clasificado para la final de champions

La carrera de fondo del Barcelona hasta llegar a la final de la Champions femenina

El Barcelona volvió a vencer al Bayern de Múnich y se clasificó para la final de la Champions, la primera en la historia del club y la primera del fútbol español

Foto: Las jugadoras del Barcelona celebran su clasificación para la final de la Champions. (Reuters)
Las jugadoras del Barcelona celebran su clasificación para la final de la Champions. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Aún no se sabe si el FC Barcelona jugará la final de la Champions en Madrid, todavía tiene que eliminar primero al Liverpool, pero sí la jugará en Budapest. Ellas, y no ellos, serán protagonistas tras eliminar este domingo al Bayern de Múnich para dar al club azulgrana y al fútbol español la primera final europea de su historia. En una temporada que no para de generar buenas noticias para el fútbol femenino y que tendrá su fin de fiesta en la Copa del Mundo de Francia a comienzos de verano, el éxito azulgrana es un ejemplo de buena planificación para instalarse en la elite europea.

El equipo femenino nació en 1988, pero no fue hasta 2001 cuando fue constituido como sección oficial del club. En 2007 descendió y regresó un año después a la máxima categoría. Fue en ese momento cuando comenzó una apuesta que tiene varios hitos: la Copa de la Reina de 2011, la liga de un año después y la profesionalización total a partir de 2015. En 2012, el Barcelona rompió la racha de títulos del Rayo Vallecano, que junto al Athletic Club y el Levante había dominado la Liga desde comienzos de siglo. Tras el equipo azulgrana llegó el Atlético de Madrid, que le ha superado en las dos últimas ligas y lo tiene todo a favor para hacerlo también este año. Su rivalidad ha impulsado el fútbol femenino español en el último lustro.

El Barça lo ha ganado todo en España, pero en la Champions ha chocado una y otra vez con equipos mucho más potentes tanto económica como deportivamente. Poco a poco ha ido recortando la distancia, algo que se ha traducido en sus resultados en la competición europea: llegó por primera vez a cuartos de final en 2014, debutó en semifinales en 2017 y se estrenará en la final el próximo 18 de mayo. Su rival será el Olympique de Lyon.

El Barcelona ganó al Bayern en el Miniestadi. (Reuters)
El Barcelona ganó al Bayern en el Miniestadi. (Reuters)

La única sección rentable

El crecimiento del equipo le ha convertido en un destino apetecible para algunas de las mejores jugadoras del mundo. En 2017 fichó a la holandesa Lieke Martins, premio 'The Best' tras ganar la Eurocopa. Por ella pagó un traspaso (30.000 euros) que en el fútbol masculina es ridículo, pero que en el femenino es un dineral. El Barcelona tiene la ventaja de tener una enorme y estable estructura no solo futbolística, sino polideportiva, y eso ha facilitado el proceso de profesionalización. Pero los frutos en forma de resultados no habrían llegado sin la apuesta decidida por el equipo.

El equipo femenino, además, no necesita del dinero que genera el masculino. Según informó 'La Vanguardia' el pasado mes de octubre, es la única sección con beneficios del club gracias al acuerdo de patrocinio firmado con la multinacional de herramientas Stanley. El Barcelona dejó al equipo fuera del acuerdo con Rakuten y buscó un patrocinio exclusivo. La empresa estadounidense paga 3,5 millones de euros al año, suficiente para cubrir todos los gastos del equipo. Nada que ver con el baloncesto, el balonmano o el hockey patines, secciones históricas del club que tienen pérdidas cada año.

El Barcelona sigue dando pasos y con él lo hace el fútbol español. Este domingo, 12.761 acudieron al Miniestadi para ver el partido contra el Bayern. Nunca antes un partido del equipo femenino azulgrana había congregado tanta gente. El próximo paso será el Camp Nou.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios