Austria logra el primer triunfo de su historia en una Eurocopa con un gran Alaba (3-1)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Gran estreno del fichaje blanco

Austria logra el primer triunfo de su historia en una Eurocopa con un gran Alaba (3-1)

El combinado nacional dirigido por Foda resuelve su debut ante la sorprendente Macedonia del Norte con una gran actuación del nuevo jugador del Real Madrid

placeholder Foto: David Alaba fue clave con una gran asistencia. (Reuters)
David Alaba fue clave con una gran asistencia. (Reuters)

La Austria de David Alaba logró la primera victoria de su historia en una Eurocopa ante la sorprendente Macedonia del Norte con asistencia incluida del nuevo jugador del Real Madrid. Líbero en la primera parte y centrocampista en la segunda, Alaba fue el mejor jugador de su selección en el debut de Austria en este campeonato. El combinado nacional dirigido por Franco Foda supo cómo resolver un duelo que se le puso cuesta arriba cuando la debutante Macedonia del Norte se creció tras empatar el tanto inicial de Lainer a pase teledirigido de Sabitzer con el gol del incombustible Goran Pandev. En la segunda, con el cambio táctico de su entrenador al adelantar a Alaba, Austria ganó poso en el encuentro hasta sellar el triunfo por 3-1 con los goles de Gregoritsch y Arnautovic.

placeholder Alaba fue uno de los grandes destacados de la tarde. (EFE)
Alaba fue uno de los grandes destacados de la tarde. (EFE)

Austria llevó la iniciativa del juego en los primeros compases del partido. Sin embargo, a medida que fue avanzando la primera parte, perdió el control del juego así como la ventaja que le había otorgado el tanto de Lainer. Entonces, Alioski, Bardhi y Elmas lideraron la reacción macedonia. Los pupilos de Igor Angelovski se sacudieron los complejos y la superioridad de Austria quedó en entredicho.

Un error defensivo del portero austriaco, Bachmann, donde la pelota se le resbaló de las manos en su salida provocó que el histórico delantero, Goran Pandev, pescase en río revuelto a sus 37 años y anotase el gol del empate. Es el segundo goleador más longevo en la historia del torneo. Austria buscó contrarrestar el tanto macedonio, pero se quedó por el camino. A pesar de contar con futbolistas talentosos y acostumbrados a jugar competiciones europeas, tardó en encontrar la manera de doblegar a toda una novata en la Eurocopa. Demasiados centros laterales sin rematar, precipitación en las bandas, un centro del campo que se saltaba para buscar el juego directo y un David Alaba sin capacidad de influir en la construcción de su equipo en campo rival.

placeholder Pandev celebra el primer gol de Macedonia del Norte en una Eurocopa. (EFE)
Pandev celebra el primer gol de Macedonia del Norte en una Eurocopa. (EFE)

El nuevo defensor blanco capitaneaba la salida de balón como líbero, pero su rol en la selección le impidió manejar el ritmo del choque desde el centro del campo. Con todo por decidir se marchó el partido al descanso. Mucho más abierto de lo que se podía vislumbrar al principio del mismo. La segunda parte inició con un cambio cuando Dragovic, con una brecha en la ceja tras un golpe, se quedó en vestuario para dar entrada al excanterano madridista, Lienhart.

La selección austriaca se frustraba una y otra vez ante el dispositivo defensivo macedonio. Entonces, el seleccionador Franco Foda revolucionó el ataque al retirar a los dos delanteros de su equipo, Baumgartnet y Kalajdzic por Gregoritsch y Arnautovic. Macedonia del Norte, lejos de amilanarse, creció en ataque a través de un desequilibrante y vertical Bardhi. El futbolista del Levante danzó entre líneas, encendió los contragolpes de su equipo y demostró su calidad. Tan condicionante fue que estuvo a punto de colar una asistencia a Nikolov para la remontada que no se dio gracias a la gran salida de Bachmann para taponar el disparo de su compañero. Austria no se quedaría atrás y forzaría la mejor versión del rayista Dimitriesvki para sacar un punto muy valioso.

placeholder Dimitrievski falló en el 2-1, pero antes salvó a su equipo en varias ocasiones. (Reuters)
Dimitrievski falló en el 2-1, pero antes salvó a su equipo en varias ocasiones. (Reuters)

En esos instantes y cuando su equipo necesitaba una marcha más, Foda adelantó a Alaba al centro del campo. El nuevo jugador blanco filtró pases sin parar hacia sus centrocampistas y empezó a asomarse al pico del área. En una de esas internadas, el defensa asistió con precisión a Gregoritsch. En los minutos finales, Arnautovic, que había entrado en la segunda mitad, sentenció el encuentro tras regatear al portero macedonio. La primera victoria de Macedonia del Norte en un torneo internacional deberá esperar. Austria, en cambio, ya puede celebrar el primer triunfo de su historia en la Eurocopa.

Eurocopa Austria David Alaba