Es noticia
Menú
Euro '08: Comienza la leyenda de España tras superar la maldición de los cuartos
  1. Deportes
  2. Fútbol
historia de las eurocopas - AUSTRIA Y SUIZA 2008

Euro '08: Comienza la leyenda de España tras superar la maldición de los cuartos

Después de casi medio siglo de tropiezos, fracasos y frustraciones, España comenzó un ciclo ganador gracias a un partido que cambió la historia: los penaltis ante Itallia

Foto: La selección española levantó al cielo del Ernst Happel un título que cambió su historia (Efe)
La selección española levantó al cielo del Ernst Happel un título que cambió su historia (Efe)

La Eurocopa de 2008 jamás será olvidada por el aficionado español. En aquel torneo, la Selección por fin tocó la gloria después de 44 años de tropiezos y fracasos: con una generación plagada de talento y con Luis Aragonés comandando el barco, el equipo nacional fue de menos a más para cambiar la historia: la tanda de penaltis en cuartos ante Italia y el gol de Fernando Torres en la final ante Alemania, lo hicieron posible.

Un total de 52 equipos disputaron la fase de clasificación, en la que catorce selecciones consiguieron el pase a la fase final, a las que fue necesario sumar las dos selecciones organizadoras del torneo, Austria y Suiza, que lograban la clasificación automática. Ya una vez en el torneo, los dos primeros equipos de cada grupo entraban a cuartos, fase en la que cambió para siempre la historia de la Selección después de muchos años de sufrimiento.

Todos los goles de la Eurocopa 2008

Posiblemente se trató de una de las fases finales de torneo más duras de todos los tiempos, pues todos los grandes favoritos a hacerse con el título se metieron a cuartos, salvo Francia. Encuadrada en el Grupo C, considerado el de la muerte, Holanda, Italia y los galos, junto a Rumanía, se jugaban dos plazas en cuartos… y los franceses sólo fueron capaces de sumar un punto, quedando fuera a las primeras de cambio.

Un nombre propio iba a destacar por encima del resto: David Villa. El entonces delantero del Valencia iba a ser pieza clave en el esquema español, siendo uno de los grandes responsables del éxito nacional. Ya en el debut de España, iba a confirmar su gran estado de forma: la Roja iba a aplastar a Rusia (4-1), con un 'hat-trick' del 'Guaje'. España mandaba un aviso a navegantes desde su primer partido.

Pero la Selección iba a tener que trabajar -y mucho- en los otros dos partidos de la fase de grupos: conseguiría una victoria por la mínima ante Suecia (1-2) con otro gol en el descuento de Villa, para remontar con mucho sufrimiento ante Grecia (1-2) con un nuevo tanto en el último minuto, esta vez de David Güiza. España pasaba como primera de grupo y llegaba a los temibles cuartos ante la siempre dura Italia.

Así fue la tanda de penaltis ante Italia

Sería en aquel partido en el que cambiaría la historia de España para siempre. Después de varias décadas de fracasos, casi todos en cuartos de final de los grandes torneos, la Selección fue capaz de acabar con aquel muro: después de 120 minutos en los que la Roja dominó, pero sin acierto, llegó la tanda de penalti: las paradas de Iker Casillas a Rossi y Di Natale, sumado al gol definitivo de Cesc, sirvieron para derribar las barreras históricas.

Ya en semifinales, España se enfrentaría de nuevo a Rusia. Tal y como ya ocurrió en la fase de grupos, el combinado nacional vapuleó a su rival, con un contundente 3 a 0 que metía al equipo de Luis Aragonés en la gran final del torneo. Pero no todo iban a ser buenas noticias en la amplia victoria del combinado nacional: el máximo goleador del torneo (5 goles) y estrella del equipo, David Villa, sería baja tras lesionarse durante el partido.

Así fue el gol de Torres en la final ante Alemania

Alemania era el último escollo para que España lograra su segundo título. Los germanos partían como favoritos, pero el equipo nacional supo aprovechar sus oportunidades para triunfar: corría el minuto 33 cuando Xavi filtró un balón entre los defensas. Lahm parecía tener ventaja, pero no se entendió con Lehmann y Fernando Torres, mucho más listo, ganó la espalda al defensor para picar el balón ante la salida del portero y llevar a España a la gloria. Casillas levantó al cielo del estadio Ernst Happel el título de campeón: tan sólo era el inicio de la época más gloriosa de la selección española.

La Eurocopa de 2008 jamás será olvidada por el aficionado español. En aquel torneo, la Selección por fin tocó la gloria después de 44 años de tropiezos y fracasos: con una generación plagada de talento y con Luis Aragonés comandando el barco, el equipo nacional fue de menos a más para cambiar la historia: la tanda de penaltis en cuartos ante Italia y el gol de Fernando Torres en la final ante Alemania, lo hicieron posible.

Eurocopa Selección de fútbol de Italia Selección de fútbol de Alemania David Villa Luis Aragonés
El redactor recomienda