Dos penaltis resolvieron el encuentro

Las estrellas del Atlético se apagan ante el empuje de la Real Sociedad

El equipo de Simeone pensó que era un día más en la oficina, de esos en los que vale con el oficio, pero se encontraron delante un equipo bien pertrechado y en el que ha vuelto un buen Carlos Vela

Foto:

El Atlético de Madrid tuvo que recordar en Anoeta que en La Liga Santander las piezas fáciles de cazar no son tantas como algunos presumen. La Real Sociedad, más aún cuando juega en casa, es un equipo correoso y con el suficiente talento para hacer daño. Esta temporada, además, ha recuperado a Carlos Vela, ese delantero guadianesco que lo mismo decide parecer un jubilado que vuelve con fuerza y demuestra que tiene una relación idílica con la pelota. 

Los rojiblancos acudieron a la primera parte con las ideas de siempre. La filosofía del Cholo no se negocia, mucha intensidad y poco error. Aunque el equipo progresa en una dirección en la que se valora más el juego, el fútbol y la fluidez del mismo, sigue teniendo primero el orden como concepto prioritario. La Real tenía más la bola pero, en la primera parte, parecía que no le iba a servir de nada. Porque ese partido ya lo hemos visto, el momento en el que el Atlético aprovecha un fallo, el que sea, y se lanza a la yugular del rival para liquidarlo. El Atlético no pierde la posesión, la entrega, que no es lo mismo. Pero está vez no valió con eso. 

Tuvieron un par de ocasiones notables, especialmente una que terminó con un tiro al palo de Gameiro, que había superado a Rulli elevando el balón con cariño, casi con ternura, poco, lo justo para saltarse al portero. Ya gritaban gol los atléticos, pero era un espejismo, el balón, caprichoso, les rehuyó. El francés estaba activo, atento a lo que pasaba pero en esta ocasión, y en contra de lo que pasaba en tiempos recientes, ni Carrasco ni Griezmann estaban del todo enchufados. Los héroes también se quitan la capa de vez en cuando y parecen mundanos, como si en lugar de salvar al mundo tocase solo hacer la colada. Sin ellos, y con Saúl también apagado desde hace tiempo, el equipo es menos. Y es lógico que sea así, no es de recibo pensar que un conjunto no va a notar el bajo rendimiento casual de tres jugadores de ese calibre. 

El Atlético tiene fama, probablemente merecida, de ser el mejor conjunto de los grandes, el más trabajado de todos y menos dependiente de los ramalazos de juego de sus cracks. La teoría es esta, pero no existe fútbol sin futbolistas ni victorias en las que no haya al menos un acierto importante. Es decir, no basta con tener los conceptos claros, en el deporte hay que saber la teoría y después ejecutarla, que es la madre de esta ciencia. 

La evolución del equipo del Cholo es sensible en estos años. Está sacando más delanteros, es menos rácano aunque en partidos como el de Anoeta, donde las ideas no cristalizan en fútbol, sigue teniendo cierta falta de alternativas ofensivas. Además, del mismo modo que ha ganado en bastantes cosas en este lustro, también han perdido algunas cuestiones que antes eran seña de la institución y ahora no se encuentran. ¿Qué pasó con el peligro a balón parado que un día tuvieron? Se ha ido, quizá definitivamente, ya no hay Atlético de Aviación ni faltas que se teman como un corrupto a un inspector de Hacienda. 

Vela ha vuelto

Fue un partido decidido por dos penaltis a favor de la Real Sociedad, pero no puede haber una sola queja al respecto, ambos eran como castillos de grandes. El segundo, por ejemplo, era una jugada en la que Vela llevaba el balón cosido al pie, había quebrado ya a parte de la defensa y se dirigía, con muy malas intenciones, hacia la portería. Antes de llegar se encontró con Ángel Correa, que es jugador talentoso y defendor calamitoso. El argentino eligió la peor opción, un penalti de libro cuando ya llegaban los bomberos profesionales -Filipe y Godín- a apagar ese fuego. 

Es posible que a Correa, además de sus escasos conceptos defensivos, reaccionase así por miedo. Era para tenerlo, Vela, después de un año dormitando y comportándose como un antiprofesional, ha vuelto a jugar al fútbol. Alegría y alborozo porque el deporte ha recuperado a un jugadorazo con mayúsculas, uno de esos hombres que siempre que cogen el balón parecen estar bailando el último tango. La sensación que da un jugador así a un rival es especial y Correa tenía miedo. 

Vela es la mejor noticia posible para la Real Sociedad. Su buena forma es el mejor argumento para la ambición de un equipo ¿por qué no ir a Europa si tenemos un delantero de ese tamaño? Dos en realidad, porque junto a él está Willian José, que también tiene claro de qué va esto. Le falta gol, pero cuando se pone de espaldas al marco rival pasan cosas. Se entiende bien con el mexicano y eso hace de la Real mucho más, más incluso de lo que esperaba el Atlético. 

Los rojiblancos se fueron cabizbajos de Anoeta. No es un drama perder en San Sebastián, es uno de esos campos en los que hay que competir muy bien para sacar rédito, cosa que no hicieron los del Cholo. El problema añadido es que en una semana hay un derbi y para esa empresa necesitarán todo. Que Griezmann se destape como el crack mundial que es, Carrasco afilado y cortante, el acierto de Gameiro y que el entramado defensivo sea el que se espera de un equipo bien trabajado pero que, a veces, no se encuentra. 

Ficha técnica

2.- Real Sociedad: Rulli; Carlos Martínez, Navas, Mikel González, Yuri; Illarramendi, Zurutuza, Oyarzabal, Xabi Prieto (Canales, min. 72), Carlos Vela (Concha, min. 82); Willian José (Juanmi, min. 88)

0.- Atlético de Madrid: Oblak; Filipe Luis, Savic, Godin, Juanfran; Koke, Saúl (Correa, min. 60), Gabi (Thomas, min. 72), Carrasco; Griezmann, Gameiro (Fernando Torres, min. 66).

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó a Vela, Canales, Godin, Torres y Juanfran.

Goles: 1-0, min. 54: Vela, de penalti. 2-0, min. 74: Willian José, de penalti.

Incidencias: 24.048 espectadores se dieron cita en Anoeta. Lluvia y frío con un césped muy rápido.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios