Es noticia
El egoísmo mata a la campeona del mundo
  1. Deportes
  2. Fútbol
CASILLAS NO ACUDE A UNA COMIDA DE GRUPO

El egoísmo mata a la campeona del mundo

El Mundial echa el telón para la selección española, una buena noticia visto que la situación dentro del equipo sigue deteriorándose con el paso de los días

Foto: En la selección española algo falla tras las derrotas cosechadas en el presente Mundial (FOTO: Valentina Lizard).
En la selección española algo falla tras las derrotas cosechadas en el presente Mundial (FOTO: Valentina Lizard).

El Mundial echa el telón hoy para la selección española. Por fortuna. La situación sigue deteriorándose con el paso de los días. Se desconoce si la eliminación ha sido una consecuencia o una causa de ese mal rollode un grupo que hasta ahora había sido bien avenido y que, a partir de los cinco goles recibidos ante Holanda y los dos de Chile, parece otro. En nada parecido al de años atrás y en el que los conflictos y los momentos delicados se imponen por goleada a áquel. Las últimas imágenes que ha emitido la Selección, la que tiene una estrella en el pecho, son decepcionantes. Jugadores cuestionando la actitud del grupo oentrenándose de aquella manera, lesionados de última hora y comida de grupo fuera de la Ciudad Deportiva,que el capitán fue el primero en ponerle fin. Triste final de una selección que consiguió poner a todos de acuerdo y que ahora necesita aire fresco y una vuelta a la normalidad, en la que mande el fútbol.

No ha sido la concentración más sencilla”, se atreve a decir Del Bosque horas antes de despedirse de la Copa del Mundo. La realidad dice que la vigente campeona llegará a España con la primera fase en juego. Eliminada desde el segundo partido, España ha protagonizado el triste record de ser elprimer equipo nacional en caer tras dos partidos jugados, algo que en el historial de la Roja no reflejaba en ninguno de sus capítulos. Esta situación ha llevado a una convivencia inútil durante cinco días. Sin nada en juego y con muchos reproches de por medio, la Selección está protagonizando los días más tristes de la época Del Bosque. Es lo que tiene el inesperado y tremendo fracaso español.

Ya tras el primer partido, las caras largas se dejaban sentir. Jugadores que tan contentos estaban por el simple hecho de estar entre los elegidos, ya torcían el gesto. Hombres comoVilla oCesc ya ponían mala cara a eso de tener que salir con 5-1 en contra, tanto que incluso el jugadordel Chelsea y el seleccionador ya tuvieron un aparte el día después de la derrota, anunciando lo que vendría días después.

Las palabras de Xabi Alonso y sus posteriores explicaciones no gustaron a sus compañeros, más distanciados que nunca del madridista. “No ha faltado ni hambre ni ambición”, afirmó Cazorla respecto a lo dicho por el centrocampista. Incluso Alonso se ha atrevido a comentar que sus compañeros piensan lo mismo que él. Ninguno lo ha confirmado. El distanciamiento con Alonso no es nuevo. Viene de lejos. Su relación con los jugadores del Barcelona es mínima y con algunos de sus compañeros en el Real Madrid está al mismo nivel. Mientras todo ha ido bien, nada ha pasado. Ahora la historia ha cambiado, primando lo individual sobre el grupo. Del Bosque pidió terminar de la mejor manera posible, con dignidad y con la cabeza alta y nada de eso está teniendo lugar.

Piqué y Cesc, dos casos que Del Bosque estudiará

El siguiente episodio, que no el último, tuvo lugar en el entrenamiento del sábado. La intensidad del trabajo dejaba patente que los jugadores ya no están en esta guerra. El primer movimiento tuvo lugar con la lesión de Piqué o, por lo menos, con la retirada del azulgrana por un problema físico saldada con un ‘molestias en la zona del aductor. Pendiente de evolución’. La verdad es que su entrenamiento y la calidad del mismo ya dejaban entrever que algo iba a pasar. Piqué no jugó ante Chile.

El remate llega con el 'momento Cesc', que se inició en el partidillo y terminó en los estiramientos posteriores. El nuevo jugador del Chelsea se sintió despreciado al jugar los últimos minutos ante Holanda con todo ya resuelto y así se lo hizo ver al técnico un día después. La consecuencia llegó en forma de banquillo total ante Chile. Silencio hasta que en la mañana del sábado pasado, Del Bosque le dio el peto de presumible titular, algo que no gustó a Cesc, que decidió entrenarse a su manera a partir de ese momento. Tanto que calentó al seleccionador hasta pedirle que se quitara el peto. El ‘intercambio’ de palabas siguió hasta el final del entrenamiento cuando Del Bosque le acusó de egoísta. "Los jugadores solo piensan en ellos, yo en todos”, sentenció el entrenador.

Falta de unión del grupo y ausencia de Casillas

En caso de que Del Bosque continúe, Piqué y Cesctienen muy complicado estar en las próximas listas de convocados del seleccionador. El técnico perdona las calenturas en un momento determinado, tal y como sucedió con Hierro y Morientesen su etapa de entrenador del Real Madrid, pero en esta situaciónconsidera que los jugadoreshan faltado al grupo, a la unión del mismo.

El penúltimo detalle (todavía hay tiempo para escribir uno nuevo) que describe el momento que vive y pasa la Selección tuvo lugar en la comida que la Federación montó en una churrasquería estesábado. Malas caras, pocas ganas de ir y menos de mostrarse ante el público. Casillas fue el primero en abandonar la comida. El capitán, único jugador con su pareja en Brasil, decidió dar buena cuenta de la comida y terminar la tarde libre junto a Sara Carbonero. Algo no funciona... y todavía queda un partido en Brasil.

Iker Casillas Cesc Fábregas Gerard Piqué
El redactor recomienda