Al "gracioso" Luis Enrique no le asusta el Clásico: "Dormiré a pierna suelta"
  1. Deportes
  2. Fútbol
el entrenador del barça, tranquilo y simpático

Al "gracioso" Luis Enrique no le asusta el Clásico: "Dormiré a pierna suelta"

"¿Críticas? Tengo la suerte de que he caído siempre muy bien, soy muy gracioso, a lo mejor no en esta sala de prensa, pero sí en el equipo y la afición", asegura el asturiano

placeholder Foto: Luis Enrique, durante una rueda de prensa. (EFE)
Luis Enrique, durante una rueda de prensa. (EFE)

Luis Enrique apareció en la sala de Prensa de Sant Joan Despí e hizo algo que no suele ser habitual: mostrarse simpático. Justo antes de enfrentarse al Real Madrid en el Camp Nou, con seis puntos de diferencia en la tabla de clasificación y en medio de las críticas tras el desastroso partido de Anoeta, el técnico azulgrana aseguró estar tranquilímo. “Duermo a pierna suelta, no es mi primer Clásico. Es un partido precioso y controlar las emociones es básico, si no las controla el entrenador no se lo puedo pedir a mis jugadores. Me iré a cenar con mi mujer esta noche y unos amigos y a esperar a que empiece”, sentenció.

Foto: Iniesta no juega con el Barça desde el 22 de octubre, cuando se lesionó en Mestalla (Alberto Estévez/EFE) Opinión
Barça: no Iniesta, no party
Salvador Carmona

El buen talante de Luis Enrique contrasta con la sensación general de incertidumbre entre el barcelonismo después del último partido de Liga. No por el empate, sino porque para el aficionado azulgrana el estilo, la manera, el cómo es una cuestión vital. El técnico, sin embargo, niega la mayor y cree que su Barça sigue manteniendo la identidad. Y por si quedaba alguna duda, no ve a nadie mejor: “Soy optimista porque veo cada día cómo entrena y compite el equipo. Hay muy buenos en Europa y en España, pero ninguno es superior a nosotros y eso me hace ser optimista. Además, en este puesto o eres optimista o te tiras ventana abajo”.

Dentro de unas horas podrá comprobarse si el entrenador tiene motivos para tener una visión global tan luminosa o está exagerando. La posibilidad de quedarse 9 puntos del Real Madrid en la tabla tampoco le preocupa. “No será un partido determinante. Pase lo que pase estamos en la jornada 14. Si el Madrid gana se pondrá a una distancia más que interesante, pero en ningún caso determinante”, afirmó y adelantó qué rival se espera: “Nos encontraremos al Madrid de Zidane, un equipo muy organizado y que no necesita el balón, con gran transición defensiva y bien a balón parado. Me espero un Madrid parecido al del año pasado. Ellos no tienen ningún problema en dejar el balón al rival, y nosotros queremos más control, posesiones de balón más largas y aprovechar nuestros espacios. Seguro que nos pondremos de acuerdo”.

Para tener más el balón recupera a un jugador crucial: Andrés Iniesta, que este viernes recibió el alta médica. “Es un referente del juego del Barça, pero no creo que el estilo vaya a variar demasiado por un jugador. El fútbol es un juego colectivo, pero es una gran noticia recuperar a nuestro capitán”. Piqué, mientras, se entrenó con normalidad después de estar toda la semana renqueante por sus problemas en el tobillo y estará también en un once del que Luis Enrique no quiso adelantar nada, pero que, salvo sorpresa, no presenta grandes dudas. Digne apunta a titular por Jordi Alba en el lateral izquierdo, aunque el español no está del todo descartado y Umtiti, que reapareció en el encuentro de Copa en Alicante, podría disputarle el puesto a Mascherano como acompañante de Piqué. Rakitic, que no está atravesando por un buen momento y fue el único cambio en Anoeta, es otra de las incógnitas.

Foto: Luis Enrique habla con Iniesta durante un entrenamiento. (EFE) Opinión

“Me da igual estar a cien puntos que a uno, es un partido precioso y hay que intentar dar una alegría a nuestra afición. ¿Críticas? Yo soy como de la casa, me considero parte de Cataluña y tengo la suerte de que he caído siempre muy bien, soy muy gracioso, a lo mejor no en esta sala de prensa, pero sí en el equipo y la afición”. soltó antes de irse un casi desconocido Luis Enrique. Puede que el culé viva con escepticismo las horas previas al Clásico, pero el entrenador se esforzó en dar la imagen de estar más tranquilo que nunca.

Clásico Real Madrid - Barcelona Luis Enrique FC Barcelona Camp Nou Real Madrid Zinédine Zidane
El redactor recomienda