UN ATAQUE AL CORAZÓN QUE CONMOCIONÓ AL FÚTBOL MUNDIAL

Un año sin Dani Jarque: tristeza, terror y el gol de Iniesta

Lo que iba a ser una noche más en un hotel de concentración, tan anodina como tantas otras, se convirtió hace un año en Coverciano (Italia)

Foto: Un año sin Dani Jarque: tristeza, terror y el gol de Iniesta
Un año sin Dani Jarque: tristeza, terror y el gol de Iniesta

Lo que iba a ser una noche más en un hotel de concentración, tan anodina como tantas otras, se convirtió hace un año en Coverciano (Italia) en una tragedia que zarandeó a un equipo y a un club, el Espanyol, que sufrió la pérdida de su capitán, Dani Jarque, por un ataque al corazón a los 26 años de edad.

Este doimingo, 8 de agosto, se cumple un año del fallecimiento de Jarque, la noticia que conmocionó al fútbol español menos de dos años después de la muerte de Antonio Puerta. Seis días antes, Jarque había sido el capitán del Espanyol en la inauguración del nuevo estadio de Cornellà, un día festivo con el Liverpool como invitado.

Después de estrenar el campo, el Espanyol se fue a Italia a cumplir una de las tradicionales giras de verano, con tres amistosos previstos ante Nápoles, Bolonia y Livorno. El 5 de agosto jugó en Nápoles y posteriormente se concentró en Coverciano, cerca de Florencia, donde habitualmente se reúne la selección italiana de fútbol.

Un canversación telefónica que nunca terminó

Pero en la noche del 8 de agosto, sábado, Jarque no bajó a cenar con los demás. Se había sentido indispuesto durante la tarde y no había ido a visitar Florencia con algunos de sus compañeros. Alarmado, Ferran Corominas, compañero de habitación, fue a ver qué ocurría y se encontró a Jarque inconsciente. Le trasladaron a un hospital, pero no pudieron reanimarle. Más tarde se supo que Jarque estaba hablando por teléfono con su novia cuando se desvaneció y que fue ésta quien avisó a Corominas, conocido futbolísticamente como Coro.

"Ahora, un año después", rememora Coro en conversación, "la tristeza no se ha ido, pero procuro quedarme con todos los momentos buenos que vivimos. El recuerdo de Dani está presente cada día y se hace duro estar sin él, pero recuerdo muchos momentos que pasamos juntos y a veces se me escapa incluso alguna sonrisa nostálgica".

Después de que se confirmase la muerte de Jarque, el vestuario pasó "unos días terribles", recuerda Iván de la Peña, su sucesor como capitán. "Eso algo que nunca se olvida. Fueron momentos durísimos y ahora, la única alternativa que tenemos es tenerle muy presente y tirar hacia delante. Su recuerdo siempre está con nosotros, cada día". De la Peña espera lucir pronto el brazalete de capitán, que desde mediados del curso pasado lleva inscrito el dorsal '21' que portaba Jarque.

Hoy, todos con el '21' a la espalda

Con ese mismo dorsal saldrán este domingo, en el Trofeo Carranza, todos los jugadores del Espanyol. Será su particular homenaje a Jarque en el primer aniversario de su muerte. A partir de entonces, su dorsal volverá a quedar vacío. "Nuestra intención es que ningún jugador lleve nunca más ese número", asegura Coro.

La imagen de los futbolistas del Espanyol con el '21' a la espalda en Cádiz revivirá las muestras de duelo que se vivieron hace un año en toda Europa: la selección española, que jugó un amistoso en Macedonia el 12 de agosto, escuchó el himno con unas camisetas especiales, también con el número 21 y con el nombre de Jarque. Lo mismo que el Racing, que disputó un amistoso el 11 de agosto en el campo del Nápoles, el último en el que Jarque jugó un partido de fútbol.

Y por supuesto, en Barcelona se sucedieron las muestras de dolor. Tras conocerse la noticia, de manera espontánea, los aficionados se acercaron a la puerta 21. Su compañero Nico Pareja, que no había viajado a Italia porque tenía previsto viajar con su selección, depositó su camiseta en la puerta 21 esa misma noche. Hoy, la puerta 21 es un homenaje permanente al jugador. Una placa y un mural formado por una selección de los objetos entregados por los aficionados le recuerda.

Un funeral con 14.000 asistentes

El funeral por Jarque congregó en el nuevo estadio del Espanyol a 14.000 personas y a todos los representantes del fútbol español, con Florentino Pérez y Joan Laporta al frente de la representación de sus clubes. Amigos, ex jugadores, compañeros de cadetes, juveniles o del primer equipo pasaron por la capilla ardiente en una jornada de intensas emociones.

Poco a poco, el equipo se recompuso y el club salió adelante. Meses después de su fallecimiento se publicó un libro sobre su vida, 'El cielo es blanquiazul'. Se inauguró la placa y el mural que le recuerdan en la puerta 21, bautizada oficialmente con su nombre, y se anunció que todos los equipos del fútbol base llevarían el brazalete con el dorsal 21 bordado.

Un año después, no sólo el Espanyol sigue teniendo muy presente a Jarque. También los amigos que dejó en otros equipos, como Andrés Iniesta, que dedicó su gol en la final del Mundial a su amigo fallecido, un gol inolvidable con una dedicatoria inolvidable.

Liga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios