la risa está asegurada

La celebración de la medalla de Nijat Rahimov que no podrás parar de ver

Para cualquier deportista ganar una medalla siempre es motivo de alegría y celebración. Si lo consigue en unos Juegos Olímpicos aún lo es más. Y si lo haces batiendo el récord del mundo...

Foto: Nijat Rahimov (KAZ) celebra su oro olímpico en la categoría de 77kg de halterofilia. (Reuters)
Nijat Rahimov (KAZ) celebra su oro olímpico en la categoría de 77kg de halterofilia. (Reuters)

Para cualquier deportista ganar una medalla siempre es motivo de alegría y celebración. Si lo consigue en unos Juegos Olímpicos aún lo es más. Y si además lo haces batiendo el récord del mundo de la modalidad, todo está justificado. Eso es lo que debió pensar el kazajo Nijat Rahimov tras derrotar al chino Lyu Xiaojun como campeón olímpico de la categoría de 77 kilos de halterofilia masculina.

Rahimov, actual campeón mundial, se impuso con un total de 379 kilos, 165 en arrancada y 214 en dos tiempos, pero lo que realmente fascinó de su actuación no fue su gran logro deportivo sino la forma en la que lo celebró.

Primero unos saltitos, después cuerpo a tierra y beso al suelo, como de buen nacido es ser agradecido le llega el turno al agradecimiento a sus técnicos y para finalizar, un bailecito que no tiene desperdicio alguno. 

La simpatía y desparpajo de este haltera de 22 años le han convertido ya por méritos propios en uno de los personajes de los Juegos Olímpicos de Río eclipsando totalmente a sus compañeros de podio: el Lyu Xiaojun, campeón en Londres 2012 y que levantó también 379 kilos, pero acabó segundo por tener un mayor peso corporal que el kazajo (64 gramos) y el egipcio Mohamed Mahmoud, que fue tercero con 361 (165+196).

Juegos Olímpicos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios