Es noticia
Menú
Juande Ramos, el 'otro Simeone' con el que soñó el Atlético de Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
un fichaje deseado que no se consumó

Juande Ramos, el 'otro Simeone' con el que soñó el Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid recibe al Málaga de Juande Ramos, un técnico con el que soñó la dirigencia rojiblanca hace años, cuando en época de sombras era considerado perfecto para dar luz al equipo

Foto: Juande Ramos visita el Vicente Calderón, la que pudo ser su casa hace años (EFE)
Juande Ramos visita el Vicente Calderón, la que pudo ser su casa hace años (EFE)

Eran tiempos que nada tenían que ver con los actuales. Tiempos en los que ningún entrenador conseguía impulsar al Atlético de Madrid al lugar que por historia le correspondía. Superado el doloroso trance de permanecer dos temporadas en la segunda categoría (temporadas 2000/2001 y 2001/2002), pasaba el tiempo y los agobios económicos imponían su ley. Las plantillas no contaban con el potencial necesario para escalar, mientras los entrenadores se contrataban para ser despedidos con demasiada inmediatez. En un momento dado se estimó que uno podía acabar con tantos vaivenes, uno que hace años pudo ejercer de Simeone para dar estabilidad al equipo rojiblanco. Era Juande Ramos.

El ahora entrenador del Málaga, visitante en el Vicente Calderón este sábado, siempre fue muy bien considerado en las oficinas rojiblancas. En más de una oportunidad se contactó con él, pero por unas cosas u otras, nunca se pudo concretar un fichaje muy perseguido. Con un amplio currículum, fue en el Sevilla donde dejó una profunda y exitosa huella. El Atlético de Madrid, en aquella época, miraba desde abajo al equipo hispalense, entonces en franco y constante crecimiento. Bajo la tutela de Juande, su escuadra conseguía mirar a la cara a los dos grandes, mientras los rojiblancos eran incapaces de imitar el ejemplo.

Aquel gran Sevilla ganó durante dos temporadas la Copa de la UEFA dos veces (2005/2006 y 2006/2007), la Copa del Rey (2007), la Supercopa de Europa (2006) y la Supercopa de España (2007). El técnico de Pedro Muñoz, del que siempre se tuvieron buenas referencias, pasó a convertirse en claro objeto de deseo por parte de la dirigencia rojiblanca. Se valoraba, más allá de sus resultados, haber diseñado un equipo que funcionaba como un reloj en el campo, siempre con un alto nivel de concentración. Un técnico, en una palabra, que sabía cómo sacar el máximo rendimiento de todos sus jugadores, lo que otros colegas suyos no lograban en la capital. Un estratega que entonces se pensaba podía dar al equipo el impulso que años después selló el Cholo Simeone.

"Un escenario maravilloso"

"Es un escenario maravilloso para lucirse", dijo Juande Ramos horas antes de visitar con su Málaga el estadio que pudo ser su casa hace tiempo. Da sus primeros pasos en el equipo andaluz, todavía sin haber encajado las piezas como quiere, pero instalado en la mitad de la tabla con cierta comodidad. En el Sevilla consiguió implantar en sus jugadores un gen competitivo excepcional, aspecto que encantaba en el Atlético de Madrid, y que ahora espera repetir en el cuadro blanquiazul. El Cholo Simeone ya ha avisado sobre la incomodidad de imponerse a este nuevo Málaga de Juande Ramos. "Tiene calidad y tiene carácter. Es un equipo que juega bien al fútbol", enfatizó el técnico argentino.

Un contrato de tres temporadas firmó Juande Ramos hace unos meses. Regresaba a LaLiga Santander tras un año sabático después de haber pasado cuatro en el Dnipro Dnipropetrovsk de Ucrania. Espera el técnico manchego en esta nueva etapa volver a demostrar en territorio español todo lo bueno que hizo en el Sevilla en su momento y que le colocó en un escalafón superior si de entrenadores hablamos. En el Tottenham y el Real Madrid no consiguió hacer funcionar a sus equipos como deseaba, su luz se extinguió un tanto. En el sur de España espera volver a demostrar su valía desde un banquillo, que su nombre vuelva a sonar con la misma potencia de antaño.

El Valencia le tanteó hace unos meses, aunque al final se impuso el firme criterio de Peter Lim y Pako Ayestarán fue el elegido. Jesús García Pitarch (director deportivo) estimaba que Juande Ramos era idóneo para reflotar un equipo a la deriva, pero finalmente no fue reclutado. El Málaga se lanzó a por él y lo cazó el pasado mes de mayo, para poner en sus manos un proyecto a medio y largo plazo con el fin de recuperar fuelle y volver donde estuvo no hace mucho. Para Juande es una oportunidad de regresar al luminoso escaparate español. Dijo que "todo lo que no sea pensar en Europa se queda corto", frase que retrata su ambicioso perfil. Tal vez el Málaga sea el trampolín para volver a postularse para un grande en un futuro próximo...

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe; Gaitán, Gabi, Saúl, Carrasco; Griezmann y Gameiro.

Málaga: Kameni; Rosales, Koné o Luis Muñoz, Villanueva, Juan Carlos; Jony, Camacho, Fornals, Chory Castro; Juanpi y Sandro.

Árbitro: Estrada Fernández (C. Catalán).

Estadio: Vicente Calderón.

Hora: 18.30.

Eran tiempos que nada tenían que ver con los actuales. Tiempos en los que ningún entrenador conseguía impulsar al Atlético de Madrid al lugar que por historia le correspondía. Superado el doloroso trance de permanecer dos temporadas en la segunda categoría (temporadas 2000/2001 y 2001/2002), pasaba el tiempo y los agobios económicos imponían su ley. Las plantillas no contaban con el potencial necesario para escalar, mientras los entrenadores se contrataban para ser despedidos con demasiada inmediatez. En un momento dado se estimó que uno podía acabar con tantos vaivenes, uno que hace años pudo ejercer de Simeone para dar estabilidad al equipo rojiblanco. Era Juande Ramos.

Diego Simeone Vicente Calderón
El redactor recomienda