La 'oportuna' lesión de Mikel Merino que le quita del foco del Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
ADIÓS A LA TEMPORADA Y A LA EUROCOPA

La 'oportuna' lesión de Mikel Merino que le quita del foco del Real Madrid

El centrocampista de la Real Sociedad, que el último verano renovó hasta 2025 con una cláusula de 60 millones, ha sido vinculado al equipo blanco y motivos sobran para ello

placeholder Foto: Mikel Merino se lleva el balón ante Vencedor en la final de Copa. (EFE)
Mikel Merino se lleva el balón ante Vencedor en la final de Copa. (EFE)

"Mikel Merino sufre una fractura de estrés en el pedículo derecho de la vértebra L4". El parte médico emitido por la Real Sociedad hacia presagiar lo peor, pues la recuperación de esta lesión tiene un periodo de entre seis semanas y tres meses, lo que puede condenarle a no jugar más en lo que resta de temporada. El centrocampista navarro jugó infiltrado la final de Copa disputada en Sevilla, en la que su equipo no solo se llevó el título, sino que él fue elegido MVP. Sin embargo, cuatro días después no jugó el derbi liguero contra el Athletic y tampoco estuvo en Valencia.

De esta forma, a falta de ocho jornadas para el final de LaLiga con su equipo disputándose el quinto puesto con Betis y Villarreal, Imanol Alguacil se queda sin uno de sus jugadores más importantes de cara a lograr el otro gran objetivo de la temporada junto la mencionada Copa del Rey, como es volver a clasificarse para Europa. Aunque es un tópico, pues nunca una lesión puede ser oportuna, la inoportuna lesión de Merino puede serlo menos para los intereses futuros de la Real, ya que, salvo giro inesperado, también se quedará sin la Eurocopa que empieza el 11 de junio y, por tanto, fuera de un escaparate en el que su gran año le ha colocado.

Foto: El realista Mikel Merino, en el partido de la Selección española contra Suiza. (EFE) Opinión

En un clásico movimiento del periodismo deportivo madrileño —y en la mayoría de los casos también madridista—, la víspera de la visita de la Real a Valdebebas, casualmente el pamplonés se convirtió en noticia en varios medios por el interés del club que preside y seguirá presidiendo Florentino Pérez en él. Mikel era baja para este partido por sanción, pero eso poco o nada importó. Incluso, hubo quien fue más lejos y aseguró que ya se habían producido los primeros contactos para fichar a un futbolista cuya cláusula de rescisión es de 60 millones tras ampliar el pasado verano su contrato hasta 2025.

Lo cierto es que el hecho de que el Real Madrid o cualquier otro equipo esté interesado por Merino no debería ser noticia, pues el navarro está haciendo otra gran temporada. Le sobra calidad, entendiendo por esta no solo la técnica, sino también su inteligencia táctica y un físico espectacular que le convierte en un auténtico 'box to box'. Su nivel le da para jugar en un equipo puntero como es la Real, donde forma un centro de campo de lujo junto a David Silva y los Zubimendi, Guevara o Illarramendi. A sus 24 años, y después de haber jugado en la Bundesliga y la Premier, Mikel es todo un veterano.

También se ha hecho importante en la Selección española, con la que ya ha disputado seis partidos después de ser indiscutible en la Sub 21, en la que jugó 20 y fue campeón de Europa, lo mismo que hizo en la Sub 19. Luis Enrique no le incluyó en su última lista para los partidos contra Grecia, Georgia y Kosovo, aunque después de conocerse su lesión en la espalda y lo mucho que se jugaba su equipo en la final celebrada en La Cartuja, se entiende que el técnico asturiano le dejara precisamente fuera por este motivo.

placeholder Mikel Merino y Sergio Ramos se saludan en Anoeta. (EFE)
Mikel Merino y Sergio Ramos se saludan en Anoeta. (EFE)

El primer acierto de Roberto Olabe

El fichaje de Merino fue uno de los primeros aciertos del director deportivo de la Real, Roberto Olabe, pues los 10 millones que pagó al Newcastle no pudieron estar mejor invertidos. Aunque tanto o más importante fue el hecho de que Mikel prefiriera ir al equipo donostiarra y no al Athletic, quien desde su irrupción en Osasuna no le ha quitado ojo. Su caso se repitió con Nacho Monreal e incluso con Robert Navarro, lo cual demuestra la supremacía del club guipuzcoano sobre el vizcaíno. Sus números, 111 partidos en los que ha marcado 12 goles y dado 12 asistencias, se corroboran viéndole jugar a las órdenes de un entrenador que le considera pieza clave en su engranaje, de ahí que, salvo por fuerza mayor, siempre haya contado con él. Merino es uno de los intocables de Imanol junto a Mikel Oyarzabal, además de Silva.

"Creo que estoy en el lugar idóneo", reconoció Merino tras renovar. "Soy una persona muy familiar y cercana, y el hecho de venir a un club que tiene los valores que yo tengo, con gente joven a mi alrededor que venimos un poco con la misma trayectoria y la misma idea, hace que sea un lugar para mí especial porque es ideal para mis aspiraciones. Para lo que yo quiero, que es crecer como jugador y como persona. Estoy en un entorno que es como si estuviera en casa y se nota a la hora de jugar y de vivir", explicó este futbolista que habla de fútbol como pocos.

Dentro de las especulaciones sobre la posible negociación que el Madrid plantearía a la Real para abordar su fichaje se habla de la opción de que Florentino Pérez incluyera en la operación a Odegaard. El noruego se encuentra actualmente cedido en el Arsenal, tal y como hizo la temporada pasada en el equipo donostiarra y debió haberlo hecho también en la presente tras el acuerdo al que llegaron las tres partes y que solo el club madrileño no cumplió.

Sin embargo, una lesión quita del foco a Merino de sus posibles pretendientes, además del Real Madrid, el Atlético de Madrid, algo que al menos puede ser positivo para su actual equipo de cara a seguir contando con él la próxima temporada, si bien su pérdida lógicamente se notará en los ocho partidos que restan para terminar la actual. "El tiempo me ha dado la razón con mi fichaje por la Real", dijo Mikel tras ganar la Copa, un título que ha convertido al Conde en Rey...

Florentino Pérez Valdebebas Asier Illarramendi Osasuna Newcastle United Martin Odegaard