Sergio García aviva su polémica con Tiger Woods con un comentario racista
  1. Deportes
  2. Golf
IMITÓ LA BROMA DE FUZZY ZOELLER EN 1997

Sergio García aviva su polémica con Tiger Woods con un comentario racista

Sergio García fue el gran protagonista de la gala de premios del European Tour. Durante la entrega de los galardones, el golfista español subió a escenario

placeholder Foto: Sergio García aviva su polémica con Tiger Woods con un comentario racista
Sergio García aviva su polémica con Tiger Woods con un comentario racista

Sergio García fue el gran protagonista de la gala de premios del European Tour. Durante la entrega de los galardones, el golfista español subió a escenario y, tras ser preguntado por su polémica con Tiger Woods, llegó el problema: García respondió a la pregunta del conductor del evento Steve Sands con una broma con cierto contenido racista, y dado el revuelo que se produjo, se vio obligado a pedir disculpas algunas horas después.

El presentador del evento, con claro tono de broma, preguntó al golfista español si estaba dispuesto a invitar a cenar a Tiger Woods en los días previos a la disputa del Abierto de Estados Unidos. Sergio García, tratando de seguir con el tono hilarante de la conversación, respondió de una manera que no ha gustado lo más mínimo en el mundo del golf: "Lo vamos a invitar todas las noches. Le serviremos pollo frito".

El sentido racista de este comentario viene dado porque antiguamente en Estados Unidos se decía que a los esclavos afroamericanos se les daba de comer todos los días pollo frito. Pero, además, las palabras de Sergio García reprodujeron una broma que ya sufriera en 1997 el propio Tiger, cuando Fuzzy Zoeller profirió este mismo comentario al golfista norteamericano tras ganar el Masters de Augusta, su primer 'major', levantando una gran polémica.

La repetición de las palabras del español han provocado que Sergio García reciba importantes críticas por sus palabras. De esta manera, sólo escasas horas después de la celebración de la gala del European Tour, el de Borriol se ha visto obligado a pedir disculpas para minimizar la situación, asegurando que en ningún momento su intención pasaba por descalificar a Tiger ni por realizar ningún tipo de comentario racista.

"Me disculpo por cualquier ofensa que puede haber causado mi comentario durante la cena de entrega de premios de la Gira Europea. Respondí a una pregunta que me hicieron con una broma y fue un simple comentario tonto, pero de ninguna manera fue de un modo racista", explicó a través de un comunicado oficial. Este último acto no ha servido más que para avivar la polémica entre ambos, que alcanzara su punto máximo tras The Players.

Entonces, el español y el norteamericano se jugaban el título, y en un momento determinado, Tiger Woods decidió cambiar de palo, provocando un murmullo en el público que afectó a la concentración de García. Tras ello, el de Castellón no tuvo ninguna duda en criticar abiertamente al americano, a quien dijo que no había tenido "ningún respeto". Ahora ha sido el español el obligado a pedir disculpas tras las palabras de este martes.

Tiger Woods Sergio García