Prandelli se juega el futuro de Italia con el sistema que ha hecho grande a la Juventus
  1. Deportes
  2. Fútbol
jugará con tres centrales ante uruguay

Prandelli se juega el futuro de Italia con el sistema que ha hecho grande a la Juventus

Italia jugó de maravilla contra Inglaterra, pero pegó un bajón ante Costa Rica que preocupó a Prandelli. Se la jugará con Uruguay con los tres centrales (18h)

placeholder Foto: Bonucci y Pirlo, con Chiellini al fondo, son piezas claves de la Juventus tricampeona de Italia (Reuters).
Bonucci y Pirlo, con Chiellini al fondo, son piezas claves de la Juventus tricampeona de Italia (Reuters).

Hay una ley máxima en el fútbol y en la vida que afirma que ‘si algo funciona, no hay que tocarlo’. Ha habido una gran cantidad de casos en que un equipo que venía desplegando un sistema específico, lo ha cambiado para un partido determinado y el resultado ha sido negativo. La Juventus nos sirve de paradigma. Antonio Conte decidió jugar con una defensa de tres durante su primera temporada y ha acabado ganando todos los títulos de Lega que podía ganar. Prandelli buscará el pase a los octavos de final con el sistema que al equipo que más jugadores aporta a Italia tan bien le ha venido, porque ¿para qué cambiar algo que ha funcionado?

Conte volvió a Turín en 2011 y poco a poco se fue dando cuenta de que la táctica que tenía en la cabeza no sacaba todo el rendimiento posible de una plantilla con unas características muy específicas. De repente, al entrenador de Bari se le encendió una bombilla y probó a jugar con sus tres centrales, de los mejores del campeonato. Le funcionó de maravilla y desde entonces ha ganado tres Scudetti. Pero cambió un par de veces, contra un rival que inspiraba miedo, el Real Madrid, y no le funcionó. Tanto en el Bernabéu como en el Juventus Stadium, Conte decidió jugar con cuatro defensas en un intento de reforzar su centro del campo, pero en ambos choques, el Madrid fue superior y la Juve apenas logró sacar un punto.

Prandelli tiene ante sí uno de los partidos más importantes desde que es seleccionador italiano. Se podría calificar incluso más determinante que la final contra España en Kiev. Italia no se puede permitir, por historia, palmarés y amor a este deporte, caer en primera ronda por segundo Mundial consecutivo. Sería un golpetazo tremendamente doloroso para un proyecto de selección que ha apostado por la belleza del juego de posición en vez de la rudeza tradicional del catenaccio. Pero aun así, aunque una derrota pueda sacarlos de Brasil de forma prematura, su idea de juego seguirá vigente una vez más.

Pero sin embargo, Prandelli variará su predilecta defensa a cuatro. La gran mayoría de las piezas de las que dispone le han venido todas juntas desde la parte bianconera de Turín. Los seis juventini son indiscutibles para Antonio Conte y los triunfos de la Juve han demostrado que esa conjunción de talento italiano funciona. Entonces, ¿por qué renunciar a ella en la Nazionale? Llega el momento de la verdad para Italia y será entonces cuando Prandelli vuelva a apostar por la defensa de los Tres Mosqueteros de la Juventus y los dos carrileros largos que servirán no sólo para defender a los dos monstruos de la delantera de Uruguay, sino para fortalecer aún más su centro del campo.

Por ahora, en los dos partidos que ha disputado Italia en este Mundial, nunca habían coincidido sobre el césped los tres centrales bianconeri. Barzagli sí ha actuado en el centro de la zaga tanto contra Inglaterra como en la derrota de Costa Rica, pero Chiellini lo hizo en el debut como lateral. El que todavía no ha debutado es Leonardo Bonucci, que será, como lo es en la Juve, el que actúe de líbero entre sus dos compañeros. Así, Prandelli tratará de encerrar a los dos jugadores que destrozaron a los ingleses con Uruguay, Edinson Cavani y Luis Suárez. Decían que Luisito estaba renqueante, que no llegaba bien, pero ante los Pross, demostró que esté como esté, es un peligro.

No es en absoluto la primera vez que el seleccionador azzurro utiliza esta formación de 3-5-2 que se ha impuesto en muchos clubes de Italia (y en varios en este Mundial). De hecho, la ‘Roja’ ya enfrentó a Italia con tal sistema y fue uno de los partidos que más sufrió la Selección en la Eurocopa 2012. Fue en el primer partido, que acabó con empate a un gol. Italia, en buenas fases del partido, fue superior a España y si se hubiese tratado de un combate de boxeo, la Nazionale habría ganado a los puntos, probablemente. Después, ya en la final, Prandelli decidió retomar su 4-4-2 más habitual y España no tuvo rival.

Y si Cesare Prandelli tiene ya en la defensa a cuatro juventini, contando con la segura titularidad de Gianluigi Buffon, los otros dos volverán a compartir territorio en el centro del campo, junto al eterno amor platónico de la Vecchia Signora como sustituto de Andrea Pirlo, es decir, Marco Verratti. Thiago Motta fue el más afectado, de largo, por el calor que sufrió la Azzurra en Recife y la prensa lo señaló. Su temporada junto a su compañero Verratti en el PSG ha sido fabulosa, pero Brasil le está sentando especialmente mal al exazulgrana.

Pirlo y Marchisio se conocen a la perfección; llevan tres años compartiendo vestuario y medular, ejerciendo Marchisio como escolta inseparable de Andrea, función que comparte con Arturo Vidal y por la que compite con Paul Pogba. Su posición en Italia será, a priori, la misma que en la Juventus, aunque la elegante obsesión de Prandelli de salir con el balón jugado puede hacer que el pivote sea doble si Verratti acompaña a Pirlo, por lo que Marchisio avanzaría unos metros para acercarse a los puntas.

Sucederá en la delantera algo que la prensa italiana lleva reclamando desde hace tiempo: la inclusión de Ciro Immobile. El futuro delantero del Borussia Dortmund da al país incluso más confianza de cara a gol que Mario Balotelli, que a pesar de que marcó contra Inglaterra, lleva meses lejos de su mejor nivel. No ha habido nadie en Italia que haya marcado más goles que Immobile, un prototipo de ‘cazagoles’ que le vendrá de maravilla a Italia para ejercer de referencia arriba y permitiendo así a Balotelli asociarse más como segundo punta.

Alineaciones probables:

Italia: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini; Darmian, Pirlo, Marchisio, Verratti, De Sciglio; Balotelli e Immobile.

Seleccionador: Cesare Prandelli.

Uruguay: Muslera; Cáceres, Giménez, Godín, Pereira; González, Ríos, Lodeiro, Cristian Rodríguez; Cavani y Luis Suárez.

Seleccionador: Óscar Washington Tabárez.

Árbitro: Marco Rodríguez (mexicano)

Estadio: Arena Das Dunas, de Natal.

Hora: 18.00.

Ciro Immobile Giorgio Chiellini Andrea Barzagli Leonardo Bonucci Cesare Prandelli Mundial de Brasil Noticias de Italia Uruguay