un juez de gavà desestimó el recurso de leo

El Barcelona 'paga' la multa de Messi con Hacienda, pero no evita verle en el banquillo

Un juez desestima el recurso contra la imputación del argentino por tres delitos de fraude fiscal.

Foto: El Barcelona 'paga' la multa de Messi con Hacienda, pero no evita verle en el banquillo

Un juez de Gavà ha desestimado el recurso de Messi contra su imputación por tres delitos de fraude fiscal. Es decir, que el jugador del FC Barcelona deberá sentarse definitivamente en el banquillo, y no en el de lo suplentes, al cual tiene alergia, sino en el de los acusados. Lo que no hicieron Pep Guardiola, el Tata Martino o actualmente Luis Enrique, lo hará un juez, para desgracia de Messi e, indirectamente, de su club. 

La directiva que preside Josep María Bartomeu es consciente de lo perjudicial que es para la estabilidad deportiva del Barça que su gran estrella tenga que rendir cuentas con Hacienda. Si no tenían suficiente con el caso Neymar, ver a Messi visitando los juzgados daña la imagen de un club que últimamente es más noticia por asuntos judiciales que los estríctamente deportivos.   

"Messi se convierte en el primer contribuyente", llegó a titular el diario 'La Vanguardia' en un claro intento por lavar su imagen. En la misma información se destacaba que "Leo Messi paga en un año 53 millones a Hacienda, más una multa de otros 3" y que "el 23 de junio se presentaron las complementarias de 2010, 2011 y 2012 por valor de 22,4 millones". Después de leer esto, hasta se puede entender que cuando Leo visitó los juzgados de Gavà hubiera gente aplaudiéndole y pidiéndole autógrafos.

Al igual que una parte de la opinión pública catalana, el propio FC Barcelona también ha intentado ayudar a Messi, pero en su caso 'sólo' ha podido hacerlo con dinero. Según informó 'La Vanguardia', Leo deberá pagar hasta 41 millones de euros a Hacienda una vez finalicen el proceso judicial y las inspecciones en las que está inmerso. Aunque se empleó la palabra renovación, en realidad Messi no renovó su contrato, sino que únicamente se le incrementó la ficha, curiosamente en un montante similar a lo que tendrá que pagar a la Agencia Tributaria. 

Tal y como se reflejó en el comunicado que emitió el club catalán, "el FC Barcelona y Leo Messi" llegaron a "un acuerdo de adecuación contractual". El argentino firmó un nuevo contrato, el séptimo en nueve años, pero con la misma duración -2018- y la misma cláusula de rescisión -250 millones-. Eso sí, pasó a cobrar entre 20 y 22 millones por temporada, más otros 6 por objetivos.

Sin embargo, lo que el Barça no ha podido evitar, y tampoco el propio entorno de Messi, es que el juez entienda que el delantero podría conocer las actividades de su padre y representante. Es decir, quien le lleva la actividad económica. Curiosamente, el argentino pidió al juez que, además del consultor Alfonso Nebot, que trabaja para las empresas de Messi, y del abogado Ángel Juárez, también pudiera declarar como testigo el director del Área de gestión de Fútbol del FC Barcelona, Raúl Sanllehí, por entender que sus declaraciones "no resultan pertinentes". Pero el juez también lo ha desestimado.

Curiosamente, la noticia de que el juez desestimaba el recurso de Messi fue bien recibida por los inspectores de Hacienda. Prueba de ello es que la cuenta de Twitter de la Junta de Gobierno de la Organización profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) retuiteó la información de El Confidencial.

El juez se acoge a la declaración de un perito que afirmó en su declaración que Messi, en cuanto a su actividad económica, "firma lo que le ponen, no tiene tiempo ni ganas, se dedica al fútbol y ya está", aunque puntualizó que eso era una "opinión subjetiva". Subjetiva o no, parece evidente que Leo está más pendiente de jugar, aunque todo este asunto le puede descentrar. 

 

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios