71 años después, el torneo pierde su identidad

La Concha: del yate de Franco a la comuna del fútbol playero impuesta por Bildu

Después de 71 años, la Federación Guipuzcoana de Fútbol (FGF) anunció el mes pasado su renuncia a organizar el Campeonato Escolar de la Playa de La Concha.

Foto: La Concha: del yate de Franco a la comuna del fútbol playero impuesta por Bildu

Después de 71 años, la Federación Guipuzcoana de Fútbol (FGF) anunció el mes pasado su renuncia a organizar el Campeonato Escolar de la Playa de La Concha. Este singular e histórico torneo de fútbol playero, del que han salido muchos jugadores de la Real Sociedad, desde Luis Arconada a Xabi Alonso, ha dejado de ser lo que era por la intromisión e imposición, una vez más, de los políticos. "Yo hablo como Bildu y no como responsable de Deportes", advirtió Asier Sarriegi, director de la Diputación de Gipuzkoa del área en cuestión, a un presidente de federación que le hizo una consulta.  

Un torneo sin finales para que no haya perdedores, y, por tanto, sin ganadores. Partidos de tres tiempos, dos de diez minutos y uno más quince, con la obligación de que jueguen -¿el mismo tiempo?- todos los niños y niñas. Un calendario metido con calzador en el que cada equipo disputará la mitad de sus partidos en la playa, pero, paradójicamente, la otra mitad en un campo de hierba artificial, ya que, además, sólo se pueden jugar los sábados y no los domingos. La Concha y las mareas no dan para más y con razón en la FGF dicen que “ya no es un torneo playero, sino una competición de camping-playa”.

“Las modificaciones incorporadas en el presente curso escolar -la inclusión de equipos femeninos y la división de los equipos de quinto y sexto curso aprietan aún más el calendario-, que desvirtúa el vigente modelo y sistema de competición, así como una tradición de 71 ediciones, constituyen el desencadenante de la decisión adoptada por la Junta Directiva”. Este es el comunicado que emitió la federación que preside Juan Luis Larrea, tesorero también de la Federación Española de Fútbol (RFEF).

Donostia Kirola, es decir, la concejalía de deportes del Ayuntamiento de San Sebastián gobernado por Bildu, asegura que "el Ararteko -Defensor del pueblo del Gobierno Vasco- consideró que, con el fin de eliminar la segregación por razón de sexo y de dotar de mayor presencia pública al deporte practicado por mujeres, debía adoptar medidas para que en los espacios públicos para la práctica del fútbol, y en especial en la playa, se disputaran competiciones masculinas y femeninas con criterios de igualdad". 

Juan Luis Larrea desmiente a El Confidencial que haya cualquier polémica con la presencia de equipos femeninos, sino que sus reticencias se deben principalmente al traslado de partidos a campos de hierba artificial cuando consideran que era posible mantener el sistema anterior y organizar todos los partidos en la playa. Es más, el presidente de la FGF reivindica el trabajo de ésta en el ámbito del fútbol femenino. “Aplicando el ratio de licencias de jugadoras por habitante, Gipuzkoa lideraría el ranking del Estado, y, además, tenemos una comisión especifica de fútbol femenino”, explica. 

La FGF se queja de un calendario plano, sin distinción entre liga y copa, sin fases distintas y, lo que es más grave, sin finales. "La temporada pasada ya hubo discrepancias con esto. Querían que esta jornada fuera participativa y lúdica, pero que no hubiera finales como tal, que fuera una competición que acabara en un último acto en el que participaran todos los equipos”. Es decir, que el espíritu del que quieren dotar al torneo es que “no haya ni vencedores ni vencidos”, la antítesis de lo que es toda competición deportiva. 

Además, y tal y como sucede con la Diputación de Gipuzkoa en el resto del deporte escolar, Donostia Kirola estima que esta solución propicia una competición más igualitaria y dará solución a las demandas de otros deportes más minoritarios -como el balonmano o el hockey hierba-, ya que se reordenarán los calendarios. "Históricamente, el calendario se hacía a partir del fútbol playero porque depende de las mareas, no es un capricho", explica Larrea. 

Lo curioso es que la propia FGF, además de llevar mucho tiempo permitiendo el fútbol mixto, puso en marcha un torneo íntegramente femenino, "aunque sólo se apuntaron dos equipos", explica Larrea. Ahora, ante la obligación de que haya fútbol femenino playero, se decidió que todas las chicas jugaran en la playa, pero ni ellas lo harán todos los partidos y, como consecuencia de ello, tampoco los niños y niñas que lo hacían hasta ahora. 

A diferencia de lo que sucede en Bizkaia, donde la diputación es mucho más permisiva en la aplicación de la Ley Escolar del Gobierno Vasco, en Gipuzkoa el deporte escolar vive bajo una especie de inquisición. En la bahía de La Concha ya no fondea el Azor, famoso yate de Franco, pero en la playa se ha impuesto una normativa más propia de una dictadura que de una democracia. El fútbol playero es una comuna en la que nadie gana, pero todos pierden.   

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios