representado por la agencia best of you

Odriozola, otro pésimo negocio para el Real Madrid (pero todos tan amigos...)

Florentino Pérez pagó por él 35 millones a la Real cuando allí aún no era titular indiscutible y una temporada y media después, tras jugar tan solo 27 partidos, se ve obligado a cederlo

Foto: Álvaro Odriozola, en la presentación como jugador del Bayern de Múnich. (EFE)
Álvaro Odriozola, en la presentación como jugador del Bayern de Múnich. (EFE)

Donde hay confianza da asco. Imagínense por un momento que en lugar de un club de fútbol se tratara de una empresa. Aunque, claro, en el caso del Real Madrid es complicado diferenciar una cosa de la otra, pues su presidente lo considera una multinacional y como tal lo gestiona. ¿La diferencia? Que no lo hace con su dinero o el de su propia compañía, la constructora ACS, lo cual por lo visto le permite darse algunos dispendios que de otra forma no se le ocurrirían, sobre todo si la cosa queda entre amigos...

Y como dispendio puede considerarse la operación que Florentino Pérez hizo cuando en el verano de 2018 pagó 35 millones a la Real Sociedad por Álvaro Odriozola, un futbolista que ni siquiera tenía garantizado seguir siendo titular en el equipo donostiarra. De hecho, el entonces —y ahora también— entrenador, Imanol Alguacil, le había dejado en el banquillo los últimos partidos de la temporada anterior. Es decir, que la operación fue muy buena para la Real, sin necesidad de que su presidente, Jokin Aperribay, exigiera su cláusula.

[¿Qué chirrió más, el beso de Odriozola o ver a otro Álvaro (Arbeloa) de cicerone?]

La clave fue que el lateral tenía la mejor conexión posible para fichar por el Real Madrid: la agencia de representación Best Of You, en la que trabajan varios ex empleados del Real Madrid que guardan una estrecha relación con alguno que todavía está en nómina en labores de embajador, además del propio hijo de Florentino. "Es para mí un honor enorme estar al lado de un grandísimo futbolista, que llega al Real Madrid para aportar su talento, calidad y sacrificio a este equipo. Estamos felices de tenerte y segurísimos de que vas a triunfar aquí". Así recibió Álvaro Arbeloa a su tocayo Odriozola tras su fichaje por el conjunto blanco. "¿Lo dice como miembro de su agencia de representación o del club?", fue la mordaz pregunta que hizo un aficionado en Twitter.

Lo cierto es que temporada y media después, Odriozola se marcha cedido al Bayern de Múnich, donde aterrizó este martes en un vuelo privado para terminar de sellar el acuerdo. El lateral donostiarra, de 24 años, llegó al Real Madrid en el verano de 2018 a cambio de 35 millones de euros, de ahí que de momento cada partido que ha jugado con los blancos (27) ha costado 1.296.296 euros y, ya puestos, el único gol que ha marcado, 35 millones.

Odriozola, junto a Arbeloa, durante su presentación como jugador del Real Madrid. (EFE)
Odriozola, junto a Arbeloa, durante su presentación como jugador del Real Madrid. (EFE)

Todo facilidades para irse al Bayern

Rummenigge, director general del Bayern, aseguró tras la presentación de Odriozola que "nos alegramos mucho por el fichaje y agradecemos a los responsables del Real Madrid por las muy amistosas y cooperativas conversaciones". También ha tenido palabras sobre la llegada del lateral derecho Salihamidzic, director deportivo del conjunto bávaro: "Me alegro de haber encontrado un respaldo tan completo".

Como puede comprobarse, todo han sido facilidades desde el club que preside Florentino Pérez para que Odriozola intente hacer en Múnich lo que no ha podido hacer en el Real Madrid. Esta temporada solo ha disputado 5 partidos, 4 en Liga y uno en Champions, y desde la derrota ante el Mallorca en Liga, partido en el que además fue expulsado, no volvió a disputar un solo minuto.

Es evidente que Zidane no confía en él, algo que en cambio sí hacía Lopetegui, quien anteriormente a tenerle en el Real Madrid ya contó con él para la Selección e incluso se lo llevó al Mundial de Rusia, en el que, precisamente por fichar por el Real Madrid, no estuvo el propio Julen. Odriozola llegó como suplente de Dani Carvajal y, sobre todo tras el regreso de Zizou, todo hacía presagiar que ahí se quedaría. "Me fastidia que me tachen de madridista, soy de la Real al cien por cien", declaró Álvaro antes de quitarse las rayas azules y vestir todo de blanco.

También está escrito: el marroquí Achraf, a quien Zizou subió al primer equipo desde el Real Madrid Castilla, está realizando una buena temporada en el Borussia Dortmund y, al igual que pasó con Carvajal en el Leverkusen, irse a la Bundesliga le está sirviendo para reivindicarse y pensar en volver, algo que con Zidane en el banquillo del Bernabéu a buen seguro tendrá más sencillo.

Como ya escribí antes de consumarse su fichaje por el Real Madrid, Florentino quiere futbolistas que hayan "nacido para jugar en el Real Madrid", algo que en el caso de Odriozola ha resultado efímero, pues hasta final de temporada jugará en el Bayern y, según le vayan las cosas, ya veremos dónde acaba la temporada que viene. ¿Volver a casa? Pues no lo descarten, pues una cosa está clara: Álvaro sí nació para jugar en la Real...

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios