PRIMER EUROPEO EN SER JUGADOR DEL AÑO AMATEUR

Jon Rahm, el español que ha hecho historia en el golf gracias a la frase de su aita

El joven golfista vizcaíno, que este martes será nombrado oficialmente número uno del mundo amateur en 2015, habla en exclusiva con Tengolf de su maravilloso año deportivo

Foto: El español Jon Rahm, elegido mejor golfista amateur de 2015.
El español Jon Rahm, elegido mejor golfista amateur de 2015.
Autor
Tiempo de lectura6 min

Jon Rahm será hoy oficialmente el mejor jugador del mundo amateur en 2015. El joven de 21 años de Barrika recibirá la novena medalla Mark H. McCormack de la historia, la primera con sangre española, la primera para un jugador de la Europa continental. Es un hecho único para nuestro golf. Es un motivo de celebración. Rahm aseguró dejar su nombre escrito para los anales de este deporte tras alcanzar los cuartos de final del US Amateur. Es lo que necesitaba y es lo que consiguió. Y eso sin tener a punto la versión premium de su juego. Rahm atendió a Tengolf minutos después de asistir a la primera clase del curso 2015/2016 en Arizona State. Es su último año antes de graduarse y hacerse profesional. El futuro se presenta apasionante. Repasamos con el jugador vasco el US Amateur y sus planes más inmediatos para esta temporada que empieza.

Rahm aterrizó en Olympia Fields, sede del US Amateur, después de una semana de descanso en España. Había algunas dudas en su juego, pero la cabeza estaba tan fuerte como siempre. "No sabía muy bien qué pensar tras las vacaciones. Siempre cuesta volver y más tras un viaje largo desde España. Estaba mentalizado de que iba a ganar, es lo que quería, pero lo cierto es que los primeros días le pegué horrible. De hecho, tras la primera ronda de prácticas le dije a mi caddie, 'vámonos a aprochar y patear un buen rato porque creo que lo vamos a necesitar'. El Olympia Fields es un campo difícil y estaba preparado muy exigente y muy largo. Había que estar bien desde el tee para tener opciones", explica Rahm con detalle.

Pese a las dudas iniciales, la realidad es que cuando empezó la competición todo cambió. Fue como si apretaran un botón de encendido. "Le pegué inconmensurable, muy bien desde el tee, sin embargo, no estuve fino con los hierros y empecé con un +4 que bien podría haber sido un +7. Hice recuperaciones desde sitios increíbles. Conseguí mantenerme como pude los dos primeros días y acabé con dos birdies en el 16 y 17 para salir al desempate para meterme en el match play. Aún lo pude haber evitado si hubiera metido un putt de dos metros en el hoyo 18, pero no fue así. Sinceramente, en el playoff no creo que nadie jugara mejor que yo", reconoce.

El arranque de la fase match play robó una sonrisa a Rahm. Es su modalidad de golf favorita. Disfruta mucho en el uno contra uno y se le da bien. Así pasó nada menos que tres rondas. "Siempre empecé bien los partidos y los fui dominando desde el principio. Mejoré además con el putt y tuve la sensación de tener los partidos bajo control, incluso el que perdí en cuartos de final. Creo que la clave de ese duelo estuvo en el hoyo 13. Yo tenía un putt de cinco metros para birdie y Derek Bard uno muy complicado de tres metros para par. El mío se escapó por poco y él metió el suyo. Ahí me podía haber puesto dos arriba y todo habría cambiado. Después hice bogey en el 16 y un doble bogey doloroso en el 17. Pegué el peor golpe de la semana, un globo con la madera 5. Creo que me afectó la situación. Pensaba que estaba tranquilo y convencido, pero no hice la rutina como siempre, me precipité un poco. Aún así lo intenté en el hoyo 18 y estuve muy cerca, pero él metió un putt de par muy difícil, con mucha caída, de unos cinco metros y ganó. Lo metió todo, incluso de dos en un par 4 desde el rough. Era su día", admite.

En cualquier caso, el balance del US Amateur es "muy positivo". Rahm hace la lectura buena. "Estuve cerca de no pasar a la fase match play y el primer partido lo gané en el hoyo 21. Por el mismo precio me podría haber marchado a casa antes, así que estoy contento. Hay mucho positivo, hice muchas cosas bien. No hice ningún vuelta sobre el par y todo sin jugar al ciento por ciento. Mi lectura final es que estando mi juego al ochenta por ciento llegué hasta cuartos y tuve buenas opciones de ganar el US Amateur. Me he dado cuenta de que puedo ganar incluso sin tener mi juego en el mejor momento", explica.
Rahm tratará de ganar el US Amateur el próximo año porque es consciente de que en su palmarés hay ganadores muy importantes. Sin embargo, tampoco le quita el sueño. "Me hizo más ilusión el Mundial porque sabía, por ejemplo, que Tiger no lo había ganado. De todos modos, todos los grandes han ganado el US Amateur y me gustaría conseguirlo. Eso sí, también hay jugadores muy importantes que no ganaron el US Amateur y no pasa nada".

Cuando acaba un torneo de una magnitud tan grande como el US Amateur pasan muchas cosas por la cabeza. Es momento de análisis, de estudiar lo que pasó, de hacer balance. De toda la cascada de información, Rahm se queda con una frase de su padre. "Hablé con él y me dijo: 'Si en el US Amateur del año pasado te dicen que ibas a estar hoy aquí, con lo que has conseguido durante este año lo habrías firmado, ¿no?'. Pues eso. Sólo pude responderle: 'Tienes razón, aita. Estoy muy satisfecho de mi trabajo'".

"Seguro que voy a jugar el US Open de Oakmont"

El número uno del mundo en 2015 le abre las puertas directas al US Open y al Open Championship de profesionales en 2016. Ya tiene seguras las dos invitaciones, aunque Rahm aún no tiene absolutamente claro el calendario para el próximo año ni cómo va a ser su salto a profesionales. "Lo que sí tengo absolutamente seguro es que voy a jugar el US Open de Oakmont. Eso al ciento por ciento. Después, el British Open me hace mucha ilusión, pero no estoy seguro del todo, diría que está al cincuenta por ciento. La razón es el paso a pro. Entre el US Open y el Open Championship es cuando más invitaciones puedo conseguir en el PGA Tour y después del British no hay tanto, así que tengo que estudiar muy bien todo eso. No hay ninguna decisión tomada. Lo iremos viendo sobre la marcha", asegura.

Rahm arranca la temporada amateur el próximo 18 de septiembre con el torneo de la Universidad de Illinois, que se disputa en Olympia Fields, el mismo campo del US Amateur. En cuanto a su calendario como profesional, Rahm tiene prácticamente asegurada su presencia en el OHL Classic de Mayakoba, en este otoño, y en el Crowne Plaza Invitational del año que viene, éste como ganador del Ben Hogan Award. Además, claro está, del US Open y del Open Championship. No está mal. Son las recompensas por ser el mejor jugador amateur del mundo en 2015.

Más noticias en Ten-golf.es:

La guasa de Tiger Woods

Azahara Muñoz y Carlota Ciganda estarán en la Solheim Cup

Golf

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios