Es noticia
Menú
La razón por la que el 'paddock' no quiere que Andretti entre de lleno en la Fórmula 1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NUEVO EQUIPO DE FORMULA 1

La razón por la que el 'paddock' no quiere que Andretti entre de lleno en la Fórmula 1

En contra de lo que dictaría toda lógica, la futura presencia de un segundo equipo estadounidense en la parrilla ha sido acogida con bastante frialdad en el paddock.

Foto: El histórico Mario Andretti. (Thomas J. Russo/USA TODAY)
El histórico Mario Andretti. (Thomas J. Russo/USA TODAY)

No ocurre solo en Fórmula 1. En las películas de James Bond cualquiera pensaría que los ingleses siguen dominando el mundo, como en tiempos de la Reina Victoria. En el Mundial, el Reino Unido sigue siendo la potencia dominante, pero aún así la llegada del nombre Andretti al campeonato se ha recibido con cierta arrogancia. Veamos por qué.

La presencia de Andretti en la Fórmula 1 es un proyecto empresarial de Michael, el hijo del mítico Mario (campeón del mundo de 1978), el gran mito del automovilismo norteamericano que apoya fervientemente la idea y ayuda en todo aquello que pueda ser útil. Desde que los planes de comprar Sauber a finales del año pasado se fueran al traste a última hora, los Andretti han estado trabajando en una ruta alternativa para entrar en la Fórmula 1 creando un nuevo equipo desde cero.

Debido a los actuales 'númerus clausus' de la competición, la única forma de entrar es, en principio, comprando una de las diez franquicias actuales. Por ello las negociaciones con Sauber. Fallida esa operación, la siguiente alternativa era el equipo Haas, pero tal y como el propio Michael Andretti ha reconocido, siempre se ha encontrado con una negativa de Gene Haas para venderle su escudería. La guerra de Ucrania y la subsiguiente salida de sus financiadores rusos podría hacer repensar a Haas esa oferta. Pero el propio Mario Andretti destacó en una reciente entrevista que la decisión de pedir a la FIA una plaza extra está tomada y solicitada.

placeholder Michael Andretti ha creado una de las estructuras de competición más fuertes. (Andretti)
Michael Andretti ha creado una de las estructuras de competición más fuertes. (Andretti)

Una barrera de entrada de 200 millones

Bajo el último 'Pacto de la Concordia' de la F1, firmado por los 10 equipos actuales a mediados de 2020, un nuevo equipo tendría que pagar una tarifa de 200 millones de dólares. Como es lógico, Michael Andretti ha tratado de negociar este punto. Su principal argumento son las circunstancias especiales que rodean el ser un equipo estadounidense cuando, a Fórmula 1 esta ganando su espacio en el corazón de los aficionados americanos por primera vez en la historia gracias a la serie de Netflix 'Drive to survive'.

Sin embargo, a pesar del prestigio que el nombre Andretti aportaría a la Fórmula 1, la acogida no ha sido todo lo calurosa que debería suponerse. El único que ha reaccionado con alegría ha sido Zak Brown que, por amistad, afinidad patriótica o simple clarividencia mercadotécnica, ha criticado a sus colegas por su falta de visión ante semejante oportunidad: ¿estamos tratando de hacer crecer el deporte o en el pan para hoy y el hambre para mañana?, vino a decir el jefe americano de McLaren

Como destacó recientemente Brown, Mario Andretti es un campeón del mundo, Michael también fue piloto de Fórmula 1, y sus equipos son de los más brillantes al otro lado del Atlántico, además de llegar bien armados financieramente. El reglamento siempre ha previsto parrillas de hasta 24 coches, con lo cual quedaría espacio teóricamente para dos equipos más. Si estas escuderías son fuertes, el valor no se diluye sino que aumentaría, defendió el estadounidense.

Sin embargo, todos estos argumentos de peso no recibieron buena acogida porToto Wolff que, en un ejercicio de indisimulada arrogancia, llegó incluso a preguntar qué aportaba a la Fórmula 1 la llegada de los Andretti como equipo: "La Fórmula 1 es la cumbre del automovilismo como lo puede ser la Champions League o la NFL en el planeta deportivo. Si quieren ser competitivos necesitarán alrededor de 900 millones de euros para empezar. Cada equipo que se una a la competición necesita agregar valor, no vale solo con pagar una tarifa de inscripción de 200 millones, sino que debe demostrar, en mi opinión, lo que puede aportar a la competición", afirmó el jefe de Mercedes.

Wolff puede estar equivocado, pero su inteligencia nunca da puntadas sin hilo. Su desdén hacia un nombre legendario y un gran equipo hay que leerla en clave de lo que eso afecte a su bolsillo. Habría que preguntarle a Toto Wolff qué aporta a la Fórmula 1 un equipo Williams gestionado por un fondo de inversión cuyo único objetivo es ordenarlo para ponerle un lacito y venderlo. Pero el Williams es un coche manufacturado por su equipo Mercedes hasta donde el reglamento lo permite, que es mucho. 'Money talks', que tanto gusta decir en Brackley, la sede del equipo.

placeholder Wolff y Horner coinciden en no dar la bienvenida a Andretti. (Reuters/John Ding)
Wolff y Horner coinciden en no dar la bienvenida a Andretti. (Reuters/John Ding)

Horner disimula, pero no apoya

Sin ser tan explícito como Wolff, el jefe de Red Bull, Christian Horner, tampoco saltó de alegría ante la llegada de Andretti: "Hay un criterio claro a través del Acuerdo de Concordia que debe cumplirse y aprobarse. Ese acuerdo está ahí para proteger a los 10 equipos titulares y no para diluir su valor. Así que eso tendría que ser analizado cuidadosamente", afirmó el mánager británico.

Horner es muy consciente de la excelente relación de su proveedor de motores, Honda, con Andretti, fruto de sus muchos triunfos al otro lado del Atlántico. En Red Bull no quieren compartir ese 'Colacao' con nadie y, por eso, a Andretti no le ha quedado otra opción que hablar con Renault, mucho más receptivo. Ya ven aquí la paradoja actual del paddock de la Fórmula 1: ingleses y alemanes cardando la lana y los franceses llevando la fama de mirar por encima del hombro. Laurent Rossi, el CEO de Alpine -ahora el emblema de todo lo concerniente a carreras dentro del grupo Renault-, no solo está encantado de proporcionarles sus motores, sino que no descarta incluso ampliar la colaboración a otros terrenos a futuro como podría ser la presencia en el Mundial de Resistencia.

Renault necesita un segundo equipo para acelerar el desarrollo de sus motores y, de paso, aliviar el peso económico de ir en solitario. Pero Rossi también está pensando como constructor de coches de calle. Para Alpine, la asociación con una marca legendaria en el mayor mercado del mundo como es Andretti supone una oportunidad demasiado buena como para dejarla pasar por alto. De modo que no toda Europa mira con desdén la llegada del nombre Andretti. Por increíble que parezca, el comportamiento de muchos jefes de equipo históricamente es como el de ese vecino que no quiere pagar la cuota de reparación del ascensor de la comunidad porque ellos viven en la planta baja. la Fórmula 1 no deja de ser un reflejo del mundo a pequeña escala.

No ocurre solo en Fórmula 1. En las películas de James Bond cualquiera pensaría que los ingleses siguen dominando el mundo, como en tiempos de la Reina Victoria. En el Mundial, el Reino Unido sigue siendo la potencia dominante, pero aún así la llegada del nombre Andretti al campeonato se ha recibido con cierta arrogancia. Veamos por qué.

Fórmula 1 Toto Wolff McLaren
El redactor recomienda