Argentina '78: el Mundial de Kempes

El Mundial regresó a Sudamérica en 1978, pero lo hizo con polémica. Argentina fue el país organizador, elegido ante miles de protestas de muchos otros estados debido a las

Foto: Argentina '78: el Mundial de Kempes

El Mundial regresó a Sudamérica en 1978, pero lo hizo con polémica. Argentina fue el país organizador, elegido ante miles de protestas de muchos otros estados debido a las continuas violaciones de los derechos humanos por parte del régimen del General Videla. Sin embargo, la FIFA otorgó todo su apoyo a Argentina, que finalmente organizó la Copa del Mundo.

Algunos jugadores, como fue el caso de Johann Cruyff, se negaron a jugar como consecuencia de la situación política en Argentina. Holanda se vio claramente mermada por la ausencia de su mejor jugador, pero un rejuvenecido Robbie Rensenbrink condujo a su selección hasta la final. Otra de las grandes ausencias del Mundial fue Diego Armando Maradona, que deslumbraba al mundo a sus diecisiete años de edad, pero que no fue convocado por Menotti en una controvertida decisión.

La organización del Mundial fue similar a la del campeonato de 1974. Se realizó una primera fase de cuatros grupos, donde los dos primeros de cada uno se repartirían en dos nuevos grupos. El primer clasificado de cada uno de ellos se metería directamente a la final. Sin embargo, este sistema caería en desuso en futuros Mundiales, introduciéndose las eliminatorias directas para poder alcanzar la gran final del torneo.

La selección española no pudo pasar de la primera fase. El combinado nacional cayó derrotado en el primer partido ante la Austria de Hans Krankl (2-1). Así, España necesitaba la victoria ante Brasil en el segundo encuentro para depender de sí misma, pero la selección no consiguió deshacer el empate a cero inicial, en un partido que siempre será recordado por 'el fallo de Cardeñosa'.

Santillana cabeceó un centro adelantándose al portero brasileño Leao. El balón le cayó a Cardeñosa, que encaró la portería sudamericana, simplemente defendida por el defensa Amaral bajo palos. Y el delantero español, con todo a su favor para hacer el gol, mandó el esférico a los pies del zaguero, que salvó el tanto. El empate a cero en este encuentro hizo inútil la victoria española por 1 a 0 ante Suecia, dejándola fuera de la competición a las primeras de cambio.

Holanda sufrió para alcanzar la final. Tras hacer una mala primera fase de grupos, al vencer a Irán (3-0), empatar con Perú (0-0) y caer derrotada ante Escocia (3-2), Holanda se clasificó a la segunda ronda como segunda de grupo. Pero en el momento decisivo, surgió la calidad de la selección 'oranje': con una victoria ante Austria (5-1), un empate ante Alemania Federal (2-2) y un nuevo triunfo ante Italia (2-1), Holanda alcanzaba la final.

Argentina no iba a ser menos. En primera ronda, con un grupo complicado, consiguió clasificarse con algo de sufrimiento, después de ganar a Hungría (2-1) y a Francia (2-1), y perder ante Italia (1-0). Pero en la segunda fase de grupos, la albiceleste derrotó a Polonia (2-0), empató con Brasil (0-0) y consiguió una abultada y sospechosa victoria ante Perú (6-0) que le permitió alcanzar la final. Aquel partido sigue estando en entredicho mucho tiempo después, cuando incluso algún integrante de aquella albiceleste confirmo que se amaño para conseguir el pase a la final.

Holanda y Argentina se medirían en la gran final, donde destacó un nombre propio: Mario Alberto Kempes. El argentino adelantó a los suyos en el minuto 38, y cuando parecía que el partido acabaría así apareció Dick Naninga, en el '82, para conseguir la igualada y forzar la prórroga. En el tiempo extra, un nuevo gol de Kempes en el '105 y otro de Daniel Bertoni en el '116 daban la victoria a Argentina. La albiceleste se convertía por primera vez en campeón del mundo: el 'Matador' había llevado a su país a la primera corona mundial.

Mundial
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios