Guardiola y su monumental enfado: se niega a dar la mano al entrenador rival... por duro
  1. Deportes
  2. Fútbol
BASTIAN SCHWEINSTEIGER ACABÓ LESIONADO

Guardiola y su monumental enfado: se niega a dar la mano al entrenador rival... por duro

El partido amistoso entre el Bayern y un combinado de la MLS acabó de la peor manera: con la lesión de Schweinsteiger y el enfado de Pep por la dureza rival

Foto: Pep Guardiola (i), Thierry Henry (c) y Franck Ribéry (d) hablan en la rueda de prensa previa al partido.
Pep Guardiola (i), Thierry Henry (c) y Franck Ribéry (d) hablan en la rueda de prensa previa al partido.

Minuto 79 del amistoso que enfrentaba al Bayern de Múnich y a un combinado de jugadores de la MLS norteamericana. Bastian Schweisnteiger, uno de los 'buques insignia' del combinado germano, acababa de entrar al césped. Dos minutos después, quizá tras haber tocado un par debalones, recibió el esférico de un compañero y, tras controlarlo, sufrió una durísima entrada por la que acabó en el suelo. Sus gestos eran claros: cambio, no podía seguir. El campeón del mundo se tenía que retirar del campo lesionado, una situación que hizo estallar a Pep Guardiola.

Ya a lo largo del partido, el entrenador catalán se quejó al cuarteto arbitral de la dureza del conjunto norteamericano, sin que el colegiado tomara cartas en el asuntos. Al tratarse de un partido amistoso, el preparador del Bayern de Múncih entendió que los jugadores rivales estaban teniendo un exceso de celo a la hora de luchar por los balones, lo que ponía en peligro la integridad física de sus jugadores. Y la situación estalló la lesión de 'Schweiny': al término del partido, el técnico rival, Caleb Porter, acudió a dar la mano a Pep, algo a lo que se negó el técnico.

Guardiola señaló al técnico rival como el culpable de loocurrido sbre el terreno de juego, al considerar que no quiso frenar el ímpetu de sus jugadores a lo largo del choque. Tras varias entradas duras, llegó lo inevitable: una lesión de Schweinsteiger, que sufrió una contusión en el tobillo que le tendrá varios días apartado de los entrenamientos. Después de negarse a saludar a Porter, sí acudió al medio del campo a estrechar lamanode los colegiados, momento que aprovechó para recriminarles su permisividad y para culparles de la lesión del internacional alemán.

Landon Donovan, una de las estrellas del conjunto norteamericano y con pasado en el Bayern de Múnich, mostró su opinión al respecto tras el partido:"Entiendo que no quiera que sus jugadores acaben dañados. No han sido entradas bonitas, pero tampoco son las peores que he visto. Espero que Schweinsteiger no esté lesionado", aseguró. Pese a ello y a las explicaciones de otros jugadores como Thierry Henry,Guardiola mostró su disconformidad con el estilo de juego del combinado norteamericano, demostrándolo con su negativa a estrechar la mano al entrenador del conjunto rival.

En lo puramente deportivo, el Bayern de Múnich no pudo superar al conjunto norteamericano, con el cayó derrotado por 2 a 1. En los primeros compases de partido Robert Lewandowski adelantaba al conjunto alemán, pero el combinado de jugadores de la MLS consiguió dar la vuelta al partido con goles de Bradley Wright-Phillips y del propio Landon Donovan. El resultadoposiblemente fue lo de menos en un partido que el Bayern utilizó para seguir cogiendo la forma de cara al inicio de la temporada: por ello, por tratarse de un partido amistoso, llegó el enfado de Pep tras la lesión de su jugador.

Pep Guardiola Bayern Múnich
El redactor recomienda