de dinero. De hecho, la más grande de ellas es la de Masikryong, que tiene nueve pistas de nivel principiante e intermedio y cuatro remontes. Es la primera que acoge extranjeros en un país hermético, aunque su presencia es casi testimonial. Hace solo unos días, se inauguró la segunda estación de esquí pese al intenso régimen de sanciones económicas que pesan sobre Corea del Norte por su programa armamentístico.

Más éxito en halterofilia, boxeo y lucha libre

El norcoreano Om Yun-chol. (Reuters)
El norcoreano Om Yun-chol. (Reuters)

Mucho más éxito ha tenido Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Verano, con 54 medallas desde Múnich 1972. Sin duda, la disciplina que más alegrías ha dado al régimen norcoreano es la halterofilia, que le ha dado 17 metales, cinco de ellos de oro, siete de plata y cinco de bronce. Una de las últimas fue la plata que logró Om Yun-Chol en los JJOO de Río en 2016, que incluso llegó a pedir perdón por haber decepcionado al líder supremo de Corea del Norte. "Lo siento por no ganar el oro. No creo que pueda ser un héroe para mi pueblo con una medalla de plata", dijo.

La lucha libre también ha aportado medallas a Corea del Norte, en concreto 10, al igual que el boxeo (8), el yudo (8) o el tenis de mesa (4). Completa el 'medallero' tiro (3), gimnasia (3) y voleibol (1).

Juegos Olímpicos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios